<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El amortiguador de su carro desde adentro

Aunque existen diferentes tipos, su función principal siempre será velar por la estabilidad y seguridad activa del vehículo.

  • El amortiguador más frecuente es el conocido como hidráulico de tipo telescópico. FOTO SSTOCK
    El amortiguador más frecuente es el conocido como hidráulico de tipo telescópico. FOTO SSTOCK
El amortiguador de su carro desde adentro
Por Daniel santamaría | Publicado el 13 de marzo de 2021

Los amortiguadores son un elemento fundamental del sistema de suspensión de cualquier automóvil. Además de brindar seguridad ante giros y obstáculos repentinos en la vía, al absorber la energía del impacto, también son esenciales en el equilibrio y comodidad en el interior del vehículo.

Diego García, ingeniero Posventa de Motorysa y experto en el tema, considera que la clave para entender la importancia de los amortiguadores está en su eficacia para transformar la energía cinética de un obstáculo en energía térmica, principalmente en los modelos que funcionan con aceite o gas. “Al controlar el movimiento vertical de las llantas, por ejemplo, al tomar un bache, el sistema toma esta energía producida por un elemento acumulador, usualmente un resorte o ballesta, y la convierte en calor al ser absorbida por un fluido que es aceite o gas generalmente”, explica. Adicionalmente, recalca que si no se instalaran amortiguadores en un automóvil, la llanta oscilaría permanentemente por efecto del funcionamiento libre, al no contar con un sistema de expansión y compresión.

Los amortiguadores cumplen además la función de mantener los neumáticos en contacto permanente con el asfalto, por lo que optimizan el agarre del vehículo a la carretera en todo momento y evitan los movimientos bruscos o repentinos. Su calibración también es muy importante, ya que si un automóvil tuviera amortiguadores rígidos, haría sentir al conductor una sensación de dureza en cada obstáculo y reduciría la comodidad en su interior. Sin embargo, si se cuenta con un sistema demasiado blando, se pondría en riesgo la seguridad del vehículo y sus ocupantes, por eso lo indispensable de elegir adecuadamente cada una de sus partes y hacer una revisión periódica en lugares certificados para asegurarse que estén en buen estado.

Detectar problemas a tiempo

Los componentes de los amortiguadores están en constante movimiento y exigencia, por lo que es normal que con el paso del tiempo o por un fuerte impacto se puedan deteriorar y poner en riesgo la seguridad del vehículo. Por eso es muy importante hacer una revisión exhaustiva cada tres años o cada 20.000 kilómetros y además, aprender a reconocer señales como desgaste en los neumáticos, pérdida de fluidos, ruidos extraños, modificación en la distancia de frenado o dirección del automóvil.

“Para detectar un daño en alguno de los amortiguadores es importante revisar aspectos como: desgaste anormal en las llantas, pérdida de comodidad en la conducción e inspección visual en búsqueda de fugas de fluido”, complementa el ingeniero García de Motorysa

Infográfico
35 %
es el aumento en la distancia de frenado al tener un amortiguador en mal estado, según la DGT en España.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS aprenda a reconocer los tipos PRINCIPALES

Hidráulicos: es el tipo de amortiguador más clásico y simple en su funcionamiento. No requiere de un mantenimiento profundo y además trabaja adecuadamente bajo altos niveles de presión. Se compone de un pistón ubicado dentro de un cilindro donde el aceite fluye.

Hidráulicos con válvulas: en este caso, el aceite circula directamente por válvulas que hacen que su funcionamiento sea mucho más eficaz y suave.

De doble tubo: a diferencia de los demás, funciona con dos cámaras por las que el aceite pasa en el caso de los presurizados, o el gas y el aceite para los no presurizados. Actualmente es muy común e ideal para las situaciones extremas.

Monotubo: este modelo también cuenta con dos cámaras, pero en cada una de ellas funciona un componente que puede ser aceite o gas. Entre ambas cámaras trabaja un pistón flotante que regula la presión ejercida.

Si quiere más información:


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección