<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Agüeros de Año Nuevo mueven las ventas en plazas de mercado y calles de Medellín

Sahumerios, muñecos de año viejo, billetes, velas y riegos elaborados con gran diversidad de hierbas son los infaltables para quienes siguen creyendo en estas tradiciones.

  • Aleida Bernal prepara los productos para los rituales de Año Nuevo desde finales de octubre. FOTO Manuel Saldarriaga
    Aleida Bernal prepara los productos para los rituales de Año Nuevo desde finales de octubre. FOTO Manuel Saldarriaga
  • Semilleros de abundancia, incensarios, muñecos de año viejo y baños corporales son algunos de los productos que vende Aleida. FOTOS Manuel Saldarriaga
    Semilleros de abundancia, incensarios, muñecos de año viejo y baños corporales son algunos de los productos que vende Aleida. FOTOS Manuel Saldarriaga
  • En distintos puntos de la ciudad las personas están comprando todo para sus rituales de Año Nuevo. FOTO Manuel Saldarriaga
    En distintos puntos de la ciudad las personas están comprando todo para sus rituales de Año Nuevo. FOTO Manuel Saldarriaga
  • Nancy Chaverra lleva 40 años con su local Jardín de la Salud, en la Placita de Flórez. FOTO Manuel Saldarriaga
    Nancy Chaverra lleva 40 años con su local Jardín de la Salud, en la Placita de Flórez. FOTO Manuel Saldarriaga
29 de diciembre de 2022
bookmark

Los días van volando uno tras otro este mes y las horas están contadas para dejar atrás el 2022. Esta semana, las plazas de mercado y algunas calles de la ciudad, en especial del Centro, huelen a ruda, verbena, eucalipto, canela, albahaca, incienso, sahumerio y esencias.

En carretas y locales se lucen coloridas pilas de hierbas que los más agüeristas usarán este 31 de diciembre para transitar al 2023. Desde ayer comenzaron a crecer las ventas, pero se espera que hoy, mañana y en parte del sábado sea mayor la afluencia de personas que buscan los tradicionales productos para la fiesta de Año Nuevo.

Aleida Bernal es la dueña de Alquimia, un local ubicado en la Plaza de Mercado La América. Sonríe emocionada cuando habla de las ventas de este año, aunque el pasado no le fue mal, siente que este ha sido y será mejor. En su negocio abundan las ramas y otros productos tradicionales de esta época. Del techo cuelgan paquetes de hierbas e incensarios, mientras que en mesas y repisas se suceden velas, pequeños muñecos de Año Viejo, botellas con riegos, cuarzos, manillas y esencias.

Lea también: Visite los sitios imperdibles en esta Navidad en el Valle de Aburrá

Semilleros de abundancia, incensarios, muñecos de año viejo y baños corporales son algunos de los productos que vende Aleida. FOTOS Manuel Saldarriaga
Semilleros de abundancia, incensarios, muñecos de año viejo y baños corporales son algunos de los productos que vende Aleida. FOTOS Manuel Saldarriaga

Cuenta que los clientes han desfilado por el local, más que todo para comprar sahumerios; sahumos o atados de hierbas amargas (altamisa, destrancadera, verbena y ruda) y dulces (pétalos de rosa, ven a mí y albahaca virgen y morada); velas doradas, plateadas y de otros colores con mensajes de intenciones para el año venidero; semilleros de abundancia (frascos con distintas semillas); billetes de dólares y euros; y riegos para limpiar el cuerpo, que también son amargos (agua de luna, naranja agria, tabaco, eucalipto, cicuta y ruda, entre otras hierbas) y dulces (miel, clavos, canela, nuez moscada, pétalos, esencias y frutas).

Todo depende de la intención y el lugar donde se quieren usar los productos: hay para el negocio y para la casa. Muchos quieren atraer el amor, el dinero, la prosperidad y la tranquilidad. Otros buscan deshacerse de las cosas malas que vivieron este año. Hay para todas las necesidades y los precios varían entre los $2.000 y los $120.000.

Le puede interesar: ¡Tenga cuidado! Estos son los tipos de pólvora que más quemados han dejado este diciembre

La ruda, hierba reina para estas tradiciones, según cuenta Aleida, no podía faltar en uno de los productos más vendidos: el florero de la abundancia, un atado que también lleva flor de ajo, espigas, eucalipto y botón de oro.

Además, tiene gran protagonismo otro de los que más compran, don Próspero, como se llama el muñeco de año viejo de Alquimia y que viene con sahumos, billete, espiga, lentejas y un papelito para escribir las intenciones para el otro año. Este es allí y en otros negocios uno de los que más popularidad ha ganado y que se quema en familia antes de que llegue el Año Nuevo.

En distintos puntos de la ciudad las personas están comprando todo para sus rituales de Año Nuevo. FOTO Manuel Saldarriaga
En distintos puntos de la ciudad las personas están comprando todo para sus rituales de Año Nuevo. FOTO Manuel Saldarriaga

Adriana Franco, vecina de La América, fue ayer por los agüeros para ella y sus hijas, una tradición que siguen hace años. Compró los floreros de la abundancia, que siembra entre arroz, fríjoles, azúcar y lentejas; riegos para trapear la casa el 31; y sahumerios que quemará antes de recibir el 2023 con el ánimo de que sea próspero para su familia.

Próspero ha sido este 2022 para Aleida, pues aunque las ventas fueron buenas todo el año, esta época le deja mejores ganancias. Por eso, y por el amor que tiene al negocio y la práctica que le heredaron sus padres, se prepara desde finales de octubre, comprando las hierbas a campesinos de Santa Elena, San Cristóbal, Boquerón y hasta Cali.

Después, le dedica el tiempo a empacar y organizar todo con la ayuda de personas a quienes pone como la más importante condición que sean limpias de corazón, porque para ella “estos rituales no son hechos con maleza, sino con los regalos de Dios”.

La Placita de Flórez, otro tradicional lugar para comprar estos productos

En la Placita de Flórez también abundan los locales con hierbas, riegos y esencias. Los productos son los mismos que se venden en otros puntos de la ciudad, aunque allí la afluencia de personas empieza a sentirse más entre mañana y el sábado, según contó Nancy Chaverra, quien dijo que los más vendidos son el florero de la abundancia y el sahumerio.

Nancy Chaverra lleva 40 años con su local Jardín de la Salud, en la Placita de Flórez. FOTO Manuel Saldarriaga
Nancy Chaverra lleva 40 años con su local Jardín de la Salud, en la Placita de Flórez. FOTO Manuel Saldarriaga

Manifestó que aunque hierbas como la flor de ajo, el botón de oro y la ruda están más caras en esta época, ella ofrece opciones para todos los bolsillos. La gente puede comprarle, según la plata que tenga, productos con hierbas desde $1.000 hasta $20.000. En los 40 años que lleva en su negocio ha aprendido que los paisas suelen dejar estas compras para última hora, por lo cual espera tres días de mucho trabajo.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*