<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Quiénes ganan y quiénes pierden con un dólar caro?

Hoy la divisa cuesta $4.388,27, la cifra más alta en la historia. Mientras unos lamentan otros celebran.

  • El dólar lleva seis jornadas consecutivas cotizándose a precios récord. FOTO: Carlos Velásquez
    El dólar lleva seis jornadas consecutivas cotizándose a precios récord. FOTO: Carlos Velásquez
¿Quiénes ganan y quiénes pierden con un dólar caro?
Publicado el 10 de julio de 2022

No es un secreto que la devaluación del peso frente al dólar le saldrá caro a todo el mundo en Colombia, solo en tres semanas el peso ha perdido el 12% de su valor. La comida será uno de los principales afectados con aumentos de precios en el corto y mediano plazo, porque muchos de los insumos necesarios para producirla son importados. Solo con ese resultado el efecto es generalizado.

Sin embargo, en este rally que ajusta seis jornadas consecutivas en las que el dólar supera su récord histórico, acercándose peligrosamente a los $4.500, hay unos a los que les va mejor que a otros.

VENEZOLANOS SUFREN POR ENVIAR DINERO

Steven Rendón es un venezolano que vive en Medellín hace cinco años, desde entonces sagradamente envía a su padre en Venezuela $100.000 quincenales que debe convertir a dólares.

Actualmente no puede aumentar esa cuota, dado que la situación en Colombia también está difícil y el sostenimiento de su familia aquí cada vez es más costoso.

Hace un mes, los $100.000 que envió se convirtieron en 26 dólares, que a su vez pasaron a ser 136 bolívares. Si hace ese mismo ejercicio hoy, los $100.000 sería 22 dólares, y en bolívares apenas llegarían a 123 bolívares, porque el bolívar continúa en una senda de devaluación, como casi todas las monedas del mundo.

“Yo no puedo depender de la tasas de cambio, porque juegan tres monedas en la ecuación, sino de mi disponibilidad de recursos, tan pronto tengo el dinero lo envió”, detalla.

COLOMBIANOS EN EL EXTERIOR, CON UN RESPIRO

Salir del país a perseguir el sueño americano no es fácil. Jhon Deivis Mejía cuenta que para ir a montar empresa en Atlanta, Georgia (Estados Unidos) se endeudó con bancos colombianos en pesos, por lo que “el alto precio del dólar ha sido para nosotros una bendición”, dice.

Reconoce que se trata de dos sentimientos encontrados, porque por una parte puede aumentar su capacidad de ahorro con miras a cumplir su sueño de regresar a Colombia con su familia en una mejor posición, pero también lamenta que la situación esté difícil para quienes están en Colombia, sobre todo en lo que tiene que ver con la carestía.

QUIEN DEVENGA EN DÓLARES, GANA MÁS

Brian Levesque es un norteamericano que vive en Medellín y actualmente es gerente de una empresa tecnológica extranjera que le paga en dólares. Hoy recibe mucho más dinero por su trabajo, si se tiene en cuenta que vive en pesos colombianos.

Sabe perfectamente que por estos tiempos la tasa de cambio tiene una alta volatilidad, recuerda por ejemplo cómo durante la pandemia perdió el 30% de los ahorros con los que llegó al país por la revaluación, y ahora la fortaleza del dólar está de vuelta.

“Como ahora gasto menos dólares para vivir igual incrementé mi ahorro en dólares, pues me estoy proyectando en comprar una casa en Colombia en uno o dos años”, explica.

Consultado sobre si ha considerado cambiar su ahorro en dólares a pesos colombianos, para aprovechar el precio histórico, dice que sí pero solo una parte, porque no está muy clara su permanencia en el país y porque ya no confía tanto en el peso.

LA PESADILLA DE VIAJAR CON UN DÓLAR CARO

Jorge Ochoa viajó con su familia rumbo a Estados Unidos (California y Las Vegas) el día siguiente al triunfo de Gustavo Petro, la idea era celebrarle los 15 años a su hija. Salió de Colombia con un dólar en $3.905 y volvió a los 17 días con la divisa en $4.348. “Jamás calculamos que esto podía pasar”, asegura.

La primera semana del viaje cubrió los gastos con dólares que había comprado a $3.700 varios meses antes. Y luego, empezó a pasar sus tarjetas de crédito. Con la tarjeta Visa realizó compras de alimentación y gastos varios, y el banco hace de inmediato el cambio a pesos aplicando la TRM vigente para cada día. El carro lo alquiló con la American Express, que difiere la compra en dólares a 12 meses.

“En este punto tengo que hacer todo lo posible por pagarla rápido, porque no hay ninguna garantía de que el dólar baje y no sé cuál será la tasa de cambio para septiembre, octubre y en adelante”, relata.

Faltarán varios meses para que Jorge sepa finalmente cuanto le costó el viaje.

EXPORTADORES RECIBEN MÁS POR PRODUCTO

A las 6.723 empresas que han estado exportando a lo largo del año les está entrando más dinero, así produzcan lo mismo, y eso sin duda es una buena noticia para sus estados financieros.

Juan Pablo Duque, fundador y CEO de Equilibria Agro, una productora y exportadora antioqueña de limón tahiti, explica que el precio actual del dólar estaba por fuera de sus pronósticos y, seguramente, de los de todos los exportadores.

“Este es un resultado favorable bajo cualquier pronóstico que se hubiera presupuestado. A nosotros particularmente nos está favoreciendo porque recibimos más pesos por cada kilo de limón que llevamos al exterior”, dice.

Sin embargo, no todo es positivo, dado que para las empresas de comercio internacional es usual endeudarse en dólares, y entonces también se está encareciendo su servicio a la deuda.

De momento, lo que hace es mitigar el riesgo de producción, que se puede presentar por ejemplo por la variabilidad climática, y de ese modo garantiza tener producto suficiente para llevar al mercado que actualmente tiene mucha demanda por el limón tahití.

Los cafeteros, por ejemplo, llevaron en junio 6% más producto al mercado internacional de cuenta de inventarios, dado que la producción ha disminuido (-10%). De modo que no se les afectaran los ingresos y pudieran aprovechar el alto precio del dólar.

IMPORTADORES, OBLIGADOS A SUBIR PRECIO

“Hay una necesidad de incrementar los precios porque los costos no son amables”, cuenta Andrés Trespalacios, gerente general de la comercializadora Fiel a tu belleza, que importa y vende maquillaje.

En su relato detalla cómo de cuenta del dólar la mercancía que importa se le ha encarecido 18% y que el proveedor ha aumentado en dos oportunidades durante este año el precio del producto porque sus materias primas son más caras, el primer aumento fue de 9% y el segundo de 10%.

“Quiere decir que estoy pagando 40% más por el maquillaje, así que no hay manera de contener esos costos y terminan llevándose al consumidor”, indica.

Trespalacios sabe que en sus portafolio hay productos triple AAA que siempre van a tener demanda sin importar el precio, pero que hay otros como los doble A y los A que son más sensibles al precio.

“Lo que hemos hecho es que los productos tipo A no los hemos traído en los últimos 60 días, los doble AA los bajamos al 50%, para con el resto de los recursos traer el 100% de los productos triple AAA”.

Con esa fórmula la compañía ha logrado mantener la facturación, pese a que se diminuyeron significativamente las unidades vendidas.

Por ahora, no hace cuentas con reducir su planta de personal, pero si en los próximos tres meses, como proyecta, el dólar no regresa a unos niveles cercanos a los $3.800 tendrá que empezar a tomar medidas en ese sentido.

Infográfico

Contexto de la Noticia

Paréntesis La devaluación no solo es del peso

La inminente recesión económica de las potencias ha generado incertidumbre en el mercado, cuyos inversionistas están ante dos escenarios: dejar el dinero quieto mientras se calman las aguas, o invertir en economías desarrolladas, que son más seguras. Esto, sumado a la subida de tasas de interés en Estados Unidos, ha hecho que la mayoría de las monedas se devalúen frente al dólar. El euro, por ejemplo, alcanzó esta semana prácticamente la paridad con el dólar, algo no visto en 20 años. El yen de Japón ha perdido 13,5% de valor en lo que va de 2022 y la libra esterlina de Reino Unido ha perdido 4% en el último mes.

Si quiere más información:

Olga Patricia Rendón Marulanda

Soy periodista egresada de la Universidad de Antioquia. Mi primera entrevista se la hice a mi padre y, desde entonces, no he parado de preguntar.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección