<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Israel no se decide entre dos derechas

  • Benny Gantz, militar retirado, representa otra parte de la derecha israelí. FOTO AFP
    Benny Gantz, militar retirado, representa otra parte de la derecha israelí. FOTO AFP
  • Netanyahu, actual primer ministro, quien busca mantener el poder parlamentario. FOTO reuters
    Netanyahu, actual primer ministro, quien busca mantener el poder parlamentario. FOTO reuters
Por juan manuel flórez arias | Publicado el 18 de septiembre de 2019
Infografía
Israel no se decide entre dos derechas
en definitiva

Los comicios en Israel dejaron un empate virtual. La continuidad del primer ministro, Benjamín Netanyahu, sigue atada a su escaso margen para establecer alianzas con partidos pequeños.

Para seguir en su cargo, el primer ministro Benjamín Netanyahu prometió a los votantes un futuro de anexiones en Cisjordania y supremacía sionista en Medio Oriente, pero los resultados de las elecciones de ayer lo devolvieron de golpe al pasado.

Puntualmente, al 9 de abril de este año, la fecha de las primeras elecciones parlamentarias, en las que su partido, el Likud, empató con el movimiento Azul y Blanco de su principal rival, el exgeneral Benny Gantz, cada uno con 35 escaños en el Parlamento.

La repetición de las elecciones no cambió el escenario. Ayer, las encuestas a pie de urna de las principales cadenas israelíes, que sirven como resultados preliminares de las elecciones, arrojaron un resultado casi idéntico: entre 33 y 31 escaños para el Likud y entre 34 y 33 para el Azul y Blanco. Ambas cifras, muy lejos de los 61 diputados que exige una mayoría de gobierno.

Israel, el enclave en Medio Oriente que Estados Unidos ha defendido desde su creación hace 8 décadas, sigue sin decantarse entre mantener en el poder a Netanyahu, el líder de la última década bajo cuyo mando el país volvió a los discursos de anexión y confrontación con el mundo árabe, o el centrista Gantz, que se ofrece como una alternativa ante las acusaciones de corrupción sobre el primer ministro.

Dos opciones

En el fondo, para analistas como Óscar Palma, profesor de relaciones internacionales de la U. del Rosario, tal vez no haya mucha diferencia entre una u otra opción.

Gantz, hijo de sobrevivientes del Holocausto y excomandante de dos guerras en la Franja de Gaza, “no representa un cambio radical”, afirma el experto. Es, más bien, la manifestación de las mismas nociones nacionalistas que rigen la política de Israel sin las acusaciones de corrupción y el desgaste de una década de gobierno que pesan sobre Netanyahu.

Este último, el mandatario que más tiempo ha durado en el cargo en la historia de Israel, ha mantenido su carrera política sostenida por sucesivas radicalizaciones: en 2014 declaró una guerra en Gaza que dejó 2.251 palestinos muertos, en su mayoría civiles; en 2015 ganó las elecciones incluyendo en su gabinete a ministros ultraortodoxos judíos; en 2017 aprobó la construcción de más de 2.500 viviendas en Cisjordania ocupada y, en esta última campaña, prometió reclamar como propio el Valle del Jordán, lo que cerraría definitivamente la puerta a la solución de dos Estados del conflicto con Palestina.

Netanyahu llegó tan lejos como para posar en vallas junto con el presidente de Estados Unidos Donald Trump, apelando a los votantes israelíes que aún asocian la existencia misma de su Estado con la protección de la potencia norteamericana frente a sus vecinos árabes. Pero ni esta pirotecnia política movió siquiera un poco la indecisión israelí.

En el escenario actual, de acuerdo con Juan Nicolás Garzón, internacionalista y profesor de ciencias políticas de la U. de la Sabana, la experiencia de Netanyahu le daría más opciones de lograr las alianzas que le permitan los 61 diputados para formar gobierno.

Incluso en ese escenario, dos empates consecutivos prueban que su proyecto sufre un desgaste; que Israel, ese territorio descrito por el escritor Amos Oz como terreno fértil para mesías y salvadores que anclan el futuro a su nombre, es igualmente capaz de condenar a esos autoproclamados redentores a la frialdad del pasado

Contexto de la Noticia

Juan Manuel Flórez Arias

Periodista del Área Internacional, formado en la Universidad de Antioquia. Interesado en acercar con las palabras las historias lejanas en la geografía.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección