<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Judo paisa procura reinventarse

  • Desde 2015 Juan Pablo Hernández hace parte del programa Talentos Postobón, que lo apoya con los gastos e implementación deportiva para sus eventos internacionales. FOTO Manuel Saldarriaga
    Desde 2015 Juan Pablo Hernández hace parte del programa Talentos Postobón, que lo apoya con los gastos e implementación deportiva para sus eventos internacionales. FOTO Manuel Saldarriaga
Publicado el 29 de marzo de 2019

En 2009, en medio de una entrevista tras ser campeón departamental, Juan Pablo Hernández Echavarría vaticinó uno de los sucesos que marcarían su vida en el judo colombiano.

“En cuatro años iré a mi primer Mundial y quiero que sea en Miami”, dijo en su momento el menor de los hernández Echavarría.

La sorpresa fue enorme cuando Claudia, su mamá, encontró en una pila de papeles el recorte de aquel artículo, a menos de un mes de que Juan Pablo compitiera en el Campeonato del Mundo sub-18 en Miami, en 2013, el primero de su carrera deportiva.

Premonición, una cuestión de fe o una jugada caprichosa del destino hicieron que este paisa cumpliera su sueño justo como lo deseó siendo niño.

En ese torneo llegó hasta dieciseisavos de final y terminó en la posición 16 entre 32 competidores.

“Los resultados no se me dieron, pero peleé súper bien, gané dos combates (contra rivales de Bélgica y Estados Unidos, que son potencia) y caí ante un contrincante de Mongolia que, en ese torneo, fue subcampeón”, cuenta Juan Pablo, ahora de 22 años.

Pero, más allá del resultado en el tatami, su satisfacción fue recorrer las playas de South y Crandon Beach, algo que nunca imaginó que iba a ser realidad de no haber sido por el judo, que lo alejó de la vulnerabilidad del barrio donde vivía.

Dios, cuenta el deportista, lo escuchó de nuevo y le cumplió su segundo deseo de manera consecutiva: combatir en Dubái, otro de esos exóticos parajes que siempre quiso conocer. Allá le fue mejor, pues en el Mundial de la misma categoría fue séptimo.

Ese fue su arranque a nivel internacional, “aunque antes ya había recorrido Suramérica en competencias juveniles”. Ya son 27 los países que ha conocido por cuenta de las llaves y luxaciones, con las que ha ganado ocho campeonatos suramericanos, dos panamericanos, títulos centroamericanos, podio en las competencias del ciclo olímpico, campeón de copas Mundo, todos reconocimientos en las categorías sub-15, 18, y 21.

Desde que llegó a la división de menos 66 kilogramos mayores, hace dos años, ha cosechado tres triunfos en el extranjero: el segundo lugar en el Open de Chile-2017, un oro en el Suramericano de 2018 y una medalla de bronce en el Panamericano de Argentina.

Este año, su mayor reto es lograr el cupo a los Juegos Panamericanos de Lima, por eso, en el clasificatorio del próximo mes en la capital inca saldrá en procura del primer lugar del podio.

“Además de clasificar, ser primero me permitirá viajar a Japón durante tres semanas para entrenarme rumbo a las competencias venideras”, dice Hernández, quien, además, es esperanza de clasificación a Tokio-2020.

“Juan Pablo tiene todo el perfil para llegar a los Olímpicos, se ha destacado en todas las categorías, la idea es que sume el mayor número de puntos en el ranquin para que pueda quedarse con un cupo”, señaló Juan Esteban Ochoa, entrenador de la Selección Antioquia.

Hoy acumula 185 puntos con miras a Olímpicos. Su meta es llegar a 600 unidades, un registro que le permitiría estar en Tokio y así romper con 32 años de ausencia de un judoca antioqueño en esas justas.

Contexto de la Noticia

proyecto para salir del letargo

Durante los últimos meses, la dirigencia de la Liga Antioqueña de Judo, encabezada por el presidente Luis Eduardo Ochoa, viene trabajando en la implementación de un proyecto a diez años para “sacar la liga del atraso de 40 años que tiene respecto a otras del país”, asegura el representante de esta jerarca.

Ochoa explica que 2019 será el año cero para iniciar el proceso que está dividido en tres líneas: “En lo competitivo tenemos que disminuir la brecha con el Valle, potencia que cuenta con la medallista olímpica Yuri Alvear. En lo social queremos ampliar la cobertura en las subregiones. Y en lo deportivo trabajaremos para tener representación en los Olímpicos de Tokio-2020 y París-2024”.

Para desarrollar el último punto, la entidad contará con el apoyo de 4 entrenadores extranjeros, quienes se encargarán de los niños de 6 a 12 años para encaminarlos desde la base al alto rendimiento.

Descentralización, programa bandera

Además de Medellín, la liga de este deporte interviene en los municipios de Envigado, Sabaneta, Itagüí, La Estrella, La Ceja, Rionegro, Barbosa, Santa Rosa de Osos, Bello, Andes, Apartadó y Carepa, con clubes afiliados a la entidad.

La proyección es poder llegar a 50 municipios para así poder abrir centros de desarrollo en las subregiones. “La idea es que estos lugares se conviertan, por decirlo de alguna forma, en acopios de talentos que lleguen hasta el alto rendimiento sin necesidad de trasladarse a Medellín para continuar con su proceso”, comenta Ochoa, quien también aspira contar con entrenadores formados en las regiones para que los centros no dependan de la capital, esto le ahorraría a la entidad recursos y tiempo. “En las regiones es donde está el judo, donde hay talentos. Tenemos 38 focos contando clubes e instituciones educativas. Este año se unirán Turbo y Necoclí”.

las Bases están en la lupa de la Liga

Si hay algo en judo en lo que pondrán énfasis en los próximos años es en las bases. El presidente de la liga es crítico al afirmar que es uno de los aspectos que tienen más descuidados. “Las bases están regulares porque, finalmente, nos falta organización más que cantidad de niños y jóvenes inscritos. Eso obedece a que necesitamos hacer una reestructuración administrativa para tener instructores que, primero, sean profesionales en entrenamiento deportivo o afines y. segundo, que puedan dedicarse de tiempo completo, que puedan vivir solo del judo”, manifiesta el dirigente.

Juan Esteban Ochoa, entrenador de la Selección Antioquia, es uno de los técnicos que cumple con ese perfil, pues además de haber sido judoca, cursa estudios relacionados con el deporte. Hoy, la liga cuenta con 1500 menores que hacen parte de los clubes afiliados y semilleros con los que practican cuatro veces a la semana.

Proyección a juegos nacionales

Estas justas serán la plataforma para que el judo antioqueño muestre los avances del denominado año cero que será 2019 en su proyección a diez años.

Los entrenadores de la jerarca esperan traerse de Bolívar cuatro medallas de oro. Indeportes proyecta dos.

Juan Pablo Hernández, en la división de menos 66 kilogramos; Keyla Noemí Vásquez, en menos 57 kg, y Alexánder Borja, en menos 85 kg y en peso libre, son los deportistas en quienes recae la responsabilidad de conseguir los metales dorados para el departamento.

“En katas esperamos la sorpresa de, al menos, contar con un oro, no la contamos pero podría ser la quinta de la delegación”, señala el entrenador Ochoa. Para alcanzar ese objetivo, la entidad prepara un equipo interdisciplinario, conformado por dos entrenadores, dos fisioterapeutas, nutricionista, sicólogo, preparador físico y dos metodólogos.

PROTAGONISTAS Figura camino a los nacionales

Keyla Noemí Vásquez
Judoca antioqueña

La bellanita es otra de las judocas en proyección de este deporte. Viene de ser medalla de bronce en el Open Panamericano en Córdoba, Argentina, en la categoría de menos 57 kg mayores y la próxima semana, en el Nacional prejuegos, que tendrá como sede a Medellín, buscará su tiquete a los Juegos Nacionales.

“Estoy entrenando fuerte y espero poder ser parte de la Selección Antioquia en Bolívar”.

Jessica Quintero Serna

Cuyabra. Comunicadora social-periodista de la Universidad del Quindío. Redactora del área de Deportes.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS