El desplazamiento forzado se recrudece en Córdoba y Antioquia

  • Familias enteras, en especial niños, se encuentran en albergues de Puerto Libertador (Córdoba), a la espera de que las condiciones de seguridad mejoren en sus veredas. FOTO Cortesía Defensoría
    Familias enteras, en especial niños, se encuentran en albergues de Puerto Libertador (Córdoba), a la espera de que las condiciones de seguridad mejoren en sus veredas. FOTO Cortesía Defensoría
Por OLGA PATRICIA RENDÓN M. | Publicado el 18 de abril de 2019
Infografía
El desplazamiento forzado se recrudece en Córdoba y Antioquia

Con lo que cabe en una maleta, así salieron desde hace un mes los desplazados de La Caucana, en Tarazá; de las Flechas, en Ituango (ambas en Antioquia); y de varias veredas de Puerto Libertador (en Córdoba) a buscar cobijo en otra parte, porque los grupos armados se disputan el territorio en el que habitan, los amenzan y los dejan en medio del fuego cruzado.

El anhelo de paz fue destruido muy pronto, la presencia de los Caparrapos, el Clan del Golfo, el Eln y las disidencias de las Farc hicieron invivible el campo en el que habitan. El amor a la tierra no fue suficiente para que se aferraran a lo poco que tienen en sus veredas y cogieran trocha arriba o hacia abajo, según tocara, para salvaguardar la vida de los suyos.

Según la Unidad para las Víctimas, ya son más de 2.200 las personas que se han desperdigado hacia las cabeceras municipales o las capitales departamentales más cercanas a buscar cómo levantar el sustento.

La mayoría están agolpadas en Puerto Libertador, donde concurrieron casi 2.000 de ellas, 71 en Ituango y 67 en Medellín.

El 21 de marzo, 121 familias (368 personas) tuvieron que salir de las veredas Santa Rosa, de Puerto Libertador, y La Flecha, de Ituango, por amenazas de un grupo armado ilegal, y llegaron al casco urbano del pueblo.

El 25 del mismo mes, salieron 609 familias (1.738 personas), entre ellas indígenas zenú y embera katios, desde las veredas Riosucio, Rogero, Santa Bárbara, Jagua, Mutatá, Soledad, Tres Playitas y La Ilusión arribando también a la cabecera de Puerto Libetador.

Y a comienzos de esta semana llegaron 18 familias (unas 68 personas) a Medellín, desde La Caucana (tarazá), y ayer llegaron 67 a Ituango, desde Las Flechas.

Los combates

La Fuerza Pública les hace frente a los armados y es precisamente ese enfrentamiento, en un esfuerzo por sacarlos del territorio, lo que deja a las comunidades más expuestas a las balas.

“En lo corrido del 2019, el Ejército ha tenido 59 combates, 25 de ellos en el sur de Córdoba y Bajo Cauca antioqueño, lo que ha permitido evitar acciones criminales contra la población civil, la Fuerza Pública y la infraestructura productiva de la región, logrando así proteger a las comunidades manteniendo la estabilidad de la zona en pro de su desarrollo social y económico”, dice un comunicado de la Séptima División.

Así es la atención

En cada municipio hacen lo que pueden y lo que alcanza con el presupuesto para atender a la población desplazada. Por ejemplo, en Ituango, la comunidad está autoalbergada en la casa de algún familiar o amigo y, de acuerdo con el alcalde Hernán Darío Álvarez, la Alcaldía entregó mercados a quienes se desplazaron; para el resto de la atención acuden a la Unidad para las Víctimas.

“La entidad brinda apoyo económico subsidiario a los municipios afectados por los desplazamientos forzados. Desde el año pasado, debido al incremento de estas emergencias, se destinaron casi 6.500 millones de pesos para garantizar alojamiento, alimentación y subsistencia mínima para casi 5.000 familias, la mayoría procedentes del Bajo Cauca y norte de Antioquia”, explicó director de la Unidad para la Reparación a las Víctimas en Antioquia, Wilson Córdoba Mena.

Solo en Puerto Libertador, y para esta emergencia, han sido destinados 341 millones de pesos, que se han invertido en un kit de alistamiento para el albergue, 730 kit de alimentos, 350 kit de hábitat compuestos por sábanas, toldillos, cobijas, colchonetas, toallas, vajillas y elementos de cocina.

Las familias esperan, más que la ayuda que es urgente y necesaria, poder contar con las condiciones para regresar dignamente a sus viviendas, que el Estado les de las garantías para volver a su territorio.

Contexto de la Noticia

radiografía Defensoría ya había alertado

Este riesgo de desplazamiento masivo ya había sido advertido por la Defensoría del Pueblo en la alerta temprana 083 de noviembre de 2018. Así mismo, en febrero de este año el defensor Carlos Negret visitó visitó seis municipios del Bajo Cauca y del sur de Córdoba y constató el drama humanitario que se vive en la región.

Por eso, cuestionó a la gobernadora de Córdoba, Sandra Devia, quien dijo que los desplazamientos que se han venido dando en el departamento no guardan relación con el conflicto armado, ya que “contraría los deberes estatales de garantía de los derechos humanos e impide concentrar los esfuerzos en una respuesta rápida y efectiva”.

Olga Patricia Rendón Marulanda

Soy periodista egresada de la Universidad de Antioquia. Mi primera entrevista se la hice a mi padre y, desde entonces, no he parado de preguntar.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección