<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Se están robando los equipos de monitoreo de Cornare en Rionegro. Ya van dos hurtos.

Se trata de estaciones de monitoreo que utiliza Cornare para medir los niveles de los ríos y resultan básicos para prevenir tragedias en invierno.

  • Los aparatos se instalan en zonas de fácil acceso para los operarios y técnicos de Cornare para poder hacer monitoreo constante y solo le sirven a la corporación para sus tareas. FOTO cortesía
    Los aparatos se instalan en zonas de fácil acceso para los operarios y técnicos de Cornare para poder hacer monitoreo constante y solo le sirven a la corporación para sus tareas. FOTO cortesía
Por Gustavo Ospina Zapata | Publicado el 28 de noviembre de 2022

El último mes el Río Negro, que cruza el municipio de Rionegro incluso en su zona urbana, se ha crecido de una manera tal que ha ocasionado dos grandes inundaciones, la última el pasado diez de noviembre con afectaciones en cinco sectores y cerca de cien casas. La anterior fue el 28 de octubre y obligó a evacuar viviendas.

Para colmo, a los ladrones les dio por robarse las dos estaciones de monitoreo que tenía Cornare para conocer al instante los niveles de crecimiento del afluente, información que habría sido útil para que al menos los organismos de gestión y prevención del riesgo hubieran ordenado una evacuación a tiempo de las familias y así las afectaciones habrían sido menores. Los hurtos se dieron en un lapso de 20 días, es decir, más tardó la corporación en denunciar el primer caso que los cacos en robarse la segunda estación.

“Estas estaciones nos permiten conocer minuto a minuto los niveles de las corrientes, elevados o bajos, y en esta temporada de lluvias tan fuerte nos dan información importante para prevenir situaciones de riesgo”, explicó Diana Henao, subdirectora de Planeación de la entidad.

Lo inexplicable es que estos aparatos solo le sirven a Cornare, pues hacen parte de su tecnología para medir los niveles de los afluentes, quebradas y ríos, de los municipios de su jurisdicción, y con ellos capta información para planificar las intervenciones y actuaciones en temas ambientales y de sostenibilidad.

“No son aparatos que puedan comercializarse, porque además van conectados a un centro de monitoreo a través de una App que habilitan Cornare y los consejos municipales de gestión de riesgo para el monitoreo”, explicó Henao.

Indicó que externamente los monitores tienen un panel solar, pero su tamaño es pequeño y la capacidad de almacenar energía es limitada y de poca utilidad, pues los aparatos tienen la dimensión de un video beam. Y por dentro tienen cables sin valor comercial, por lo que considera que robárselos es más un encarte.

Los dos robos

El primer robo se hizo el pasado 7 de octubre. Se trató de la estación La Pica, instalada en las veredas Guayabito y Tablacito (Rionegro), que monitoreaba el Río Negro.

Dado que no se tiene vigilancia permanente sobre las estructuras, Cornare se enteró del hecho cuando un equipo técnico de la Pontificia Universidad Javeriana, entidad que creó esta tecnología para la corporación, llegó a realizar mantenimiento.

El segundo caso se dio el 27 del mismo mes con la estación sobre el mismo río ubicada en las veredas Chipre y Tres Puertas. Y se enteró de la misma forma. Cornare advirtió que debido a estos casos, “un tramo del Río Negro está sin un debido seguimiento que permita generar alertas tempranas sobre posibles desastres naturales, inundaciones o avenidas torrenciales”.

Diana Henao afirmó que Cornare ya interpuso la denuncia ante la Fiscalía y avanza en las investigaciones para hallar los responsables.

Las estaciones se componen de una estructura metálica, batería, controlador de carga, panel solar, dos cajas para los sistemas electrónicos y sensores de nivel del río.

La corporación indicó que antes se habían reportado hurtos de elementos de las estaciones, como el panel solar. Aún no hay resultados en las investigaciones para recuperar los equipos e identificar a los culpables.

Mientras tanto, la entidad hace esfuerzos por reemplazar los equipos, que son básicos para prevenir y gestionar los riesgos de desastres, máxime que las lluvias no paran y La Niña sigue plantada haciendo estragos en todas las regiones de Antioquia.

Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección