<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Otros 36 guerrilleros caen en la "Espada de honor"
  • Otros 36 guerrilleros caen en la "Espada de honor" | Los 35 insurgentes abatidos en Meta pertenecen a la columna móvil Abelardo Romero del frente séptimo de las Farc. FOTO JAIME PÉREZ
    Otros 36 guerrilleros caen en la "Espada de honor" | Los 35 insurgentes abatidos en Meta pertenecen a la columna móvil Abelardo Romero del frente séptimo de las Farc. FOTO JAIME PÉREZ
Por JUAN CARLOS MONROY G. | Publicado el 26 de marzo de 2012

Los dos bombardeos contra campamentos de las Farc en Arauca y Meta, en menos de ochos días y en los que fueron abatidos 69 guerrilleros, son los primeros resultados efectivos de la nueva estrategia militar que pretende dar golpes estructurales en 10 regiones del país donde están las retaguardias estratégicas del grupo guerrillero.

Así quedó en evidencia tras conocerse los resultados de una operación conjunta de las Fuerzas Militares, que permitió bombardear en la madrugada de ayer un campamento en zona rural de Vistahermosa (Meta) y abatir a 36 guerrilleros del frente séptimo de las Farc, que hace parte del Bloque Oriental. Este ataque se convierte en el golpe más importante de la Fuerza Pública contra la guerrilla este año en cuanto a muerte de guerrilleros, tras el bombardeo del pasado 21 de marzo en Arauca, donde murieron 33 guerrilleros del décimo frente de las Farc.

Para analistas del conflicto como Jairo Delgado , general (r) de la Policía y director de análisis del Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría Olózaga, esta ofensiva consiguió los primeros resultados de la nueva estrategia (denominada Espada de Honor) en zonas estratégicas para las Farc como Arauca y Meta, por la presencia histórica del Bloque Oriental, la estructura más grande de ese grupo guerrillero.

"Son los primeros aciertos de esta nueva estrategia, que el Ministerio de Defensa reconoce que está hecha para golpear unas retaguardias estratégicas en regiones como Meta, donde se da este golpe y en la que las Farc aún tienen fortaleza y capacidad para la planificación de acciones armadas y terroristas", aseguró Delgado.

Agregó que el nuevo plan, que privilegia las operaciones de inteligencia compartida entre el Ejército y la Policía, como sucedió ayer (según lo reconoció el presidente Juan Manuel Santos al dar a conocer el bombardeo) le apunta a un mayor debilitamiento de las Farc.

Según Delgado, "se busca a largo plazo, con golpes estructurales y contundentes, doblegar la intención de lucha de la guerrilla y aproximarla a buscar acercamientos con el Gobierno" para negociar el fin del conflicto armado que ya ajusta 48 años.

Por su parte, Luis Eduardo Celis , investigador de la Corporación Nuevo Arco Iris, indicó que "los golpes recientes evidencian que cuando la Fuerza Pública logra conjugar la inteligencia militar y de la Policía, con el poder de la Fuerza Aérea, obtiene estos resultados importantes para disminuir una estructura de la guerrilla".

Celis agregó que los dos ataques de las Fuerzas Militares de la semana pasada y ayer sirven para elevar la moral de las tropas. Insistió en que la nueva estrategia militar "diseñada para contrarrestar la guerra de guerrillas de las Farc, con unidades más pequeñas y móviles, debe traducirse en más control territorial en el país y no solo en resultados militares".

Bombardeo de madrugada
Fuentes de inteligencia militar indicaron a este diario que la operación "Armagedón" se dio gracias a la información de "infiltrados", que informaron a los altos mandos de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega que un grupo numeroso de insurgentes planeaban una reunión o "curso" de entrenamiento, en un campamento de la vereda El Silencio de Vistahermosa.

Tras el bombardeo a las 3:30 de la mañana ingresaron al área tropas del Ejército, la Armada Nacional y la Policía. En el sitio fueron capturados tres guerrilleros y halladas una ametralladora, 31 fusiles, ocho granadas y equipos de cómputo.

Entre los abatidos está alias "Arcesio", uno de los jefes del frente 27 de las Farc. También murieron los guerrilleros conocidos con los alias de "Camilo" y "Robinson", mandos medios de la estructura.

El presidente Santos destacó el resultado del ataque militar tras un consejo de seguridad en la Base de Apiay, en Villavicencio: "la vez pasada habían dado de baja 33 guerrilleros (en Arauca) y eso para la Fuerza Aérea, en una sola operación, había roto su récord histórico y ahora 35 esta semana (en Meta)".

Según el Ejército, con este nuevo ataque los guerrilleros muertos por la ofensiva militar ascienden este año a 141. Otros 264 fueron capturados y se desmovilizaron 217.