<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Asonadas son el reflejo del “desespero” de las disidencias: comandante del Ejército en Cauca

En lo que va del mes, los militares han sido víctimas de cuatro situaciones similares en el departamento.

  • Foto ilustrativa de una asonada ocurrida en el departamento del Cauca. FOTO: Captura de pantalla
    Foto ilustrativa de una asonada ocurrida en el departamento del Cauca. FOTO: Captura de pantalla
26 de febrero de 2024
bookmark

“Desespero”, esa fue la palabra que utilizó este lunes el general Federico Mejía, comandante del Comando Específico del Cauca, para explicar los ataques recientes contra sus hombres por parte de pobladores en ese departamento.

“Lo que hemos visto en Caloto se traduce en el desespero de las estructuras al margen de la ley, en este caso de la Dagoberto Ramos, que en su afán por proteger sus cultivos, laboratorios y una minería ilegal, a través de todas estas finanzas criminales, pues la grave afectación que han sufrido en los últimos meses, del año, es lo que los ha tenido supremamente intranquilos, atormentados, muy preocupados y ante este escenario que se viene presentando no acuden sino a una de la prácticas más cotidianas que estamos viendo y es la instrumentalización”, señaló el oficial.

Así lo manifestó Mejía, luego que 15 militares, entre ellos tres oficiales, fueran víctimas de una nueva asonada por parte de un grupo de personas en Caloto (Cauca), quienes los obligaron de esta manera a retirarse de la zona.

El Comando Operativo de Estabilización y Consolidación Apolo se encontraba adelantando tareas de seguridad en la vereda Alto El Palo, del municipio de Caloto, en el norte del Cauca, cuando fueron rodeadas de forma violenta por un tumulto de personas quienes usaron la violencia para sacarlos del lugar.

Los hechos dejaron como resultado tres suboficiales y 12 soldados lesionados por golpes con objetos contundentes, uno de ellos presentó una herida por arma cortopunzante en la cabeza. Los uniformados fueron atendidos en el Dispensario Médico de Cali para su atención médica.

Instrumentalización por parte del EMC

Reportes del Ejército Nacional dan cuenta que solo en el mes de febrero, las tropas han sido objeto de cuatro asonadas en varios municipios del departamento.

El Ejército ha explicado en varias ocasiones que estos hechos son el producto de la instrumentalización de comunidades por parte de grupos armados organizados del Estado Mayor Central en cabeza de ‘Iván Mordisco’.

“Bajo la instrumentalización de las comunidades, estarían siendo empleados como estrategia para impedir el desarrollo de operaciones militares contra el narcotráfico, que a la fecha dejan como resultado más de 25 toneladas de marihuana incautadas, así como la destrucción de laboratorios para el procesamiento de cocaína”, expresó el Ejército.

Agregó que “las operaciones militares son legítimas y coadyuvan a generar condiciones de seguridad y de garantía del goce de los derechos de la población civil”.

“Están preocupados porque son más de 27 toneladas de marihuana destruidas en 55 días corridos del año; dejan el fusil bajo la cama y salen a hostigar y salen a proferir todo tipo de improperios y golpes. Aquí no vamos a parar, si me sacan por el oriente, ingreso por el occidente, si me sacan por el sur, entro por el norte”, afirmó el general Mejía en declaraciones a W Radio.

Frente a este panorama, desde el Ejército anunciaron que interpondrán las denuncias respectivas por el delito de asonada, entre otras conductas punibles que pudiesen configurarse, ante las autoridades competentes.

Asimismo, hicieron un llamado a la comunidad a no obstruir las operaciones militares, ya que esto puede constituir delitos como los consagrados en los artículos 429 y 469 del Código Penal colombiano.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD