<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Uribe denuncia presión sobre jueces y fiscales
  • Uribe denuncia presión sobre jueces y fiscales | Christian Castillo, Colprensa-Bogotá | Mario Aranguren fue trasladado a la cárcel La Picota, luego de que una jueza de control de garantías considerara necesaria su reclusión. El presidente Álvaro Uribe defendió la gestión del ex funcionario en la Uiaf.
    Uribe denuncia presión sobre jueces y fiscales | Christian Castillo, Colprensa-Bogotá | Mario Aranguren fue trasladado a la cárcel La Picota, luego de que una jueza de control de garantías considerara necesaria su reclusión. El presidente Álvaro Uribe defendió la gestión del ex funcionario en la Uiaf.
Carlos Olimpo Restrepo S. | Publicado el 01 de junio de 2010

El presidente, Álvaro Uribe, denunció ayer que algunos órganos superiores de la Rama Judicial presionan a jueces y fiscales para enviar a la cárcel a funcionarios del Gobierno.

En referencia a la medida de aseguramiento en centro carcelario contra el ex director de la Unidad Administrativa Especial de Información y Análisis Financiero (Uiaf), Mario Aranguren, el primer mandatario dijo que ese hecho es muy grave.

En declaraciones a la emisora Oxígeno de Cali, el Presidente aseguró que "los fiscales y los jueces no se atreven a negar una orden de reclusión carcelaria cuando de por medio está la instrucción, que es una orden, de un órgano superior de justicia".

Agregó que "eso es muy grave. Órganos superiores de justicia presionando jueces y fiscales, para que metan a la cárcel a gente honesta, que no ha robado, como Mario Aranguren, que simplemente lo que ha hecho es cumplir con el deber de investigar unos movimientos de dinero, de investigar no, de analizar movimientos de dinero donde podía haber penetración del narcotráfico".

Uribe sostuvo que "me parece muy grave que por la circunstancia de que allá hacen un análisis financiero de movimientos de dinero donde están involucradas personas investigadas por narcotráfico, que a Mario Aranguren -que no roba- por cumplir el deber, lo llevan a la cárcel".

El Jefe de Estado señaló que "ayer (el lunes) justamente, un juez puso en libertad a seis sicarios de una banda criminal, y en ese mismo momento estaban llevando a Mario Aranguren a la cárcel. Una injusticia".

"A un hombre que no roba, que está cumpliendo el deber, que lo llevan a la cárcel no por robar sino por cumplir el deber de investigar movimientos de dinero que podrían tener relación con el narcotráfico, cuando lo llevan a la cárcel en esas circunstancias hay que preguntarse quién tiene interés en perseguir a estos funcionarios", dijo Uribe.

Al ser interrogado si el órgano al que se refería era la Corte Suprema de Justicia, el Jefe de Estado se limitó a decir: "Ahí lo dejamos. Eso se va esclareciendo".

"Uno se pregunta: ¿Quién tiene interés en perseguir al funcionario? ¿Quién está dando las órdenes a fiscales y a jueces para que persigan a estos funcionarios?", señaló.

Uribe reiteró que "en términos generales confío en la justicia colombiana, pero estos casos crean desconfianza, desdicen de la justicia, muestran que para estos funcionarios no hay garantías, que lo que hay es un ánimo de perseguir gente honesta".

Mario Aranguren y el ex subdirector de operaciones de la Uiaf Luis Eduardo Daza fueron enviados anoche a la cárcel La Picota, en Bogotá, luego de que la jueza 52 con función de control de garantías ratificó la medida de aseguramiento que había sido apelada por la defensa y negó la sustitución propuesta por la Procuraduría, que solicitó un sitio especial de reclusión.

La jueza sostuvo que los dos funcionarios "con sus acciones, afectaron el equilibrio institucional" y que ambos representan un peligro para la sociedad, por lo cual era necesaria su detención en un centro carcelario.

En otra decisión, otro juez en Bogotá negó la nulidad del proceso contra el ex jefe de contrainteligencia del DAS Jorge Lagos, del ex jefe de inteligencia Fernando Tabares y de tres ex funcionarios más, por las llamadas 'chuzadas'.