<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Fin al brote, pero el ébola aún acecha

La OMS afirmó que la más grave epidemia del virus en la historia llegó a su fin. Expertos no bajan guardia.

  • FOTO ARCHIVO
    FOTO ARCHIVO
15 de enero de 2016
bookmark

Es errado pensar que porque este brote de ébola fue derrotado, se puede respirar tranquilamente y creer que el virus no sigue siendo una amenaza en cualquier lugar del mundo. En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS), informó ayer que la epidemia llegó a su fin, pero advirtió del riesgo de nuevos contagios.

“El trabajo no ha finalizado, se pueden dar nuevos casos y en los meses venideros será fundamental esforzarse por mantener los sistemas de vigilancia y respuesta”, dijo el organismo global en un comunicado.

No malinterpretar

No obstante, la OMS recalcó que “es la primera vez desde el inicio de la epidemia hace dos años en que los tres países más afectados (Guinea, Liberia y Sierra Leona) se mantienen libres de casos durante al menos 42 días. El fin de la transmisión del ébola en Sierra Leona y Guinea se declaró el 7 de noviembre y el 29 de diciembre de 2015, respectivamente”.

Esta última frase no debe confundir a nadie, pues si bien está controlada la transmisión del virus de humano a humano, en cualquier momento podría aparecer un nuevo brote en estos o otros países. Así lo advirtió, en diálogo con EL COLOMBIANO, el doctor Manuel Elkin Patarroyo, director de la Fundación Instituto de Inmunología de Colombia (Fidic), y Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica (1994).

“Fue controlada la transmisión humana, pero no de animales a humanos. El virus lo portan murciélagos en su saliva. Cuando estos muerden las frutas pueden transmitirlo a simios o humanos que las coman. El ébola se podrá controlar y el ciclo se rompe verdaderamente cuando se desarrolle una vacuna. Sería una falacia pensar que está controlado. En cualquier instante puede suceder nuevamente un contagio”, afirmó.

Así, la premisa de los entes de salud debe ser —no solo en África sino en todo el mundo—, mantener la alerta ante cualquier posible nuevo contagio que pudiera ocurrir.

Agravada por la apatía

Retrocediendo a diciembre de 2013, al inicio del brote más grave de este virus en la historia, Patarroyo lamenta la indolencia que caracterizó a la comunidad internacional cuando ya se presentaban cifras masivas y alarmantes en el continente africano.

“El virus fue descubierto hace décadas, y desde entonces pareciera que a ningún ente le importaba seriamente la muerte de los africanos. Solo cuando el problema amenazó con trasladarse a América o Europa este tuvo la respuesta que desde un principio debía tener”, lamentó.

“La alerta surgida desde mediados de 2014 fue por tanto mediática, por el temor nuestro, cuando nos habíamos olvidado de lo que le pasaba día a día a los africanos en sus países”, concluyó.

Infográfico

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*