<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

La Antártida reduce a mínimos su máxima expansión anual de hielo marino

A largo plazo esto podría ser el comienzo de una disminución del hielo marino antártico.

  • El National Show & Ice Data Center (Nsdic) reportó que este año tiene la menor extensión de hielo desde los registros que iniciaron en 1979. FOTO: Freepik
    El National Show & Ice Data Center (Nsdic) reportó que este año tiene la menor extensión de hielo desde los registros que iniciaron en 1979. FOTO: Freepik
  • El National Snow & Ice Data Center (Nsdic) reportó este año la menor extensión de hielo desde los registros que iniciaron en 1979. FOTO: Freepik
    El National Snow & Ice Data Center (Nsdic) reportó este año la menor extensión de hielo desde los registros que iniciaron en 1979. FOTO: Freepik
26 de septiembre de 2023
bookmark

El 10 de septiembre de 2023, el hielo marino de la Antártida probablemente alcanzó su extensión máxima anual, con 16,96 millones de kilómetros cuadrados, la extensión menor desde los registros que iniciaron en 1979.

Este es un anuncio preliminar, según precisó en un comunicado el National Snow & Ice Data Center (Nsdic) de Estados Unidos. Los vientos cambiantes o el crecimiento tardío aún podrían aumentar la extensión del hielo antártico.

El pico de hielo marino en la Antártida de este año está 1,03 millones de kilómetros cuadrados por debajo del mínimo histórico anterior establecido en 1986. También está 1,75 millones de kilómetros cuadrados por debajo de la extensión máxima promedio de la Antártida entre 1981 y 2010. Esta es la primera vez que la extensión del hielo marino no ha superado los 17 millones de kilómetros cuadrados.

La extensión del hielo marino está notablemente por debajo del promedio al norte de la Tierra de la Reina Maud y al oeste de la Península Antártica. Otras zonas bajas incluyen el Océano Índico y el Mar de Ross. La extensión es superior a la media y se extiende desde el mar de Amundsen.

La extensión máxima antártica es una de las más tempranas registradas, ya que la alcanzó 13 días antes que la fecha mediana de 1981 a 2010 del 23 de septiembre. El rango intercuartil para la fecha del máximo antártico es del 18 al 30 de septiembre.

Para saber más: Hallan una criatura en Alaska que causa revuelo entre los científicos de todo el mundo

Desde principios de abril de 2023, el hielo marino mantuvo un crecimiento de hielo récord. Desde principios hasta mediados de agosto, el crecimiento se desaceleró considerablemente, manteniendo una diferencia de casi 1,5 millones de kilómetros cuadrados entre 2023 y 1986, el segundo año más bajo registrado por satélite. Después de ese período, el crecimiento del hielo se aceleró y redujo la brecha a aproximadamente 1 millón de kilómetros cuadrados.

Si bien las condiciones climáticas como los vientos y la temperatura controlan gran parte de las variaciones diarias en la extensión del hielo, la tendencia a la baja a largo plazo es un tema de mucho debate. La tendencia general en su máxima extensión entre 1979 y 2023 es del 0,1 por ciento por década en relación con el promedio de 1981 a 2010, lo que no es una tendencia significativa. Sin embargo, desde agosto de 2016, la tendencia de la extensión del hielo marino de la Antártida sufrió una fuerte caída en casi todos los meses.

Existe cierta preocupación de que esto pueda ser el comienzo de una tendencia a largo plazo de disminución del hielo marino antártico, ya que los océanos se están calentando globalmente y el agua cálida mezclándose en la capa polar del Océano Austral podría continuar. El Océano Austral y su hielo marino son un componente importante del equilibrio energético de la Tierra, ya que reflejan la luz solar de regreso al espacio y sustentan un rico ecosistema en el borde del hielo.

Lea más: El Ártico se aproxima a una fase climática de Atlantificación, ¿de qué se trata?

Además, si la extensión dramáticamente menor del hielo marino continúa hasta el mínimo del verano de 2024 y más allá, una gran parte de la costa antártica quedará expuesta a las olas del océano y al clima marino. Esto puede provocar dos impactos opuestos: la erosión del hielo costero más perenne y de las plataformas de hielo, desestabilizando la capa de hielo; o una mayor acumulación cerca de la costa, compensando en parte la amenaza del aumento del nivel del mar.

Te puede interesar

Hechos de talento
El empleo que busca en Antioquia está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter