<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Cuadra cifra de Buen Comienzo que dio Alcalde en el Concejo?

  • FOTO: MANUEL SALDARRIAGA.
    FOTO: MANUEL SALDARRIAGA.
Juan Quiceno Ramírez y Juan Diego Quiceno Mesa | Publicado el 02 de marzo de 2021

El pasado lunes 1 de marzo el alcalde Daniel Quintero se refirió a la operación de Buen Comienzo en la instalación del primer periodo de sesiones ordinarias del año en el Concejo de Medellín. Aseveró que “actualmente tenemos operación al 98 % de la modalidad institucional, 22.582 niños. Nos faltan 500 niños con una sola institución”. La cifra parte de un total de niños atendidos por el programa en esta modalidad de 23.082, según dijo el alcalde.

En la modalidad Institucional 8 horas, Buen Comienzo debe atender a 26.050 niños de Medellín, según dijeron desde comunicaciones de la Alcaldía el pasado 28 de enero.

Con corte hasta el pasado jueves 25 de febrero, la dirección del programa le había confirmado a este periódico que estaban matriculados 19.881 niños y que 129 de las 220 sedes ya estaban recibiendo en sus instalaciones a 7.940 de ellos (5.904 recibían atención en virtualidad y el resto estaba por definir en qué operación se incluirían).

A raíz de los datos entregados por el alcalde en el Concejo, consultamos de nuevo a Buen Comienzo para actualizar las cifras con corte hasta el 1 de marzo.

Hasta este lunes, la cifra de niños matriculados había ascendido a 24.443. “Que un niño esté matriculado significa que ya recibe su paquete alimentario y está siendo atendido”, aclaró Puerta, directora del programa.

Esta cifra representa el 93,83 % del total de niños que debe atender esta modalidad (26.050): 13.475 de ellos están en alternancia y 10.468 en virtualidad. Otros 500 están pendientes por definir en qué modalidad desean y pueden ser atendidos. La cifra de sedes que están abiertas ya son 147 de 220, precisó Puerta.

Respecto a la diferencia en la cifra base, el programa explicó que el alcalde se refirió a los cupos asignados a los 33 operadores habilitados tras la contratación con los nuevos requisitos. “Esos 33 operadores tenían asignados 23.132 cupos. Sobre esa cifra tienes el 98% del que habla el alcalde”, dijo Vivian Puerta, directora del programa.

El resto de niños para alcanzar la cobertura de 26.050 no están a la fecha matriculados. Según Puerta, están siendo priorizados con bonos alimentarios.

Hay que recordar que debido a la pandemia los padres de familia están en capacidad de elegir si quieren que sus hijos sean atendidos en modo alternancia (yendo a las sedes y recibiendo atención virtual) o solo en atención virtual.

Hay unas condiciones en cuanto a la salud que también deben ser tenidas en cuenta, por orden de las autoridades en salud. Algunas de ellas son: no tener comorbilidades y no vivir con adultos mayores, la población más vulnerable frente al nuevo coronavirus.

Las dudas respecto a las cifras

Tras la declaración del alcalde, organizaciones como Todos por Medellín se refirieron a las cifras. Piedad Restrepo, vocera de la veeduría, expuso que “lamentablemente la carencia de una información única y verificable hace que el control social y político sean muy difíciles”.

“Esto es un hecho recurrente, estamos encontrando datos distintos donde quedan interrogantes con relación a que es lo que efectivamente está pasando. Lamentamos que esto pase y que no haya aclaración frente a las preguntas que hacemos veedurías como Todos por Medellín, los medios de comunicación y ciudadanos de a pie”, añadió Restrepo.

Por su parte, el concejal Daniel Duque, quien ha sido crítico con el manejo que se le ha dado a Buen Comienzo, manifestó que “es difícil cogerle una verdad al alcalde. Ayer dio un monólogo de tres horas lleno de inconsistencias que no pudieron ser rebatidas de manera oportuna".

Arranque con dificultad
Este año, el comienzo del programa estuvo marcado por el desencuentro entre los operadores tradicionales y la Alcaldía de Medellín. Esto debido a que la administración municipal decidió exigir el registro en el Banco Nacional de Oferentes a la Primera Infancia para continuar en la operación.

En ese contexto, varios de los operadores se declararon sorprendidos porque, según expresaron en su momento, no se les notificó a tiempo esa exigencia. Además, añadieron que sentían que se estaba poniendo en tela de juicio su labor con la primera infancia.

La explicación de la administración se ha centrado en la necesidad de mayor transparencia en la contratación. Para Iván Gómez, director de educación y cultura de Proantioquia, el desencuentro entre algunas organizaciones y la gerencia del programa tiene que ver con que no hubo una comunicación efectiva.

Desde su óptica, el problema radicó en que el Banco de Oferentes había abierto convocatoria desde el año pasado, pero ningún oferente se postuló al ignorar que sería una exigencia para su continuidad en el programa.

Juan Diego Quiceno Mesa

Periodista de la Universidad de Antioquia con estudios en escritura de guión de ficción y no ficción.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS