<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Perder el miedo a pintar la casa de otros colores

  • La habitación que quiera cambiar de color no debe ser saturada. Máximo tres y debe haber uno neutro. FOTO sstock
    La habitación que quiera cambiar de color no debe ser saturada. Máximo tres y debe haber uno neutro. FOTO sstock
Por carolina tamayo pemberthy | Publicado el 18 de noviembre de 2019

A usted le gustaría ser atrevido cuando va a cambiar el color de las paredes de la habitación o la sala. Elegiría uno no convencional, que rompa, que le haga sentir que hubo un cambio de verdad. Solo que le da miedo, por supuesto, porque, ¿qué tal que no le guste o quede feo? Perdería la inversión.

Utilizar otro color no solo puede embellecer cada espacio, también permite que se vean más grandes o más pequeños e incluso podrían afectar las emociones de quienes viven en la casa o llegan de visita.

Para Mariana Sierra Escudero, docente de psicología de la Universidad Ces, los tonos influyen significativamente en el estado de ánimo, debido a que tienen una conexión sinérgica.

A eso, Jesús Márquez, gerente de Color de Pintuco, añade que los colores, los espacios y las emociones se encuentran directamente conectados, debido a que cada lugar del hogar está habitado por personas que sienten. Uno estresante (rojo, por ejemplo) en una zona para relajarse no va a permitir un correcto descanso.

Cada cosa afecta. No es lo mismo una sala moderna que una antigua, dice. Así que al momento de decidir pintar una pared le será útil usar la teoría del color, debido a que esto se relaciona con la percepción. Manuela Toro, coordinadora de proyectos de extensión de psicología de la Universidad de Antioquia, explica por qué el color influye en las emociones: “Cuando hablamos de tonos cálidos como el rojo o el naranja, se asocian al amor, la alegría, la pasión o sentimientos como la ira. Los azules se relacionan con la tranquilidad y los grises, en cambio, brindan seguridad y sobriedad”.

Para ella, considerar pensar cuál debe ir para cada habitación ayudará a conectar con las emociones.

Lina María Agudelo Gutiérrez, jefe del programa de Diseño y Gestión de Espacios de la Universidad de Medellín, señala que hay que perderle el miedo a cambiar de tonalidades porque dinamizan el espacio, lo hacen menos aburrido. Con solo cambiar una la pared las sensaciones del entorno cambian.

Piénselo primero

Agudelo indica que antes de pintar se deben tener en cuenta los objetos que hay en el sitio y la luz. Así, el blanco puede dar la sensación de que el espacio es más grande, pero si hay saturación se reduciría su efecto. Igualmente, sigue siendo una tonalidad ideal.

Un oscuro haría verlo aún más pequeño. Las paredes blancas se verán un tanto amarillas si las luces son cálidas y, si eso no le gusta, tal vez tenga que modificar las luces o cambiar de color. Cada cosa hay que tenerla en cuenta.

La jefe del programa de diseño señala que se debe jugar con las decoraciones para generar contrastes. Las plantas quedan muy bien junto a paredes coral o al momento de pintar con rojo hay que buscar un elemento que no sature, como un sofá gris claro.

Actitud
El estilo de vida influye en estas decisiones. “Si una persona llega del trabajo a leer en una sala de estudio, el azul será ideal porque genera calma, o si es alguien muy dinámico es mejor tonos más cálidos”, precisa Lina Agudelo.

Ella comenta que pintar puede ser un ejercicio que haga usted mismo, como un plan, y que además no tiene que poner un solo color en un sitio, con una pared puede hacer la diferencia.

Es recomendable eso sí, que siempre haya un blanco o un beige, ya que son neutros y se pueden combinar con mayor facilidad con los elementos que se quieran poner de otras tonalida.des.

Lo demás es que intente, que ese toque de color lo haga sentir cómodo en ese espacio de la casa

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS la calidad es importante

No solo se debe pensar en los colores, también se en la perdurabilidad de la pintura. Los expertos recomiendan que esta sea lavable, para que las manchas quiten con mayor facilidad sin deteriorar el tono. En el mercado existen vinilos especiales que soportan altas temperaturas para espacios como la cocina.

Carolina Tamayo Pemberthy

Me gusta leer historias de terror y creo profundamente en el poder transformador del periodismo. Escuchar a las personas es lo que me apasiona de mi profesión. Comunicadora y Periodista en formación de la Corporación Universitaria Lasallista

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección