<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Los increíbles 13 segundos que cambiaron la historia de un juego

  • Randy Arozarena se lanza en pos del plato con la octava carrera de los Rays ante el desconsuelo del pitcher Kenley Janses. Foto AFP
    Randy Arozarena se lanza en pos del plato con la octava carrera de los Rays ante el desconsuelo del pitcher Kenley Janses. Foto AFP
EFE | Publicado el 25 de octubre de 2020

El duelo por el título de la Serie Mundial entre los Rays de Tampa Bay y los Dodgers de Los Angeles dejó otra jornada especial e histórica con un Cuarto Partido que generó nuevas marcas y un final poco común.

Se podría decir que se trató de uno de los finales más cerrados y raros en la historia del Clásico de Otoño, que dejó a los Rays como los ganadores y con la oportunidad aprovechada de empatar (2-2) la serie que disputan el mejor de siete.

Puede leer más aquí: Emocionante final del cuarto juego y Tampa iguala 2-2 Serie Mundial con Dodgers

El escenario de nuevo fue la sede burbuja del Globe Life Field, de Arlington (Texas), donde la organización sigue siendo perfecta y la asistencia de espectadores, aunque limitada al 25 por ciento del aforo, todo un éxito para las Grandes Ligas y la lucha contra la pandemia del coronavirus.

Los Rays aprovecharon un error de los Dodgers que les permitió remontar la pizarra en el noveno episodio con marcador final de 8-7 y dejar tirados en el terreno de juego al equipo angelino, que había estado durante todo el partido al frente del marcador.

El juego tuvo una duración de 4:10 horas, presentó los primeros cambios de liderazgo de la serie y cautivó a la multitud de 11.441 asistentes que se dieron cita en las gradas del estrenado esta temporada “Globe Life Field”, que volvió a lucir con el techo retractable cerrado.

Con dos outs y dos strikes en la novena entrada, el guardabosques Brett Phillips conectó sencillo al central castigando al cerrador Kenley Jansen, lo que trajo la carrera que empató el juego.

Le podría interesar: Colombiano es nominado al Guante de Oro en Grandes Ligas

Después, el jardinero central Chris Taylor lanzó la pelota y el guardabosques cubano de los Rays, Randy Arozarena, quien estaba en primera, se mantuvo corriendo.

Taylor le lanzó la pelota al primera base Max Muncy, quien se la pasó al receptor Will Smith.

Arozarena había tropezado alrededor de la tercera e iba a quedar fuera por 30 pies, hasta que Smith dejó caer la bola y el rebote permitió que Arozarena llegara a la timbradora con la carrera de la victoria. La acción, desde el lanzamiento de Jansen hasta la llegada al polato de Arozarena duro tan solo 13 segundos. Una historia que cambió en tan solo ese tiempo.

El Quinto Partido de la serie se llevará a cabo este domingo cuando los Rays manden al montículo a su abridor el derecho Tyler Glasnow, y los Dodgers suban al montículo al zurdo estelar Clayton Kershaw.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS