<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Comunidades indígenas del Cauca corren peligro por guerra entre grupos: van 8 líderes sociales asesinados en 2024

Según denuncian las comunidades indígenas de Caldono, en Cauca, desde 2023 hasta ahora van 60 líderes asesinados en toda la región, por lo que piden más presencia del gobierno nacional.

  • Las organizaciones sociales como el mismo Cric insisten al Gobierno en acelerar los procesos de diálogos con estos grupos armados para frenar el número de líderes víctimas por parte del conflicto armado. FOTO: COLPRENSA
    Las organizaciones sociales como el mismo Cric insisten al Gobierno en acelerar los procesos de diálogos con estos grupos armados para frenar el número de líderes víctimas por parte del conflicto armado. FOTO: COLPRENSA
  • Indígenas del Cauca, bajo el fuego de la guerra entre las disidencias de las Farc y el Eln, marchando por todos los líderes comunales caídos. FOTO: COLPRENSA
    Indígenas del Cauca, bajo el fuego de la guerra entre las disidencias de las Farc y el Eln, marchando por todos los líderes comunales caídos. FOTO: COLPRENSA
23 de enero de 2024
bookmark

Las comunidades indígenas del Cauca enfrentan una grave crisis humanitaria, a raíz de la intensificación del conflicto armado desatado entre varios grupos armados ilegales.

En estos primeros 23 días de 2024 y de acuerdo con cifras entregadas por Indepaz y el CRIC, ocho comuneros fueron asesinados en diferentes partes del norte departamento, seis de ellos eran considerados líderes al interior de sus comunidades.

Le puede interesar: Con misa y actos simbólicos despidieron a Piedad Córdoba en Medellín

Los últimos casos se registraron en Caldono y Toribío, donde un mayor salió ileso tras ser atacado con arma de fuego y otro comunero fue asesinado cuando se movilizaba en motocicleta.

Otra de las situaciones sucedió en el municipio de López de Micay, cuando seis integrantes de la etnia Eperara Siapidara resultaron heridos tras caer en un campo minado instalado por grupos armados al margen de la ley.

De acuerdo con líderes ancestrales de esta zona del país, este incremento de la violencia contra los pueblos indígenas se debe a la abierta confrontación entre las disidencias y el grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Indígenas del Cauca, bajo el fuego de la guerra entre las disidencias de las Farc y el Eln, marchando por todos los líderes comunales caídos. FOTO: COLPRENSA
Indígenas del Cauca, bajo el fuego de la guerra entre las disidencias de las Farc y el Eln, marchando por todos los líderes comunales caídos. FOTO: COLPRENSA

“Vivimos momentos duros, porque la paz total es solo para el Gobierno y los actores armados, ya que en nuestros territorios se registra el asesinato sistemático de mayores, guardias y representantes, incrementándose esta violencia en el inicio de este año. El pasado domingo 21 de enero salió ileso el mayor Patricio Ácalo cuando sujetos dispararon contra su vivienda, ubicada en la vereda El Tarzo, resguardo de San Lorenzo Caldono”, denunció un líder indígena nasa.

Quienes ponen al descubierto esta situación optan por mantenerse en el anonimato, ante el temor de perder la vida y frente al hecho de que las víctimas ejercían liderazgo en sus resguardos y cabildos.

Patricio Ácalo fue uno de los fundadores del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC).

“Otra de las víctimas mortales fue el mayor espiritual José Alirio Chocué Molano, quien fue sacado de su casa, en Pueblo Nuevo (Silvia), para después ser asesinado y así por esta misma línea las víctimas son figuras representativas de nuestras comunidades”, agregó otro de los representantes indígenas consultados.

El clima de violencia que vive el Cauca es producto del enfrentamiento militar de las disidencias y el ELN, que desde 2023 pretende obtener el control de municipios como Silvia, Totoró, Jambaló, Caldono, Santander de Quilichao y otros.

“La compañía Juan Carlos Chilhueso Pazú del ELN busca sacar de Silvia, Totoró y Caldono a los integrantes de la Dagoberto Ramos, de ahí que asesinan a los que consideran sus auxiliadores. Y esto sucede también con este último bando, los disidentes acaban con la vida de quienes consideran amigos de los elenos”, explicaron comuneros de estos municipios.

Entre ese periodo de tiempo y como denuncian indígenas de Caldono, ya son 60 indígenas asesinados, la gran mayoría de casos ejecutados por disidentes, quienes buscan expulsar a los miembros del ELN de esta zona del norte del departamento.

“Ahora somos víctimas de la represión armada de la Dagoberto Ramos, por esa guerra que comenzó con la firma de paz bajo el gobierno Santos. La gran mayoría de víctimas son jóvenes entre 18 y 25 años, así como niños entre los 13 y 15 años, además muchos de nuestros muchachos son reclutados por estas organizaciones armadas ilegales, pero de esto no se habla porque sus familias no denuncian por temor”, denunció un concejal de este municipio, que prefirió mantenerse en el anonimato.

A raíz de este panorama, organizaciones sociales como el mismo CRIC insisten al Gobierno en acelerar los procesos de diálogos con estos grupos armados ilegales para detener los ataques a la población civil, especialmente a los pueblos indígenas.

“Instamos a los gobiernos nacional, regional y local para que tomen medidas en favor de la vida de los comuneros de este territorio para que Colombia sea una verdadera potencia de la vida, ya que nos encontramos en una situación de emergencia humanitaria”, reclamó el CRIC.

También le puede interesar: Gobierno acordó extender el cese al fuego con el ELN, ¿hasta cuándo irá?

“Hacemos un llamado urgente a la comunidad internacional y a los organismos defensores de los Derechos Humanos a realizar una exigencia de respeto por la vida, el territorio de las comunidades indígenas del Cauca”, agregó el mensaje.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD