<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
“Tiene la llanta desinflada”: otra modalidad de robo de carros en Medellín
  • FOTO: ARCHIVO
    FOTO: ARCHIVO
Catalina Rodas Quintero | Publicado el 12 de diciembre de 2013

Los ladrones tienen otra forma para hurtar los carros en Medellín. La metodología consiste en indicarle al conductor que tiene la llanta pinchada con el fin de que pare y de esta forma realizar el hurto.

Uno de nuestros lectores denunció que en dos veces lo han sorprendido motociclistas que patean su llanta y le dicen que está desinflada. Se les ha escapado y cuando ha ido a verificar se ha dado cuenta que sus llantas están en perfecto estado.

La primera vez fue por la calle 10, “comencé a sentir que alguien en una moto golpeaba la parte posterior izquierda del carro. Al no saber qué estaba pasando, miré por el retrovisor y al costado derecho estaba un motociclista con un parrillero gritándome que bajara la ventana, yo continué manejando y vi al frente mío otra moto cruzada y parada. Esquivé al de la moto del frente y me perdí de ese lugar rápidamente”.

La segunda ocasión fue por la autopista a la altura del puente de la 4 sur. “Vi a un tipo que estaba parado en el sardinel gritándome: ¡La llanta, la llanta! 100 metros más adelante había otro tipo también en el separador gritándome: ¡La llanta, la llanta! Y me hacía señas. Yo bajé un poco la velocidad y me pasé al carril derecho. En ese momento pasó un carro con un señor, un niño y un acompañante, y me hizo señas hacia la llanta”.

Lo que el ciudadano hizo fue continuar hasta una estación de servicio para revisar qué pasaba con la llanta. La sorpresa fue que cuando se bajó del carro se dio cuenta de que la llanta estaba en óptimas condiciones.

Pablo Arias denunció que le pasó lo mismo una cuadra antes del Parque de El Poblado. “Se me acercó un tipo a decirme que la llanta derecha de adelante estaba desinflada y obviamente no presté atención y subí los vidrios. Al llegar a mi casa la llanta estaba normal”.

Otro caso es el de Luis Gabriel Rincón Jaramillo: “A mi hermano le pasó lo mismo en el centro por El Palo. Varios hombre le decían que la llanta estaba mala, él siguió andando y otro hombre le dijo lo mismo. En ese momento él vio una patrulla de la Policía y se le arrimó. Miró si la llanta estaba mala y era mentira”.

Elcolombiano.com consultó con Luis Fernando Suárez, vicealcalde de Gobernabilidad, Seguridad y Servicio a la Ciudadanía, quien expresó que esta modalidad de robo no la conocían, pero que se le hará saber a las autoridades. De igual forma dijo que “cada vez los ladrones cambian las modalidades para delinquir, sobre todo en diciembre, mes en el que circula más dinero. Por esta razón se están haciendo más operativos de control para seguir atacando el delito”.