COPIA CERTIFICADA: Ocean’s 8. Las estafadoras, de Gary Ross
Crítico

Samuel Castro

Publicado el 09 de junio de 2018

COPIA CERTIFICADA: Ocean’s 8. Las estafadoras, de Gary Ross

Cuando termina Ocean’s 8. Las estafadoras, que a pesar de sus debilidades se deja ver y se disfruta, siempre y cuando a uno le gusten las películas de ladrones y grandes robos, es inevitable preguntarse si era necesario que esta historia ligera y juguetona tuviera que vincularse con aquella “Gran estafa” que ejecutaron, hace casi 20 años, George Clooney y compañía, bajo las órdenes de Steven Soderbergh.

La pregunta viene a cuento porque la historia es tan redonda que al final el vínculo familiar entre Debbie Ocean, el personaje interpretado por Sandra Bullock, y el Danny Ocean de Clooney parece más un lastre que una ventaja, salvo por algún giro del guion en que hace su aparición un viejo conocido de los que vieron Ocean´s eleven. Si lo pensamos bien, el robo de una gargantilla de diamantes que perteneció a Elizabeth Taylor durante la famosa cena de gala del Met de New York es suficientemente divertido como episodio. ¿Qué necesidad había de emparentar las historias, cuando un reparto en el que además de Bullock tenemos a Cate Blanchett, Mindy Kaling, Anne Hathaway, Helena Bonham Carter, Sarah Paulson y Rihanna, ya es poderosísimo por sí solo?

Es entonces cuando reparamos en la principal flaqueza de un guion que, en la parte de ejecutar el robo perfecto, funciona como un reloj suizo. ¿Por qué una mujer autónoma y segura de sí misma como Debbie Ocean, tendría que prestarle tanta atención a vengarse de un exnovio? No parece la mejor estrategia para resaltar el espíritu feminista de una película. Es mejor fijarse entonces en la batería del reloj: sus actrices. Aunque los personajes no den mucho de sí y las oportunidades de lucimiento sean contadas (pasaba lo mismo en la versión masculina), produce el mismo placer que brinda un concierto técnicamente impecable ver a estas intérpretes iluminar cualquier escena con un par de gestos o una variación en su voz (en la versión subtitulada, claro). Son ellas las que se llevan los aplausos, con personajes que uno quiere volver a ver, para entender mejor el coqueteo camuflado entre Debbie y Lou, o para conocer mejor las historias particulares de cada una. Seguramente si la taquilla las acompaña se volverán a unir.

Lastimosamente el otro factor encantador que tenía la saga masculina, que eran las marcas estéticas de Steven Soderbergh, aquí aparecen como mera imitación. Ni la banda sonora es capaz de encontrar combinaciones audaces entre imagen y sonido, ni las transiciones lucen sofisticadas a pesar de lo anacrónicas, ni hay un solo plano que asombre por el ritmo que le impregna a la escena. Existe, eso sí, una voluntad de imitar la herencia de Soderbergh, que se vuelve un poco patética con el pasar de los minutos.

Sin embargo, eso sólo lo apreciaremos quienes hayamos visto a Danny Ocean. Para toda una generación esta puede ser su primera película de atracos. Y como dice Debbie Ocean en una de las mejores líneas: “Es por todas esas niñas de 9 años que sueñan con robar bancos, por quienes hacemos esto”.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Críticos
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
    Diego Agudelo Gómez
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    SAMUEL GIRALDO HENAO

    Envigadeño, figura en el Campeonato Centroamericano de Karate. Logró medallas de oro y bronce.

    $titulo

    JUAN JOSÉ AMADOR

    Ciclista, del Team Manzana Postobón, sancionado por positivo en prueba antidopaje.