<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Un italiano salvó a una colombiana de ser asesinada por su esposo barranquillero

Laura Anaya recibió un disparo de su pareja Sami Habib Quizena García en medio de una discusión. Tras atacarla, el hombre se suicidó.

  • Laura Anaya y su esposo Sami Habib Quizena García viajaron a Italia hace cuatro meses para buscar un mejor futuro. En la segunda foto, el edificio donde Sami Habib atacó a su esposa y luego se suicidó. FOTO cortesía
    Laura Anaya y su esposo Sami Habib Quizena García viajaron a Italia hace cuatro meses para buscar un mejor futuro. En la segunda foto, el edificio donde Sami Habib atacó a su esposa y luego se suicidó. FOTO cortesía
16 de noviembre de 2023
bookmark

Con los primeros disparos tras la discusión, Laura Anaya se escapó por una ventana del apartamento de su hermana ubicado en la localidad de San Giorgio su Legnano, en Milán, Italia.

Huyó con una bala en el abdomen y esquivando el resto de tiros salidos del arma que le disparó su esposo, el barranquillero Sami Habib Quizena García, de 42 años de edad, quien la agarró a balazos tras una discusión de la que hasta ahora los testigos del hecho no han sabido explicar.

Todo empezó en la tarde del pasado jueves, exactamente a la 1:30 p.m. cuando Laura se disponía a darles la alimentación al par de adultos mayores que cuidaba desde que llegó a Italia en busca de un futuro mejor, hace cuatro meses. Hasta el apartamento de los ancianos llegó Sami corriendo, alterado. En el lugar inició el altercado y Laura, evitando que sus jefes se ofuscaran, se fue al apartamento de su hermana, quien vive en el mismo edificio ubicado en la calle Acquedotto. Pero hasta allí fue seguida por Sami.

Antoni Franzé, el único testigo que se ha atrevido a hablar, narró al diario italiano Corriere della Sera, que al momento de escuchar los gritos se asomó a la ventana del apartamento en el que peleaba la pareja barranquillera. Sami, al notar la presencia del italiano, lo amenazó con el arma. “Me dijo ‘esto no te importa’. Estaba a un metro de distancia. Inmediatamente, yo bajé a llamar a la Policía”.

Laura se tiró por la ventana

Mientras Franzé llamaba a las autoridades italianas, la discusión entre Laura y Sami fue tomando otro tono. Después de los gritos se oyó el disparo y Laura, temiendo por su vida, se tiró por una ventana mientars el resto de las balas zumbaban por sus oídos.

“Salí y él tenía el arma en la mano y estaba amenazando a todos. Estaba apuntando con su arma desde arriba. Entonces vi que la chica había bajado del tercer piso e instintivamente me asomé para atraparla mientras él disparaba (...) Tenía a la chica en mis brazos cuando disparó dos tiros, uno de los cuales alcanzó a la mujer en el estómago” dijo Antoni Franzé en entrevista con el medio italiano Il Giorno.

“Ella saltó, yo la agarré y la metí a la casa. Él se inclinó sobre la barandilla, disparó y le dio”, agregó Franzé en su declaración a la Policía italiana y a los diferentes medios de comunicación.

Se suicidó después

Al verse acorralado y con las sirenas de las autoridades italianas cercando el edificio de color naranja en el que vivían, Sami buscó una salida. Así que trepó por el balcón hasta el apartamento donde viven los abuelos que cuidaba Laura, y con la misma arma que le disparó a su pareja, el barranquillero se suicidó.

Ese fue el reporte de las autoridades, quienes ya iniciaron una investigación sobre el origen del altercado y el por qué Sami tenía un arma que, al parecer, era del esposo de su cuñada quien trabaja como agente de seguridad.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*