<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

La miniserie que puso a hablar (y jugar) ajedrez

Gambito de dama es, en su formato, la más popular en la historia de Netflix. Habla de una ajedrecista y sus luchas en este deporte, que se juega así.

  • Anya Taylor-Joy es la protagonista de Gambito de dama, actualmente la miniserie más vista de Netflix. FOTO cortesía netflix
    Anya Taylor-Joy es la protagonista de Gambito de dama, actualmente la miniserie más vista de Netflix. FOTO cortesía netflix
30 de noviembre de 2020
bookmark

Son 32 piezas: 16 blancas y 16 negras. Un tablero de 8 filas y 8 columnas que forman 64 casillas llamadas escaques. El ajedrez es un juego de estrategia que tiene más de cinco siglos de existencia y su objetivo es amenazar al rey del oponente tras una serie de movimientos. “Dar jaque mate al adversario”, lo explica la Federación Nacional de este deporte, Fecodaz, en su web.

Del ajedrez se está hablando ahora gracias a la miniserie de Netflix, Gambito de Dama, basada en la novela de Walter Tevis escrita en 1983 y que narra la historia de una joven con un extraordinario talento para esta práctica, pero con múltiples problemas personales y el afán de conquistar el hipermasculino mundo de este deporte tan competitivo. Se estrenó el 23 de octubre.

Netflix contó cómo Gambito de dama estableció un récord como serie limitada (de una sola temporada): “62 millones de hogares eligieron verla en los primeros 28 días desde su estreno en la plataforma. Su alcance global abarca desde Rusia y Hong Kong hasta Francia, Taiwán y Australia. Se ubicó entre las 10 más populares en 92 países y fue número uno en 63 de ellos”. Actualmente, en Colombia, está en el top 10 de lo más visto.

Movimientos precisos

Henry Panesso, maestro internacional de ajedrez y campeón nacional en categorías juveniles y mayores, quien además ya se vio los capítulos, cuenta que la idea del éxito de la serie la podría explicar su realismo (uno de sus asesores fue el excampeón mundial de ajedrez ruso Garri Kaspárov) y así varios colegas suyos se han percatado de posibles errores matemáticos o de conversaciones dentro de las partidas que no se dan realmente, “cada persona se logra adaptar y apropiar del personaje, sin necesidad de saber de la misma disciplina”.

A Melissa Castrillón Gómez, maestra internacional de ajedrez, campeona nacional en todas las modalidades, medalla de plata en una olimpiada y hoy integrante de la selección Colombia, le impactó ver cómo se hacían las anotaciones de las jugadas antes, “que eran descriptivas y desde 1997 cambiaron a algebraicas, entonces para nosotros los más jóvenes que no estamos acostumbrados a escribirlas así fue bastante interesante”.

A jugar intensamente

Además de las visualizaciones en Netflix, el interés por el llamado deporte ciencia ha crecido. El libro Gambito de reina, 37 años después de su publicación, se encuentra hoy en la lista de libros más vendidos del New York Times; la búsqueda del término “ajedrez” en Google se duplicó en el mundo desde el 24 de octubre y la pregunta, ¿cómo jugar ajedrez?, alcanzó el punto máximo en nueve años.

La National Public Radio en Estados Unidos habló con Mary Higbe, director de mercadeo de Goliath Games, fabricante y distribuidor internacional de juguetes y juegos, quien confirmó que las ventas de ajedrez en octubre aumentaron un 178 % con respecto al mismo período del año pasado, “y algo más inesperado sucedió a fin de este mes. Ahora nuestras ventas de ajedrez han subido 1.048 %”. La explicación que da Higbe es que todo se dio por la serie.

Gambito de dama

Reina o dama, es lo mismo, es una de las piezas del ajedrez junto con el rey, los alfiles, las torres, los caballos y peones. El nombre del libro y de la miniserie hace parte de uno de los tantos movimientos que tiene el juego. Panesso explica que gambito, en el juego, significa una acción en la que se utiliza un cebo para sacar algún provecho. “Gambito de dama es sacrificar un peón muy cercano al movimiento llamado apertura del peón dama, que es ese primer desplazamiento del peón que está al frente de ella y que se mueve dos pasos hacia adelante”.

Panesso precisa que al ser este un juego de táctica y estrategia hay bastante teoría que debe estudiarse y practicarse y en eso entrenan. Hay tres tipos de partidas que se miden en tiempo: las blitz o relámpago (15 minutos para toda la partida), las rápidas (entre 15 y 60 minutos) y las clásicas o estándar (de más de una hora). “Me he llegado a tirar seis horas en partidas de este tipo”, cuenta el también entrenador de la liga antioqueña, y aclara Castrillón que la serie muestra cómo en esa época las partidas quedaban aplazadas y hoy eso no se da, “así sean partidas muy largas se tienen que terminar”.

La clasificación mundial se da gracias al sistema de puntuación Elo, que va cambiando a medida que se enfrentan a jugadores ranqueados y “donde ganas o pierdes puntos Elo dependiendo del resultado que tengas contra otra persona”, anota Panesso, quien agrega que actualmente hay un campeón mundial, el Gran Maestro Internacional Magnus Carlsen, de Noruega, de 29 años.

Lo que reiteró la ajedrecista Castrillón es que el ajedrez será siempre emocionante, “cada partida es un mundo diferente, batallas distintas y es impresionante ver todo lo que se puede calcular”. Por eso, si no tiene un tablero en casa también hay aplicaciones y hasta páginas en las que puede jugar en línea a ver si hace un gambito de dama y sigue la partida hasta decir: “jaque mate”

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*