<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Esto esperan analistas sobre el dato de productividad en Colombia, dato clave para el salario mínimo 2024

El próximo 28 de noviembre será el punto de partida para las negociaciones del salario mínimo.

  • El debate sobre salario mínimo se dará en medio de un contexto de desaceleración económica. FOTO CAMILO SUÁREZ
    El debate sobre salario mínimo se dará en medio de un contexto de desaceleración económica. FOTO CAMILO SUÁREZ
23 de noviembre de 2023
bookmark

El próximo martes 28 de noviembre se dará el pistoletazo inicial para las negociaciones por el salario mínimo, uno de los encuentros que medirán el pulso de la sinergia entre Gobierno, centrales obreras y empresarios.

Con un primer corte al 15 de diciembre, estos debates tomarán lugar en el marco de un proceso de desaceleración económica que se afianzó tras la caída del PIB de 0,3% en el tercer trimestre, un periodo donde el mismo Ministerio de Hacienda esperaba que comenzara el repunte.

Tras esta publicación, los analistas económicos y diversas figuras públicas han expresado sus previsiones acerca de como cierre el dato del PIB para el último año, lo cual se espera se encuentre cercano a 1%, lo que han catalogado como “por debajo” del potencial del país.

“Con una caída del PIB en el tercer trimestre, la mesa de negociación tendrá mucho más en cuenta un desempeño de la economía que crecería tan solo 1% con riesgo bajista”, aseguró Carolina Monzón, gerente de Investigaciones Económicas de Itaú.

Con la desaceleración económica confirmada, algunos analistas ya han señalado que la productividad, un dato clave para la discusión del mínimo, también podría cerrar 2023 a un bajo nivel o inclusive en números rojos.

Efectivamente, la desaceleración de la economía va a impactar la productividad. Aquí el tema clave sería lo que suceda con la inversión. Si la inversión comienza a retroceder o moderar, esto eventualmente tiene un golpe sobre la productividad y esto es justamente lo que se ha venido observando”, puntualizó David Cubides, director de Investigaciones Económicas de Alianza Valores.

Los analistas consultados por el diario La República prevén que la productividad para 2023 podría ser de hasta 1,5% e inclusive, Grupo Bolívar estima que podría caer -0,7% para final de año.

“En la medida en que el PIB está creciendo muy poco, a ritmos cercanos a 1% o probablemente incluso menos, la productividad también lo haría muy poco. Nuestros cálculos señalan que en este año la productividad va a ser negativa”, apuntó Andrés Langebaek, director de Estudios Económicos de Grupo Bolívar.

En caso de que se cumplan las perspectivas de Grupo Bolívar, el dato de la productividad “no se tendría en cuenta” para la discusión del sueldo base para 2024, de acuerdo con Langebaek. “Esto hace que haya un elemento menos de presión para aumentar el mínimo”, mencionó el analista.

Por su lado, Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, aseguró que con los datos conocidos hasta el momento “es muy probable que el crecimiento de la productividad sea cercano a cero o incluso negativo”.

Vale la pena resaltar que la inflación, al igual que la productividad, son parte de los elementos que se tienen en cuenta para la discusión del salario mínimo para el próximo año. En un lapso comprendido entre 2005 y 2022, la productividad cayó en ocho ocasiones, siendo 2007 el mayor revés con -2,68%.

La última vez que la productividad cayó en terreno negativo fue en 2018 cuando alcanzó -0,24%. En 2020, pese al escenario de pandemia, el dato se incrementó 1,59%, no obstante la medición retrocedió a 0,8% para 2022.

Camilo Pérez, gerente general de Investigaciones Económicas de Banco de Bogotá, explicó que en la discusión del salario mínimo, si bien está presente la incidencia de la productividad, finalmente el dato de la inflación tiene un mayor peso en las propuestas de las diferentes partes.

“La relación que existe entre la definición del mínimo y la actividad es un poco indirecta porque probablemente el mayor impacto que podría tener la definición del salario mínimo se produce a través de la inflación, lo cual que genera unos costos mayores a la producción, lo cual se termina trasladando a los consumidores”, expuso Pérez.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*