<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Si escucha al cuerpo puede sanar
  • Si escucha al cuerpo puede sanar | Juan Antonio Sánchez | A través de un proceso de relajación profunda, la especialista Luz Dary Parra aplica las técnicas de la Reprogramación Biológica y toma nota por medio de una serie de preguntas, la persona logra llegar al momento en que tuvo un fuerte psicoshock del que se deriva su enfermedad, tomar conciencia y sanar.
    Si escucha al cuerpo puede sanar | Juan Antonio Sánchez | A través de un proceso de relajación profunda, la especialista Luz Dary Parra aplica las técnicas de la Reprogramación Biológica y toma nota por medio de una serie de preguntas, la persona logra llegar al momento en que tuvo un fuerte psicoshock del que se deriva su enfermedad, tomar conciencia y sanar.
Lilliana Vélez De Restrepo | Publicado el 27 de octubre de 2010

Para Luz Dary Parra Hoyos no hay enfermedad incurable. Así lo ha comprobado esta psicóloga de la Universidad Pontificia Bolivariana, quien se fue a especializar a España donde obtuvo un máster en Young, y un doctorado en Psicología con énfasis en psicosomática.

"Se supone que el lupus no se puede curar y yo tengo un paciente que se alivió", señala esta especialista de visita por estos días en Medellín, donde adelanta talleres, cursos, consultas y conferencias.

Su trabajo se basa en la Reprogramación o Descodificación Biológica que desarrolló el médico alemán Ryke Geerd Hamer, en lo que se ha conocido como Nueva Medicina, y de donde salió la que se conoce como Ley Férrea o de Hierro: "antes de toda enfermedad siempre hay un shock fuerte, positivo o negativo, imprevisto que por lo general vivimos en aislamiento donde no hallamos solución", explica Luz Dary.

Agrega que ella quiso ir más allá y, siguiendo las corrientes de algunos alumnos de Hamer, complementó su especialidad con otras técnicas como la Programación Neurolingüística.

"La Biodescodificación nos enseña a escuchar nuestro cuerpo. Nos lleva al problema, no lo evita, sino que nos adentra en él para poderlo iluminar con la luz de la conciencia".

Precisa entonces que la mayoría de las veces somos nosotros mismos los que, de manera inconsciente, programamos los males en nuestro cuerpo. O como explica la especialista, ponemos anclas de autoprogramación inconscientes.

"El sentido biológico es un tipo de inteligencia memorizado en nuestras células. Cuando no hay una solución exterior, se da una interior que es lo que llamamos enfermedad", precisa Luz Dary.

A través de sus técnicas, ella ayuda a las personas a hacer memoria, a devolverse en el tiempo hasta hallar el momento crítico en el que, de manera inconsciente, la persona se autoprogramó.

Cita como ejemplo una joven ejecutiva que lleva millones de pesos invertidos en tratamiento de fertilidad sin resultado positivo. Tras la atención que le brindó, la paciente recordó cómo, cuando tenía 14 años y frente a una situación familiar que se presentaba en casa, le dijo a su mamá: "lo que soy yo, el día de mañana, no voy a tener hijos".

"En la terapia debemos reencontrar esos momentos porque son los conflictos los que desencadenan la enfermedad".

Luz Dary precisa que por lo general los conflictos programantes se tienen en edades tempranas, durante la adolescencia, en esa etapa en la que el ser humano experimenta cambios tan importantes. "Cuando se es muy sensible a impulsos, experiencias y nuevas situaciones en nuestras vidas. Justo cuando la mente y la biología del ser humano están muy receptivas".

Y aclara que no es el conflicto programante el que produce la enfermedad; es la huella, el impacto emocional que en sicología se conoce como impronta.

"Con estas técnicas la meta es aprender a curarse y ayudar a otros a sanar", concluyó Luz Dary Parra.