<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Guterres se reunió con Zelenski y habló de crímenes en Bucha

  • Antonio Guterres, Secretario general de la ONU - Volodimir Zelenski, Presidente de Ucrania
    Antonio Guterres, Secretario general de la ONU - Volodimir Zelenski, Presidente de Ucrania
Publicado el 29 de abril de 2022
600
personas heridas se reportaron en la acería de Azovstal, en Mariúpol.

El secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, se reunió con el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski y lamentó “el fracaso” del Consejo de Seguridad de la ONU para evitar y parar la invasión de Rusia a territorio ucraniano.

Más temprano, Guterres le pidió con vehemencia al Gobierno ruso que permita los avances en las investigaciones sobre los presuntos crímenes de guerra en la ciudad ucraniana de Bucha, donde también estuvo de visita.

La idea de Guterres es que la Corte Penal Internacional (CPI) pueda esclarecer si hubo violaciones al Derecho Internacional Humanitario en esa ciudad, uno de los territorios más golpeados por la invasión rusa.

Fue en Bucha en donde, a comienzos de abril, se denunció que había más de 400 cadáveres de personas asesinadas por las tropas rusas, una cifra que solo se compartió con la opinión pública una vez las fuerzas ucranianas retomaron el control de la ciudad.

En su momento, el ministro de Exteriores de Ucrania, Dmitro Kuleba, aseguró que se trataba de la peor masacre en Europa después de la Segunda Guerra Mundial. Reportes de medios señalaron que en Bucha tuvieron que hacer una fosa común en la que habían cerca de 280 cuerpos de civiles que tenían las manos amarradas y presentaban tiros de gracia. El gobierno ruso, por su parte, dijo que estos hechos eran información falsa.

En su reunión con Zelenski, Guterres también dijo que están trabajando por la evacuación de la población en la ciudad de Mariúpol. “Ucrania está abierta a mantener negociaciones para evacuar a la gente de Azovstal y para la aplicación urgente de los acuerdos alcanzados”, dijo a su vez Zelenski, quien señaló que Rusia debe darles un “trato humano” a los desplazados.

La única parte de Mariúpol que todavía no está bajo el control ruso es, precisamente, la planta industrial de acero Azovstal, donde hay unos 500 soldados ucranianos y otros 1.000 civiles acorralados por los bombardeos.

Hace tres días, Guterres se reunió con Vladimir Putin, el presidente de Rusia. Tras el encuentro se conoció que Putin “aceptó, en principio, la participación de las Naciones Unidas y del Comité Internacional de la Cruz Roja en la evacuación de civiles de la planta de Azovstal en Mariúpol”, aseguró en un comunicado el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric.

Sebastián Ramírez Torres

Iba a ser médico, pero me volví periodista. Me gusta debatir y hablar mucho y de todo. Creo que la información es un patrimonio inmaterial y público.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección