<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El despegue a la Luna está en suspenso, ¿por qué?

La misión Artemis I estaba programada para las 7:33 a.m., pero fallas técnicas no lo permitieron.

  • El cohete Space Launch System no pudo despegar este lunes y continúa en el Centro Espacial Kennedy en Florida. FOTO cortesía nasa
    El cohete Space Launch System no pudo despegar este lunes y continúa en el Centro Espacial Kennedy en Florida. FOTO cortesía nasa
Daniela R. Gómez Isaza | Publicado el 30 de agosto de 2022

Todo estaba listo para el despegue desde el Centro Espacial Kennedy en Florida, Estados Unidos, pero una fuga de hidrógeno líquido en el motor y otras fallas y comportamientos del clima, no permitieron el inicio de la reconquista a la Luna en la misión Artemis I.

Según varios especialistas, era de esperarse. Es muy frecuente que las misiones espaciales se pospongan porque los protocolos de seguridad en la industria aeroespacial son muy rigurosos. Pueden hacerlo por el comportamiento del clima del día del lanzamiento o por fallas técnicas en los sistemas de los cohetes que se lanzarán al espacio.

Así que lo primero que hay que tener en cuenta es que el cohete Sistema de Lanzamiento Espacial de esta misión no ha volado nunca, y si bien ha pasado por varias pruebas estáticas como el encendido de sus motores, es un equipo que incluso la Nasa ha reconocido apenas están conociendo y prefieren ser prevenidos antes que echarlo todo a perder.

Lo que sucedió ayer

La noche del sábado llovió sobre la plataforma de lanzamiento, pero la Nasa aseguró que esto no había impactado al cohete. Sin embargo, a las 8:33 a.m. (hora local de Florida) se canceló el despegue de la misión.

Según David Alejandro Pineda, co-fundador del programa de Ingeniería Aeroespacial de la U de A y director de Tecnología de Cipsela, hay varias razones.

“El aislante térmico que recubre la etapa principal del cohete estaba agrietado. El aislante (que se ve de color anaranjado) es una espuma que lo que hace es evitar que las sustancias del hidrógeno y oxígeno líquidos (que componen el combustible del cohete) no pasen rápidamente a la fase gaseosa”.

Al dañarse este aislante pueden suceder dos problemas: no cumplir con su objetivo de aislar y si se desprende, golpear otra parte del cohete y hacer que falle. Eso es lo que sucedió en el desastre del transbordador espacial Columbia en 2003 donde murieron varios astronautas.

Con Artemis I se presentó una fuga de hidrógeno —que es una sustancia combustible que podría ocasionar una explosión—. Además, encontraron fallas en el tercer motor de la máquina.

La Nasa aseguró que sus equipos continuarán recopilando información para saber si es posible que se lance próximamente.

¿Y entonces qué?

Las otras fechas que se tienen estipuladas son para el 2 y 5 de septiembre, pero todavía no se conoce si será posible porque quizás el arreglo de la fuga y los demás percances demoren más tiempo.

“La Nasa tenía dispuestas esas tres ventanas de lanzamiento, pero si no es posible hacerlo en las próximas otras dos será más complicado, porque ahora no se puede lanzar un cohete cuando se quiera, sino que debe ser programado”, agregó Juan Francisco Puerta, docente de Ingeniería Aeroespacial de la Universidad de Antioquia.

Según el especialista, estos viajes deben organizarse con tiempo porque hay otros proyectos aeroespaciales que esperan ser lanzados. La lista es larga. Por poner ejemplos, las misiones privadas de la compañía Axiom con Space X o la misión comercial Intuitive Machines 1, que espera llegar a la Luna con el robot Nova-C y despegar en diciembre.

Además tienen que esperar a que la posición de la Tierra y la Luna sea la correcta, precisó Luis Miguel Molina, coordinador del Coloquio Aeroespacial del Planetario de Medellín. Por eso, “si en estas fechas programadas no se lanza, es posible que se extienda indeterminadamente. Así como pueden ser una o dos semanas, pueden ser incluso meses”.

La comunidad científica sigue a la expectativa de que la Nasa alcance a resolver los problemas, sin embargo, no se descarta aplazarlo sin fecha.

Así que volver a la Luna quedó en suspenso.

Contexto de la Noticia

Paréntesis Y si hubiera despegado...

De no mediar contratiempos, el cohete SLS, con la cápsula Orión en su cúspide, hubiera despegado este lunes 29 de agosto desde el centro Kennedy en Florida en el que sería el comienzo de una nueva era de exploración espacial que tiene como objetivo para 2025 llevar a la primera mujer y al primer hombre de color al satélite, con otra futura misión: Artemis III. La cápsula de Orión habría emprendido su viaje a más de 450.000km de la Tierra aproximadamente en seis semanas y hubiese culminado con un retorno —luego de haber observado la Luna— aterrizando en el océano Pacífico el 10 de octubre de 2022.

Si quiere más información:

Daniela R. Gómez Isaza

Periodista de la Universidad Pontificia Bolivariana. Me gustan los aliens, el universo, el cine. Aquí escribo de ciencia y medio ambiente.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección