La casa de Jack, de Lars Von Trier

Un arte extravagante

Oswaldo Osorio

casajack

Esta es la película de un sádico, y tal vez hay que decirlo por doble partida, por el protagonista de la historia y por el director del filme. El primero, es un asesino en serie con trastorno obsesivo compulsivo, y el segundo, un autor que parece disfrutar creando unos personajes que violentan al espectador, cuando no es que él mismo somete a todo tipo de vejámenes a sus personajes. Juntos hacen una película violenta y casi obscena, por un lado, pero reflexiva, inteligente y atractiva, por el otro.

Y es que el relato tiene dos grandes componentes. En primera instancia, están los cinco episodios que resumen la sicopatología de este descarnado y cínico asesino a lo largo de doce años y más de sesenta muertes. Es una parte casi de trámite, pura provocación de sadismo y violencia, aderezada con las excentricidades del trastorno de un personaje que se ha visto hasta la saciedad en el cine: Sicópata americano, Funny Games, Henry: retrato de un asesino, y un larguísimo y tedioso etcétera, como tedioso puede parecer este componente, por lo obvio y recurrente que resulta.

El segundo componente en cambio, es complejo, intelectualizado, cargado de información y un complemento que de alguna forma le da sentido a ese otro relato mórbido y un poco elemental. Se trata de la conversación entre Jack y Verge, mientras este conduce a aquél hacia el infierno, en una directa alusión a Dante y Virgilio en La divina comedia. Un diálogo que hila los cinco truculentos episodios y los comenta, no tanto a la manera de un coro griego, sino más bien como si fuera la disertación filosófica de una competencia de argumentación, la cual, además, está profusamente ilustrada con diapositivas. Aquí lo cinematográfico, valga decirlo, pasa un poco agachado debajo de todo ese texto y esa retahíla de imágenes fijas de irregular calidad.

Se trata de una disertación sobre la moral, la vida y la muerte que termina por desembocar en una compleja y recursiva reflexión sobre el arte y el espíritu creador de la humanidad, desde el arte más bello y sublime, como la pintura de William-Adolphe sobre Dante y Virgilio que líricamente reproduce Von Trier en su película, pasando por la arquitectura nazi de Albert Speer, hasta la horripilante mueca de un niño muerto moldeada por un sicópata. Aquí el arte es gesto y creación, un arte sádico que crea íconos, sádicos también, un arte extravagante, como esta película.

Es extravagante para bien y para mal, como casi todo el cine de este danés. Porque incluso sus películas son parte de esta disertación, pues se auto cita mostrando fragmentos de ellas y hasta sugiere que comete crímenes en la ficción porque no los puede cometer en la realidad. Y es entonces, bajo estos presupuestos, que su arte agrede y complace al mismo tiempo, a veces ganado más lo uno que lo otro.

En el caso de esta película, puede ser equivalente la sensación, pues todo lo explícito y artificial de la puesta en escena de los asesinatos contrasta con lo estimulante y hasta revelador de ese diálogo donde se debaten el amor y la muerte. Es por eso que, al final, esta provocadora obra deja un sinsabor, pero un sinsabor que, sin duda, exige repasar mentalmente muchas de las imágenes y argumentos de este relato, cuando no una nueva visionada.

VARTEX 7 desde mayo7 

Vartex: Muestra de video y experimental de Medellín

vartex7b

El próximo 7 de mayo inicia la séptima versión de Vartex, un espacio para acercarse a la formación y apreciación del video experimental a través de muestras, cursos, laboratorios y presentaciones especiales. El tema para este año es el video clip, tomando este como un discurso audiovisual que se ha convertido en uno de los baluartes de la experimentación con la imagen en movimiento y de los nuevos medios.

Cuatro secciones de exhibición y cuatro procesos de formación hacen parte de la programación de la muestra en esta séptima versión. Por primera vez se amplía la convocatoria a realizadores y videoartistas de todo el país  para conformar la Muestra de video y experimental Nacional, compuesta por dos programas que recogen 23 obras audiovisuales.

En la programación exhibida también habrá una Muestra de video clips de Medellín. Ya sin los obstáculos geográficos disipados por la internet y gracias a las asequibles herramientas digitales de la imagen en movimiento, esta expresión audiovisual presente en nuestro contexto local ha logrado alcances globales. Son 18 videos que sorprenden por la diversidad de las narraciones paisas recientes (del 2015 hasta la actualidad), recordando que son también un medidor de la cosmovisión y el contexto de los jóvenes que nacieron y crecieron entre este par de cordilleras. Así mismo se presentará una Muestra internacional compuesta por los trabajos de los más destacados nuevos autores del video clip mundial.

La Muestra Ismo, Ismo, Ismo, por su parte, es el primer programa y publicación de cine basada en los EE. UU. que trata la totalidad de la vibrante producción cinematográfica experimental de América Latina. La serie de programas revisita películas clásicas y presenta nuevas obras de figuras claves y artistas emergentes, llevando a los espectadores en un recorrido por la riqueza de los materiales encontrados en distintos rincones de los archivos fílmicos de América Latina, y de los circuitos de producción reciente. Se presentarán obras históricas y contemporáneas de Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, México, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela, Puerto Rico y los Estados Unidos.

Por último, se realizará un Seminario de video clip, dictado por la más importante teórica del tema en Hispanoamérica, Ana Sedeño, Doctora en Comunicación Audiovisual y Profesora Titular en el Departamento de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad de Málaga (España), quien ha publicado varios libros como “Lenguaje del videoclip”, “La música contemporánea en el cine”, “Análisis del cine Contemporáneo: Estrategias estéticas, narrativas y de puesta en escena” o “Historia del videoarte en España”.

Visita nuestro sitio web: www.vartexmedellin.co

Contacto: vartex@cinefagos.net

 

Las dos reinas, de Josie Rourke

Poder femenino

Oswaldo Osorio

dosreinas

El cine sobre la historia de las monarquías europeas, centrado en las intrigas palaciegas y las luchas de poder, puede ser harto reiterativo y predecible luego de la interminable lista de películas que se han hecho al respecto. Y ni se diga si el espectador, por sus conocimientos generales de historia, ya sabe de qué va su argumento. Es por eso que cada película de este tipo debe proponer un valor agregado que la diferencie de tantos y tantos títulos con las mismas dinámicas. Esta película, efectivamente, de cierta forma lo propone.

La historia es la de María Estuardo, quien fuera reina de Escocia a mediados del siglo XVI. Primero lo fue brevemente de Francia y, tras la muerte de su esposo, regresó a su país, no solo a regirlo, sino a reclamar la corona de Inglaterra, que posaba sobre la cabeza nada menos que de la reina más célebre de la historia, Isabel I, la Reina virgen, de quien se han hecho todavía más películas. Esas son las dos reinas del título en español, aunque en el original es solo María, Reina de Escocia.

Desde el mismo libro en que se basa, Maria Estuardo: La Reina martir, de John Guy, ya este relato plantea una lectura diferente de este personaje. La equipara en su carácter y determinación con esas versiones cinematográficas que ya hay de su prima Isabel I. De manera que, ciertamente, el grueso del relato está compuesto por lo que siempre presenta este tipo de cine: disputas por un trono, traiciones entre cortesanos, asesinatos con móviles políticos, conspiraciones, sangrientas batallas, fastuosos vestuarios, grandilocuentes paisajes y portentosos castillos.

Sin embargo, su esencia se centra en la personalidad de esta mujer y, en menor medida, en la de su contrincante política. Es decir, se trata de un relato revisionista, donde no solo la imagen de María de Escocia es redefinida en relación con la tradicional forma en que la ha visto la historia, sino que también, soslayadamente, asume una actitud de empoderamiento femenino que no puede ser casualidad en estos tiempos.

Así que, en principio, se puede ver a una mujer, aunque joven, llena de determinación y valentía, tanto para regir a su país y reclamar la corona inglesa como para enfrentar a los hombres y desafiar su inveterado dominio sobre la política y las mujeres. Y de otro lado, está el énfasis que hace el punto de vista del relato en que son dos poderosas naciones gobernadas por dos mujeres. Es por eso que el clímax de la película no podía ser otro que el aplazado y esperado encuentro entre las dos monarcas, en el que si bien domina la tensión por el poder que ambas quieren detentar, también hay un discurso, a veces soterrado y otras explícito, que apela a la solidaridad de género y a la unión femenina contra la eterna opresión de los hombres.

Se trata, pues, de esa película que tantas veces se ha visto, hecha con toda corrección y con lo entretenidas que a cada quien le pueda parecer este tipo de tramas. Pero también es una relectura de género que, sin duda, ofrece otra visión de la historia, sus personajes y el desequilibrio de poder que siempre ha habido entre hombres y mujeres.

El silencio del río, de Carlos Tribiño Mamby

La violencia que flota inerte

Oswaldo Osorio

silenciodel

El río de las tumbas es una de las películas más importantes de la historia del cine colombiano, en ella, Julio Luzardo, su director, da cuenta de uno de los principales gestos que define las muecas de la violencia de nuestro país: los cuerpos de las víctimas que son arrojados a los ríos y la advertencia que hacen a la gente que, con miedo e impotencia, los ve pasar a lo largo de las riveras. Continuar leyendo

Burning, de  Lee Chang-Dong

Como ver arder un triángulo

Oswaldo Osorio

burning

Hace casi una década, este ahora prestigiado director coreano hizo una película titulada Poesía (2010). En ella trató de explicar, con palabras, imágenes y por medio de su protagonista, lo que podría ser la definición y expresiones de este sublime y sutil arte. Lo consiguió solo parcialmente, pues tal empresa resulta difícil y hasta pretenciosa. En este, su siguiente filme, de nuevo se ven sus intenciones de crear poesía con sus imágenes, con la relación entre sus personajes y el tono de las situaciones que propicia. Y otra vez se antoja pretencioso y su objetivo solo se cumple parcialmente. Continuar leyendo

Guerra fría, de Pawel Pawlikowski

Porque el desamor conmueve

Oswaldo Osorio

guerrafria

Desde Abelardo y Eloísa, pasando por Romeo y Julieta, hasta llegar a Titanic, las historias de desamor siempre han vendido, pues resultan tan fascinantes y entrañables como las de amor. Tal vez sea ese masoquismo agazapado que tantos llevan dentro o la idealización romántica de los sinos trágicos, quién sabe. El caso es que de Polonia llega esta otra historia de desamor, acompañada del nombre de un director que ya cuenta con algún prestigio, melancolizada aún más con una bella banda sonora y con el tufillo “indi” que le da el ser de época, cuadrada en su formato y con un acabado en blanco y negro. Continuar leyendo

Escuela de Crítica de cine de Medellín

Publicación virtual

portadaecc

La crítica de cine no tiene, al menos en Colombia, la posibilidad de algún tipo de formación más o menos formal que vaya más allá de algún curso o seminario dictado por entidades culturales de forma esporádica y sin continuidad. Los críticos de cine normalmente son autodidactas o, cuando más, derivan este oficio de su formación como escritores, comunicadores o periodistas. De hecho, la crítica de cine ni siquiera está contemplada en alguno de los contenidos de las materias teóricas en los programas de cine o audiovisuales. Continuar leyendo

Cafarnaum, de Nadine Labaki

Ciudadanos que no existen

Oswaldo Osorio

cafarnaum

La ciudad bíblica, en la que alguna vez predicó Jesús y ahora se encuentra en ruinas, le sirve de símbolo a esta película libanesa para hablar de un tema universal: las desventuras de los niños en los sectores marginales de las grandes ciudades. Una historia relatada muchísimas veces en el cine del Tercer mundo, que en el fondo siempre dice lo mismo, pero que marca diferencias en los matices que le da cada entorno y cultura a unas historias y personajes mirados generalmente con la impronta del realismo y la compasión. Continuar leyendo

El vicepresidente, de Adam McKay

El poder fantasma

Oswaldo Osorio

vice

Con un tono en un cruce de caminos entre la sátira, las bromas ingeniosas y la reflexión política, esta película reconstruye la carrera pública de Dick Cheney, el polémico vicepresidente de Estados Unidos durante el mandato de George W. Bush. Rico en recursos narrativos, este biopic no solo resulta una provocadora radiografía de los manejos del poder tras bambalinas, sino del modus operandi de la principal potencia militar de nuestro tiempo, que siempre se ha comportado como la policía del mundo. Continuar leyendo