<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Sea varón
  • Andrés Felipe Arias | Andrés Felipe Arias
    Andrés Felipe Arias | Andrés Felipe Arias
Andrés Felipe Arias | Publicado el 05 de noviembre de 2010

El sábado 30 de octubre, las autoridades chilenas capturaron en Santiago a Manuel Francisco Olate, alias Roque , un militante del Partido Comunista de Chile. Roque parece ser un enlace internacional de las Farc. Inclusive, aparece en varias fotografías vestido de camuflado y al lado del terrorista Raúl Reyes , en el mismo campamento en que éste fue dado de baja por nuestras Fuerzas Militares. Admiración profunda debemos sentir los colombianos por las autoridades chilenas, por su presidente Sebastián Piñera y por la Corte Suprema de Justicia de ese país, que no vacilaron en capturar a Roque ante la evidencia aportada por Colombia. Y mayor gratitud vamos a sentir cuando sea extraditado hacia nuestro país para que responda por su militancia en la narcosubversión.

Si todos los presidentes fueran como Piñera, hace mucho tiempo hubiéramos derrotado a las Farc, muchas vidas se hubieran salvado, mucha cocaína se hubiera dejado de exportar y ríos de sangre no hubieran corrido por nuestros suelos. Pero la realidad es otra. Basta con mirar a Venezuela y el santuario que Chávez ha ofrecido en su territorio al narcoterrorismo de las Farc y el Eln. ¿Cómo olvidar los campos de verano en Venezuela, que son habitados por Iván Márquez, Timochenko, Santrich y Granda ? ¿Olvidamos ya las vacaciones de alias Pablito , cabecilla del Eln, en hermosas playas venezolanas? ¿Borramos de la memoria a Canaguaro y Ciro , terroristas de las Farc, quienes veranearon en territorio venezolano mientras preparaban la retoma infructuosa de los Montes de María?

¿Se nos olvida acaso el minuto de silencio que Chávez le ofreció a Raúl Reyes cuando éste fue dado de baja en Ecuador? ¿Hemos olvidado el busto de Tirofijo , que fue develado en septiembre de 2008 en el barrio 23 de enero, reconocido bastión del chavismo, en zona vecina al Palacio de Miraflores, para conmemorar seis meses de la muerte del cabecilla criminal? ¿Y cómo olvidar la carta de agradecimiento del terrorista Alfonso Cano , leída al lado del busto de Tirofijo? Mientras se leía se lanzaban voladores, se escuchaba música alusiva a las Farc y se ondeaban banderas de Eta y la Coordinadora Simón Bolívar, sin que autoridad nacional o local alguna se pronunciara en contra.

¿Cómo hacer oídos sordos a las palabras de Chávez hace seis meses? Recordemos lo que dijo el dictador: "Si Santos es presidente, con más razón tenemos que cerrar el comercio con Colombia... Eso debe tenerlo claro, clarito el pueblo de Colombia." (mayo 8 de 2010).

Sí, lo tenemos claro. Tan claro lo tenemos que no guardamos esperanza alguna de los falsos gestos de amistad que usted, comandante Chávez, ha brindado a nuestro Presidente esta semana. Usted es muy valiente para insultarlos a él y al pueblo colombiano desde la distancia, pero es mansito y lisonjero cuando lo tiene al frente. Así actúan los cobardes. Ya alguien se lo recordó cuando le dijo: ¡sea varón! Hoy le decimos: ¡sea varón como Piñera!

Usted comandante Chávez dijo esta semana que anhelaba que no volviera a irrumpir "fuerza extraña alguna capaz de provocar daños" en la relación entre los dos países. No se equivoque. La única fuerza extraña que provoca daños la tiene en sus narices, dentro de sus propias fronteras y se llama Farc.

Y mientras usted continúe protegiendo a las Farc no habrá gestos, lisonjas o reuniones diplomáticas que alivien el dolor del pueblo colombiano. Porque no olvidamos su amor y protección hacia las Farc; hacia esas fuerzas macabras y sádicas que asesinan, torturan y secuestran en nuestro país gracias al hospedaje que les brindan ciertos mandatarios que no son varones como Piñera.