<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
30.000 sin empleo, si no llega el papel
  • 30.000 sin empleo, si no llega el papel | Seis días van desde que comenzó el viaje del cargamento de papel para los periódicos de Venezuela. Las 52 toneladas continúan en las bodegas de Venescca, en Guarero. FOTO COLPRENSA
    30.000 sin empleo, si no llega el papel | Seis días van desde que comenzó el viaje del cargamento de papel para los periódicos de Venezuela. Las 52 toneladas continúan en las bodegas de Venescca, en Guarero. FOTO COLPRENSA
Por EL TIEMPO (VENEZUELA) | Publicado el 06 de abril de 2014

A la prensa venezolana se le agotan los turnos al bate. Juega el noveno inning de un partido que arrancó en 2012 y la escasez de papel, su rival a muerte, amenaza con dejarla en el terreno.

En lo que va de 2014, por lo menos seis publicaciones periódicas han salido de circulación por falta de papel. El año pasado, otras tres se despidieron "temporalmente" de sus lectores con la promesa de volver cuando los insumos lleguen a suelo criollo. Pero aún esperan en la banca. El número de medios que ha tenido que reducir la paginación de sus productos editoriales para sobrevivir la carestía es mayor.

El Instituto Sociedad y Prensa (Ipys), organismo que sigue de cerca la batalla que libran los impresos, estima que entre enero y lo que va de marzo de 2014 alrededor de 33 periódicos recortaron sus folios. La cifra aumenta en la medida en que los inventarios disminuyen. Casi la mitad de los aproximadamente 105 diarios que se editan en el país están afectados.

La crisis comenzó en 2012, año en el que el Gobierno retiró el papel prensa de la lista de bienes prioritarios para adquirir dólares a través de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) y determinó que para importar el insumo sería necesario un Certificado de No producción Nacional (CNP).

El trámite lo complicó todo. Cuando 2013, año de turbulencia económica, estaba por despedirse la soga reventó: entre agosto y diciembre, por lo menos tres diarios -Antorcha (Anzoátegui), El Sol de Maturín (Monagas) y El Guayanés (Bolívar)- agotaron sus bobinas de papel y dejaron de circular.

Otros dos cerraron temporalmente y volvieron al ruedo luego de conseguir la materia prima. Desempleo al acecho. La incertidumbre ronda las salas de redacción y demás departamentos de los rotativos afectados por la escasez de insumos.

"Debemos lidiar constantemente con las agresiones en la calle y ahora también con la posibilidad de quedarnos sin empleo en cualquier momento. Estamos en una posición vulnerable", dijo una periodista del diario El Nacional -medio golpeado por el desabastecimiento de materia prima- que pidió no ser identificada.

Son más de 30.000 los trabajadores que podrían perder sus empleos si el papel no llega oportunamente a las imprentas, afirman representantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (Sntp).

Los medios más impactados por la carestía queman sus últimos cartuchos. Denuncian que no reciben divisas para importaciones desde hace más de seis meses y que tampoco se consiguen los insumos en suelo criollo. El viacrucis de los medio venezolanos sigue