<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Así fue el primer concierto de Kraken

  • De izquierda a derecha: Hugo Restrepo, Gonzalo Vásquez, Elkin Ramírez, Ricardo Posada y Jorge Atehortúa. Grupo Kraken. FOTO ARCHIVO
    De izquierda a derecha: Hugo Restrepo, Gonzalo Vásquez, Elkin Ramírez, Ricardo Posada y Jorge Atehortúa. Grupo Kraken. FOTO ARCHIVO
  • Así fue el primer concierto de Kraken
  • Así fue el primer concierto de Kraken
30 de enero de 2017
bookmark

La historia del rock colombiano cambió para siempre en la noche del 22 de septiembre de 1984. A las 8:30 p.m. y con 980 personas al frente Elkin Ramírez tomó el micrófono y presentó por primera vez su proyecto de vida: la banda Kraken.

El escenario elegido fue el teatro Lux, en el barrio Manrique, que cumplía dos décadas de funcionamiento. Se trataba de un teatro que también funcionaba como cine y tenía capacidad para 1000 personas, según consta en los registros de EL COLOMBIANO de la época.

“Gran concierto 84. Heavy Metal. Kraken y Opus”, decía la boleta impresa en cartulina blanca y con una advertencia al final. Aunque nadie los conocía decidieron que se reservaban el derecho de admisión.

Atrás de la boleta, como elemento de seguridad, está la firma del propio “Titán”. Según Hugo Restrepo, primer guitarrista de la banda, en ese entonces era muy costoso mandar a imprimir boletas y no se conocía de sellos de seguridad. Como tampoco tenían manager o asistentes, era el mismísimo cantante el que firmaba -una por una- las casi 1.000 entradas que se imprimieron.

Restrepo guarda entre sus tesoros la boleta número 911 y cuatro fotos que dan cuenta de ese histórico momento. “Yo tenía una pinta graciosa con balaca en la frente y pañoleta en el cuello. Elkin, en cambio, estaba vestido casi como vikingo. Él siempre tuvo la pinta de rockero, desde el primer día que lo vimos”, recordó.

Entre el público estaban los padres de Elkin y amigos cercanos de la banda. Opus ofició como telonero, y finalmente Kraken salió a escena. Jorge Atehortúa estaba en el bajo, Jaime Tobón en la guitarra rítmica, Gonzalo Vásquez en la batería, Restrepo era el guitarrista líder y Ramírez -para entonces el único “mechudo”- cantaba. La presentación terminó un par de horas después en medio de ovaciones.

Cuando la gente se fue, la banda volvió a ser un grupo de amigos, “gente normal”. Restrepo recuerda así ese momento: “nosotros empacamos todos los instrumentos y cada uno se fue en taxi para su casa. Elkin, que era el líder y el encargado de la administración, se quedó contando la plata, revisando los daños y cuadrando lo que había que pagar”.

Apenas tres días después volvieron a verse y entonces sí celebraron. Recordaron los mejores momentos de la presentación, se felicitaron, se hicieron sugerencias para mejorar y siguieron ensayando.

Primer concierto de Elkin Ramírez con Kraken
Primer concierto de Elkin Ramírez con Kraken

Un año de trabajo
La presentación en el Lux fue el resultado de un año de ensayos. En 1983 Kraken estaba formado por Jorge, Jaime, Hugo, Gonzalo y Jairo Álvarez, este último vocalista. Algunos como Hugo apenas estaban terminando el colegio.

Pero Jaime tuvo que retirarse y no quiso dejar la banda tirada. Por eso les recomendó a un amigo que también se había quedado sin banda tras la disolución de Kripzy.

“Jaime nos llevó a una casa en Envigado en la que él (Elkin) estaba. Desde el principio nos impresionó: era “mechudo” con la pinta de rockero que uno siempre veía en los discos. Él sacó un disco de Black Sabbath y sobre la pista de “heaven and hell” comenzó a cantar y todos nos quedamos con la boca abierta”, recuerda Hugo.

Unos días después fueron a la casa de Gonzalo, en Los Balsos y comenzaron a ensayar, como si llevaran años juntos. La decisión de acogerlo fue unánime. “Era el rockero que uno se soñaba para su banda, tenía la pinta, la afinación y esa voz”, agrega Restrepo.

El guitarrista se retiró después de grabar el cuarto álbum. Este lunes, después de darle el último adiós a su amigo, aseguró que su sueño en los 80 era tener una banda importante en el ámbito local. “Fue Elkin quien soñó -y logró- que Kraken se volviera un símbolo del arte en Colombia y la banda más importante del país. Fue su proyecto de vida y logró trascender con él”.

El concierto en homenaje a Galán
Era el 19 de agosto de 1989, el país en general estaba conmocionado porque hacía menos de 24 horas había sido asesinado Luis Carlos Galán Sarmiento.

En Medellín, sede del cartel de drogas que había ordenado el atentado, la presencia policial había aumentado en las calles.

Para ese día estaba programado un concierto de rock en la plaza de toros La Macarena, la banda principal que tocaría era Kraken y aunque muchas voces pedían que se cancelara, la voz de el “Titán” Elkin Ramírez lo impidió, “será un concierto en homenaje a Galán”, afirmó en ese entonces Ramírez.

“Esa noche de sábado todo el concierto fue un homenaje a Galán”, recuerda uno de los asistentes.

Palabras de Elkin Ramírez durante el concierto en homenaje a Galán, en el cual pide un minuto de silencio “por la paz, el respeto y la libertad”.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*