<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

No se rasque los ojos: siempre será peligroso para su visión

Es una práctica muy común llevarse las manos a los ojos si estos le rascan. Especialistas concluyen que el daño es mayor si lo hace y que hay otras estrategias para calmar esa piquiña.

  • Frotarse los ojos puede generar daños como la deformación de la córnea y producir condiciones de salud como el astigmatismo. FOTO: SSTOCK
    Frotarse los ojos puede generar daños como la deformación de la córnea y producir condiciones de salud como el astigmatismo. FOTO: SSTOCK
27 de febrero de 2023
bookmark

Las personas alérgicas, a las que les da conjuntivitis o las que tienen los ojos secos sabrán muy bien lo que es sentir que le piquen los ojos. Por esa sensación, el movimiento más natural y que poco se piensa al momento de hacerlo es el de llevarse las manos hacia ellos y frotarlos hasta calmar la piquiña.

También le puede suceder a las personas que tienen enfermedades en el borde de los párpados, como una inflamación que se llama blefaritis no infecciosa o infecciosa y otra causa es la psicológica, que puede llevar a frotarse frecuentemente los párpados.

Una de las más frecuentes es el síndrome del ojo seco. Sus síntomas son la irritación en los ojos, ardor, sensibilidad a la luz, inflamación, sensación de cuerpo extraño, dolor de cabeza frecuente y en algunos casos alteración en la visión.

“Para prevenir el ojo seco aconsejo evitar que el aire entre en contacto directamente en los ojos, considerar el uso de gafas de sol para bloquear el viento y el aire seco y descansar los ojos durante tareas largas mediante el pestañeo constante para esparcir las lágrimas de forma uniforme”, explica el médico Ramiro Cubillos de Laboratorios La Santé.

¿Los puedo frotar para calmar la piquiña?

Si se pregunta si hay manera correcta de rascarse los ojos, la respuesta es no. La sola fricción puede causar problemas. Según dice María del Pilar Oviedo, coordinadora de Optometría de la U. CES, rascarse los ojos puede deformar la córnea —que es la parte más externa del ojo— y con esto, producir enfermedades visuales como el astigmatismo y otra llamada queratocono en la que sobresale el tejido transparente en la parte frontal del ojo. También puede producir un adelgazamiento de la córnea y un aumento en su curvatura, conocido como ectasia corneal.

“El queratocono se produce por el rascado frecuente del ojo. Las estructuras de la córnea, que es la que permite que se enfoquen las imágenes y que lleguen al ojo, se pueden dañar y generar alteraciones visuales que producen problemas como astigmatismos difíciles de tratar (que no se corrigen bien ni siquiera con gafas o lentes de contacto). A veces incluso se requiere manejo quirúrgico por parte de nosotros los oftalmólogos”, cuenta la médica oftalmóloga Natalia Restrepo.

Respecto al queratocono, la oftalmóloga Eliana Oliveros, subespecialista en córnea y segmento anterior y docente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia, menciona que es más común en niños y adolescentes ya que “los tejidos son más flexibles”.

Esto es alarmante, ya que la deficiencia visual en Colombia es la segunda categoría de discapacidad más frecuente, según dice María del Pilar, al padecerla 1 millón de personas. El panorama mundial no es alentador: según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el mundo son al menos 2.200 millones de personas con deterioro de la visión cercana o distante y al menos 1.000 millones de esos casos —casi la mitad— pudieron evitarse.

Precisamente, algunas de estas deficiencias que se pueden producir —principalmente el astigmatismo— se podrían evitar si las personas no se frotaran constantemente los ojos.

“Rascarse o frotarse los ojos es una práctica que las personas no deberían hacer. No hay manera correcta de hacerlo porque la fricción altera la córnea indudablemente”, dice María del Pilar.

Para saber más: ¿Tender o no la cama al levantarse? El debate que puede influir en su salud

¿Qué otros peligros hay al rascarse los ojos?

La oftalmóloga Eliana Oliveros advierte que en la capa de la córnea puede haber lesiones como laceraciones, crecimiento de los vasos sanguíneos llamado neovascularización (especies de venas o “arañitas” que no deberían estar en el ojo) y cicatrices reconocidas como leucoma corneal, cambios en la coloración al volverlos más oscuros y producir hiperpigmentación que comúnmente se conoce como “ojera” o “párpado oscuro” y en algunos pacientes puede adquirir un aspecto amarillento en los ojos.

“Con el rascado hay un riesgo de que haya un aumento de la presión intraocular que conlleva a un daño de una parte importante del ojo que es el nervio óptico, encargado de llevar toda la información hacia el cerebro”, agrega la especialista.

¿Si me pica, entonces qué puedo hacer?

La recomendación de la especialista María del Pilar es tener un parpadeo más consciente y activo en la rutina diaria. Mover más los ojos, porque por ejemplo, un factor de riesgo del ojo seco es la exposición prolongada a las pantallas, lo que puede sucederle a personas que pasan todo el día mirando sus computadoras.

Haga pausas activas para cerrar los ojos y parpadear más y si definitivamente es muy fuerte la piquiña, mueva el párpado sin hacer presión directa sobre el ojo. Lo importante es que haya una valoración de optometría y oftalmología, para que de ser el caso, le envíen gotas o lubricantes.

Otras medidas son el uso de paños o gafas de gel frías durante 10 minutos, aplicar agua fría, mantener una higiene adecuada de los ojos con productos dermatológicos como, por ejemplo, retirarse el maquillaje y limpiarse los ojos todos los días al igual que la cara. Sin embargo, explica que lo más importante será conocer la causa de lo que genera la piquiña.

La especialista Eliana Oliveros advierte que si la rasquiña es intensa y hay que saciarla “lo ideal sería realizarlo en las esquinas del ojo, sea en la parte externa o en la interna cerca a la nariz. Esto hace que haya menos probabilidades de riesgo de la córnea conjuntiva, sin embargo, por la fricción igualmente se pueden producir heridas”. Y si lo va a hacer recuerde tener las manos limpias porque algunas personas se llevan a los ojos las manos sucias y tienen riesgo de padecer infecciones por las bacterias de la superficie de las manos.

Le puede interesar: Del amor incondicional al amor libre: así son las relaciones actuales

¿Y los que tienen alergia?

María del Pilar Oviedo dice que las personas alérgicas, con rinitis por ejemplo, tendrán una mayor predisposición de presentar conjuntivitis alérgica y lo recomendable es que hagan un control: “Lo más importante es verificar el elemento que dispara la alergia y hacer manejo con medicamentos, con medicina general, oftalmología y optometría para que sea integral”.

Si se le ponen los ojos rojos es porque por la fricción este se irrita y se inflama y entre más se frote, más rojos se le pondrán y mayor sensación tendrá de un cuerpo extraño en el ojo.

No lo intente, no hay una manera correcta de hacerlo, cualquier fricción podrá afectar su visión. Tenga cuidado cuando se lleve las manos a los ojos.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD