<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Derrota entierra al Envigado
Colprensa | Publicado el 18 de octubre de 2009
Con muy poco y sin sobrarle nada, Deportes Tolima se impuso ayer por la mínima diferencia, en el estadio Manuel Murillo Toro de Ibagué, ante el colero Envigado, que se hundió en el fondo de la clasificación de la Copa Mustang II.

Con un gol de cobro desde el punto penal del argentino Rodrigo Marangoni, los pijaos obtuvieron la tercera victoria en casa, en lo que va corrido del torneo, pese a que por un momento estuvieron en inferioridad de jugadores ante la expulsión de Christian Marrugo (agresión a Carlos Álvarez).

Los naranjas jugaron al ritmo de Néider Morantes, quien le dio un manejo lento e impidió la sorpresa en el contragolpe, aunque se adueñaron del balón y desesperaron a los locales en varios pasajes del compromiso.

Partido aburrido
En el primer tiempo sólo hubo dos llegadas claras: un remate de media distancia de Iván Corredor que exigió al arquero Víctor Hugo Soto y una jugada de Carlos Álvarez, quien tras un sombrerito a Jair Arrechea, quedó solo ante Bréiner Castillo y no pudo definir.

Manejo lento y pausado, comandado por el medio campo naranja con Morantes, Camilo Giraldo, Alexánder Orrego y Juan Fernando Leal, quienes dejaron sin ideas a los tres creativos Marangoni, Marrugo y Corredor.

Para el segundo tiempo, la temática no cambió mucho, lo único que modificó el trámite fueron las ganas que le imprimieron los tolimenses, liderados por el capitán Gerardo Vallejo, y por el empuje que le puso Milton Rodríguez cuando ingresó por el "frío" corredor.

El hombre de menos no se notó en la cancha y en el minuto 79 apareció Vallejo para rematar al arco. El balón golpeó la mano de Duván Hernández dentro del área, para el penal que le dio la alegría a Tolima sobre los 80 minutos de partido.

El final del partido arrojó la expulsión de Leal y protestas del Envigado contra el central Penagos, quien se equivocó para los dos lados.