<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

Lo mejor y lo peor del año 2023 en la televisión colombiana: todos los aplausos son para Rigo

Tres expertos hacen un balance de lo mejor y lo peor del año en la televisión colombiana. Los realitys, en deuda.

  • Rigo y Ana de Nadie, ambas de RCN, fueron las producciones mejor valoradas del años 2023. FOTOS: Cortesía RCN TV
    Rigo y Ana de Nadie, ambas de RCN, fueron las producciones mejor valoradas del años 2023. FOTOS: Cortesía RCN TV
  • Ventino (Caracol) y Tía Alison (RCN) estuvieron entre las decepciones de este 2023. FOTOS: Cortesías
    Ventino (Caracol) y Tía Alison (RCN) estuvieron entre las decepciones de este 2023. FOTOS: Cortesías
05 de diciembre de 2023
bookmark

Sin los picos de rating que en su momento (hace 20 años) marcaron Yo soy Betty o Pedro, el escamoso, superiores a los 50 puntos, la televisión colombiana sigue cautivando al público nacional, en especial entre los 45 y los 70 años de edad, de acuerdo a los registros de Ibope Kantar Media.

Los programas de concurso de Caracol, Desafío The Box y Yo me llamo, fueron los de más alto rating a lo largo del año, con promedio de 10 puntos de audiencia, por debajo, por ejemplo, de lo que marcó en 2022 la telenovela Arelys Henao, canto para no llorar, que fue lo más visto de ese año, con picos de 15 puntos.

“Las cosas no son diferentes a lo de años pasados, predominan los realitys, que son muy redundantes en su lógica televisiva, es la misma fórmula de siempre, dependen de escándalos o libretear situaciones para tener impacto”, es el balance que hace Juancho Parada, bloguero en temas de televisión, cultura y espectáculos.

Parada llama la atención sobre la reducción cada vez más de la audiencia de la televisión abierta, tanto así que es muy complejo que ahora un programa supere los 10 puntos de rating (un punto de rating en Colombia equivale a 280.000 personas).

Lo más destacado

El bloguero destaca el dramatizado Rigo, que pese a no ser primero en audiencia, ha marcado tendencia, a partir de una historia que toca fibras y que es aspiracional.

“Fue un acierto, falta ver cómo la cierran, porque Leandro Díaz (2022) se les cayó después de que el personaje tenía cierto recorrido”.

Destaca que la escena en la que asesinan al papá de Rigo está dentro de lo mejor que se ha hecho en los últimos 10 años en la televisión colombiana.

Le recomendamos leer: Daniel Lema, el montañero que canta Hijo de Urrao

A los elogios a la historia de Rigoberto Urán, escrita por César Augusto Betancur (Pucheros), se suma el investigador y analista de audiencias de medios Jorge Puche.

“El canal acude de muy bonita forma a las emociones colectivas que despierta y mantiene ese personaje”.

También celebra que RCN haya revivido el formato de Expedición Robinson, que pese a que no tuvo suerte en rating “de esos intentos salen cosas emocionantes”.

El periodista Carlos Ochoa, experto en telenovelas, tiene en su top 3 de lo mejor del años a tres dramatizados: Ana de nadie, Rigo y La primera vez, esta última de Netflix.

En su lista también están Pálpito (Netflix) y Yo me llamo (Caracol).

Ochoa destaca que Ana de Nadie llevó a que muchos televidentes se volvieran a acercar a los programas nacionales, a la vez que pondera el regreso de Paola Turbay a los dramatizados criollos.

Ventino (Caracol) y Tía Alison (RCN) estuvieron entre las decepciones de este 2023. FOTOS: Cortesías
Ventino (Caracol) y Tía Alison (RCN) estuvieron entre las decepciones de este 2023. FOTOS: Cortesías

Lo menos visto

Para Carlos Ochoa los fracasos del año fueron Ventino (Caracol), Los Medallistas (Caracol), Tía Alison (RCN), Survivor, La isla de los famosos (RCN) y Los Billis (Prime Video).

Juancho Parada por su parte, habla de 1994, el documental de Señal Colombia, del que dice que le quedó a deber.

Menciona también que Master Chef Celebrity parece haber desgastado la fórmula.

Le puede interesar: Las producciones de TV más buscadas por los colombianos en Google en los últimos 19 años

Cree que fue un desacierto emitir la segunda temporada de Pasión de gavilanes, muy distante de lo que fue la producción de 2003 y más lejos aún de la historia original: Las aguas mansas (1994).

Plataformas

Sobre las producciones colombianas estrenadas en plataformas, a Juancho Parada le llama la atención que Netflix y Prime Video repitan esquemas narrativos y actores, tal y como sucedió con las series Mi primera vez y Los Billis, respectivamente.

“Si bien las historias de base son interesantes, los planteamientos y la realización no convencen”, reitera Parada.

También raja la producción Historia de un crimen: Mauricio Leal, de Netflix.

Tanto Ochoa como Parada opinan que tanto RCN como Caracol este año le apostaron más a la producción de proyectos para las plataformas y descuidaron la programación nacional, de ahí la abundancia de repeticiones y remakes.

Lea también: ¿Por qué a Rigo le va mal en rating si todos hablan bien de la serie?

Lo mejor en las plataformas

Jorge Puche, analista e investigador de audiencias, destaca dos producciones internacionales como las mejores de 2023:

1. Nada: “Miniserie argentina que está en Star+ y en la que actúa Robert De Niro, ver a un ícono del mercado de entretenimiento americano actuar en una serie latina, hablada originalmente en español, me pareció especialmente bien lograda la intención de narrar un drama íntimo en clave de comedia. Es que, al menos para mi, la factura del audiovisual argentino es muy elevada; casi todo lo de allá me gusta. Me entretuve mucho viéndola, me pareció que estuvo muy bien explotado el formato de miniserie porque además, son como 5 capítulos de alrededor de media hora de duración que la hacen muy cómoda de ver” .

2. The Last of Us: “Me gustó mucho porque al comienzo de este año, cuando se estrenó en HBO Max, todavía estaba muy vivo en la memoria de todos, lo que habíamos vivido y sufrido durante la pandemia. Para mí, fue como ver ficcionado, lo que de alguna manera viví. Me parece que fue un acierto, un golazo de la industria audiovisual porque tocó las sensaciones íntimas de las personas. Esa serie es una manera (costosa pero poderosa) de poner a la audiencia en el centro de lo que hacemos en los medios de comunicación, que al fin y al cabo es una búsqueda constante. Entre todas las historias de universos distópicos, para mi The Last of Us es una obra maestra; lo mejor que vi luego de El Planeta de los Simios, mi distopía favorita (la de Tim Burton, no las secuelas modernas que son ‘baratijas’ a su lado)”.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*