<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Gremios cuestionan medidas
  • Gremios cuestionan medidas
Por FRANCISCO JAVIER ARIAS Y JUAN FERNANDO ROJAS T. | Publicado el 29 de agosto de 2013

"El presidente Juan Manuel Santos habló 28 minutos y no dijo absolutamente nada importante para el sector agropecuario, esas medidas no sirven", afirma Mariano Alberto Restrepo Flórez, presidente de la Federación de Productores de Leche de Antioquia, al referirse a la intervención del primer mandatario sobre las "medidas de ayuda" a los campesinos del país que están en paro desde el 19 de agosto pasado.

Las medidas presentadas por Santos se resumen en control de precios "con libertad vigilada" de fertilizantes y los plaguicidas, así como autorizar su importación directa; reducir a cero el arancel de 23 insumos agrícolas, pendientes; activación de salvaguardas en los Tratados de Libre Comercio a productos agrícolas sensibles; restricción de las importaciones de leche en polvo; y que se mantendrá el presupuesto del Ministerio de Agricultura para 2014 (se iba a reducir en 31 por ciento).

Frente a estos anuncios, a la crítica del dirigente lechero se suma la del presidente de Fedepapa, Alejandro Estévez Ochoa, quien señala que se trata de "simples medidas de choque para levantar el paro, pero no sirven para superar la crisis agrícola de fondo que tiene el país".

El presidente de Fedearroz, Rafael Hernández Lozano, recuerda que cuando se impuso años atrás un control de precios a los fertilizantes comenzaron a escasear en el mercado.

"El asunto es de asegurar un suministro de los insumos a unos precios similares a los que se ven en otros países de la región, el 95 por ciento de insumos ya tiene cero arancel, es una medida inocua", agregó el dirigente papicultor.

Tener en cuenta
Lo cierto es que la intención del presidente Santos se encaminó a dar paliativos en medio de la creciente protesta agraria nacional, para bajarle la temperatura a los reclamos de los cultivadores, después de cuatro días de haber subestimado los efectos que ha generado el paro.

"He decidido poner en marcha, de todas formas, una serie de normas que van a ayudar y a mitigar los efectos de esta crisis y a ayudar a los campesinos en los temas que nos han puesto sobre la mesa y que sabemos que existen", señaló el Presidente en un tono de reconocimiento a los motivos de la protesta.

Por su parte, la de Agricultores de Colombia (SAC), gremio cúpula de los subsectores rurales, ha mantenido distancia de las vías de hecho de los pequeños productores, pero ayer también cuestionó la gestión del Gobierno.

"Frente a la medida de la importación directa de insumos hay que tener en cuenta las barreras para compradores de bajo volumen y las condiciones logísticas y de almacenamiento para ver cómo se soluciona esa propuesta", comentó ayer a W Radio Rafael Mejía López, presidente de la SAC y del Consejo Gremial Nacional.

Además Mejía desaprobó la gestión del gobierno Santos en política agraria, "porque vemos los resultados", aunque luego dice que pasó "raspando, con pocas posibilidades de mejorar la nota".

Lupa a algunas "medidas"
En su alocución, Santos dijo que impondrá una "libertad vigilada de precios", mientras se definen unos precios de referencia con base en los indicadores en el mercado internacional. "Se busca garantizar que nuestros agricultores puedan comprar esos insumos a un precio razonable".

En ese sentido, Víctor Jaime Correa Vélez, líder del movimiento Dignidad Cafetera en Antioquia, se mostró perplejo, pues "es una de las demandas que desde hace muchísimo tiempo venimos planteando y luego de meses de sentarse con el mismo Presidente y sus ministros a buscar soluciones reales, que lo venga a decir hoy, en medio de las fuertes protestas, carece de credibilidad".

Con esa idea, Correa se sentará hoy como uno de los 14 representantes de los caficultores del país a negociar "soluciones de fondo e incumplimientos" con el ministro de Agricultura, Francisco Estupiñán Heredia, y el secretario General de la Presidencia, Aurelio Iragorri Valencia.

Entre tanto,Santos también anunció la imposición de medidas de salvaguardia para proteger al agro nacional frente a las importaciones de algunos productos "a precios irrisorios", aunque no mencionó de cuáles líneas se trata.
Al respecto, cabe anotar que las salvaguardas están contenidas en los Tratados de Libre Comercio (TLC) y lo que entrará a evaluar el Gobierno es su activación.

"Eso demuestra que tuvieron que esperar a que todo el país se revolcara para decir que los TLC sí tienen forma de proteger a sectores vulnerables", cuestionó el productor lechero Mariano Restrepo.

En lo que coinciden los productores agrícolas es que a las cerca de 2,2 millones de toneladas de contrabando que ha ingresado de enero a agosto, según la SAC, no se le hace frente con el mismo anuncio oficial de siempre de "tener gran énfasis en la lucha contra el contrabando", como repitió ayer Santos.

Por último, llamó la atención que el discurso presidencial no hay hecho mención alguna a los transportadores de carga, cuando el 85 por ciento de camiones están detenidos, unos 285.000, 35.000 de ellos en Antioquia. El gremio reclama una reducción drástica en los precios de los combustibles, en especial, del acpm.

"Ese olvido del Presidente es una muestra de su desconocimiento de que el único gremio que para a todo el país es el transportador, mientras sigue la prepotencia del Ministerio de Transporte de no quererse a sentar a negociar. Si el país sigue así, no está lejos del no retorno", puntualizó Gustavo Montoya Urrego coordinador de la Mesa de Apoyo a la Inmovilizacion Camionera.