<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Taylor Swift se reconcilió con Spotify, pero no con Katy Perry

  • FOTO: Reuters.
    FOTO: Reuters.
09 de junio de 2017
bookmark

La cantante Taylor Swift, conocida no solo por su música, sino también por su pelea con la plataforma de streaming Spotify, en la que sus canciones no estaban disponibles, volvió a subir cada uno de sus álbumes a ese servicio, después de haber reclamado públicamente que no les pagaban lo suficiente a los artistas.

La decisión de Taylor se convirtió en noticia, además, porque puso su música de vuelta en Spotify el mismo día que la cantante Katy Perry, con quien ha tenido diferencias en los últimos años. Perry lanzó su quinto álbum titulado Witness. ¿Sería coincidencia o parte de la pelea?

Taylor Swift es una de las artistas pop contemporáneas que vende más discos en el mundo. 1989, su más reciente trabajo, alcanzó la cifra de 10 millones de copias. Ese álbum es de los que ahora está disponible, no solo en Spotify, también en Deezer, Tidal y Pandora; Apple Music es la única plataforma en la que tenía su música.

“Taylor quiere agradecer a sus seguidores dejando su catálogo disponible en todos los servicios de streaming desde la medianoche”, informó el jueves la cuenta de Instagram Taylor Nation. Con esa decisión la artista podría afectar las reproducciones del álbum de Katy, bastante importantes para los artistas, pues cada stream (darle play a la canción) en Spotify cuenta para alcanzar el número en listas como las de Billboard.

Según Reuters, Swift retiró sus álbumes de los servicios de streaming en noviembre de 2014, después de publicar una columna de opinión en el periódico Wall Street Journal en la que decía que “la piratería, el compartir archivos y el streaming han reducido drásticamente las ventas de álbumes pagados (...) Mi opinión es que la música no debería ser gratis”.

La pelea entre Katy Perry y Taylor Swift es reconocida en el entretenimiento y tiene como causas que Katy se llevara dos bailarines del equipo de Swift para su gira de conciertos y que saliera con su exnovio, John Mayer.

Después de eso, Taylor lanzó su canción Bad Blood, que se percibió como un ataque a Katy por el contenido de su letra. Ahora Perry incluye en su nuevo álbum el tema Swish Swish en el que dice: “Es gracioso, mi nombre sigue saliendo de tu boca, porque sigo ganando”.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD