<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
La F-1 transformó en robots a los pilotos, dice padre de Montoya
  • AP Chip Ganassi (der.) tiene muchas esperanzas en el colombiano Juan Pablo Montoya (izq.) para la temporada 2008 en la Copa Nextel de la Nascar.
    AP Chip Ganassi (der.) tiene muchas esperanzas en el colombiano Juan Pablo Montoya (izq.) para la temporada 2008 en la Copa Nextel de la Nascar.

La F-1 transformó en robots a los pilotos, dice padre de MontoyaBogotáEl colombiano Juan Pablo Montoya, quien con el equipo Chip Ganassi conquistó por segundo año las 24 Horas de Daytona, jamás debe plantearse la vuelta a la Fórmula Uno porque allí los pilotos se transformaron en "una especie de robots que no pueden tomar decisiones propias", dijo este lunes su padre, Pablo Montoya.

"En mi opinión, a la Fórmula Uno lo único que le queda son los vehículos. El único atractivo que tiene son los carros que siguen siendo una maravilla, pero de la parte deportiva prácticamente no queda nada de lo que vivimos antes", afirmó Montoya, padre del piloto bogotano.

"A lo que uno estaba acostumbrado en la época de Ayrton Senna, de Alan Prost o de Nicky Lauda, es que el piloto era el importante y uno iba a las carreras a ver un duelo de pilotos, pero eso prácticamente pasó a la historia hace muy poco tiempo", agregó.

Añadió que cuando su hijo llegó a la escudería Williams, en 2001, "todavía había bastante de esa competencia", pero lamentó la pérdida de "la esencia".

En su opinión ahora "los pilotos son con como una especie de robots" y en las temporadas prima el aspecto "empresarial".

"No los dejan hacer nada, están muy limitados, casi que para pasar a otro piloto tienen que pedir permiso por el radio, y realmente Juan Pablo es un piloto de vieja escuela, a él lo que le gusta es correr, competir", manifestó su padre.

Al referirse a las 24 horas de Daytona, Pablo Montoya manifestó que pensó que su hijo no iba ganar por lo complicado de la competencia.

"La verdad pensé que no iban a ganar, porque es muy complicado una carrera de 24 horas en las que pasan muchas cosas, y además el carro no era tan competitivo como el del año pasado, porque ya salió una nueva versión y el equipo decidió utilizar el carro viejo y no el nuevo que es más rápido", comentó Montoya.

Sobre la actuación de su hijo este año en la Nascar, Pablo Montoya manifestó que con un año de experiencia podría llegar a ganar una carrera en óvalo.

"Aquí tiene que ver mucho también el equipo. Cómo esté el nuevo carro. El equipo de Chip Ganassi es nuevo en Nascar y ésta es una categoría que requiere muchos años para estar adelante, pero Ganassi tiene esperanzas en Juan Pablo y creo que puede tener posibilidades de ganar por lo menos una carrera en óvalo", puntualizó.