<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Los presuntos pecados que le costaron el puesto al general Romero

  • El general Jorge Horacio Romero se encontraba al frente del Comando de Apoyo de Acción Integral. De la IV Brigada de Medellín fue trasladado a la III División en el Cauca. FOTO Julio César Herrera
    El general Jorge Horacio Romero se encontraba al frente del Comando de Apoyo de Acción Integral. De la IV Brigada de Medellín fue trasladado a la III División en el Cauca. FOTO Julio César Herrera
Por Ricardo Monsalve Gaviria | Publicado el 10 de julio de 2019
2

años estuvo el general Romero al frente de la IV Brigada del Ejército

en definitiva

Este 2019 no ha sido un año fácil para el Ejército colombiano: a las denuncias de la directriz interna que podría fomentar falsos positivos se suma esta investigación por corrupción.

Supuestos favorecimientos económicos por la entrega de salvoconductos para el porte de armas que, al parecer, terminaron en manos de jefes del grupo delincuencial “la Oficina”; además de presuntos casos de corrupción en el manejo de recursos destinados para vehículos y combustible, son las denuncias que publicó la revista Semana y que llevaron a la salida del Ejército del general Jorge Romero.

La decisión de llamar al alto mando militar a calificar servicios—quien se desempeñaba como el actual jefe del Comando de Apoyo de Acción Integral—, fue anunciada ayer por el ministro de Defensa, Guillermo Botero, quien aseveró que Romero tiene dos investigaciones en curso en la Fiscalía por los hechos narrados al comenzar este artículo, razón por la que fue llamado a evaluación, paso previo a “darle la baja”, como se dice en el argot militar.

Frente a la situación, el general Romero se defendió y le dijo a EL COLOMBIANO que de aquello que se le acusa no le cabe responsabilidad, porque esas acciones eran ajenas a su manejo como comandante de la unidad a la que pertenecía en Medellín.

El general Romero se declaró sorprendido con la decisión de Mindefensa: “Consideré a la institución garante del derecho a la presunción de inocencia, como hasta la fecha lo había sido, pero, hasta el último día soy respetuoso de las decisiones de mis superiores y, por eso, acataré la orden como corresponde”, enfatizó.

Su defensa

El general Romero llegó a la IV Brigada de Medellín con todos los pergaminos que un alto mando militar debe poseer para dirigir una de las unidades militares más importantes del país. De hecho, entre los mandos consideran que llegar a esta base, es un paso fijo en su ascenso en la carrera militar que puede catapultarlos a grandes cargos en la jefatura del Ejército nacional.

Por esta unidad han pasado dos de los últimos comandantes del Ejército: los generales Nicacio Martínez y Alberto José Mejía Ferrero.

Una de las acusaciones sobre Romero se da cuando este militar ejerció como máximo jefe de la IV Brigada y está relacionada con la expedición de salvoconductos por los que al parecer hacía millonarios cobros.

Sobre estos permisos para porte de armas, el general dice que no es competencia del comandante de la brigada expedirlos y que los salvoconductos de varios integrantes de la estructura de “la Oficina” capturados el año pasado se expidieron cuando él estaba al frente de la Tercera División del Ejército en Cauca y Nariño.

En la conversación con EL COLOMBIANO, Romero reconoció que sabía de una investigación en su contra adelantada por la Fiscalía Tercera Delegada ante la Corte Suprema de Justicia, pero asegura que no ha sido vinculado formalmente al proceso, el cual se encuentra en indagación preliminar.

Sin embargo, fuentes militares que pidieron reserva del nombre, indicaron a EL COLOMBIANO que estas investigaciones habrían sido el obstáculo para que Romero ascendiera a mayor general el año pasado, y por las que fue enviado al departamento de Acción Integral, unidad encargada de acciones de servicio del Ejército en los municipios del país, funciones distintas a la operatividad en armas a la cual estaba acostumbrado.

Acciones contundentes

La decisión del Ministerio de Defensa de observar disciplinariamente los altos mandos militares no solo cobija a Romero. Botero anunció medidas contra el general Eduardo Quirós, jefe del Comando de Contrainteligencia y habló de la situación de Adelmo Fajardo, subcomandante del Ejército; ambos denunciados por la revista Semana por supuestos actos de corrupción y presión a subalternos.

Entre las acciones está la del traslado del general Eduardo Quirós, encargado de la Contrainteligencia, para adelantar las investigaciones pertinentes sobre las acusaciones que lo señalan de ofrecer dinero y vacaciones a quienes entregaran nombres de aquellos que filtraron los documentos a los medios de comunicación sobre las directrices de aumentar los resultados operacionales de los batallones.

Entre tanto, contra Fajardo no hubo decisiones concretas, Mindefensa solo afirmó que el oficial pidió vacaciones para organizar su defensa a las acusaciones de corrupción.

Sobre lo que está pasando con el Ejército colombiano y sus escándalos, Jhon Marulanda, analista de conflictos armados y consultor militar, afirma que no es una deshonra para la institución como tal, pero sí para cada uno de los oficiales involucrados.

“Estamos hablando de una institución muy grande y lo que pasa con tres personas no puede implicar una deshonra para los más de 200 mil hombres y mujeres que están trabajando todos los días por el país”, explicó.

En relación con el tema, Botero indicó: “No vamos a ser ni indulgentes ni temerarios, pero sí diligentes. Toda nuestra capacidad institucional está al servicio de esos procesos”, y enfatizó en que la presunta corrupción de tres de los mandos no es un punto para señalar a una fuerza que lleva el honor como bandera.

Contexto de la Noticia

Paréntesis capturan a 12 militares activos

En cumplimiento de la política anticorrupción del Ejército, EL COLOMBIANO conoció de la captura de 12 militares activos entre los que hay 8 sargentos y 2 capitanes. Los uniformados estarían presuntamente comprometidos en “actividades irregulares de falsificación de documentos e incumplimiento a los requisitos legales exigidos”.

PROTAGONISTAS más de tres décadas en filas

jorge horacio romero p.
General de la República
Lleva 32 años de servicio en el Ejército nacional. Durante su carrera militar se ha desempeñado como comandante del Batallón de Artillería No. 2 Nueva Granada, en la región del Sur de Bolívar; Comandante de la Décimo Quinta Brigada en Quibdó – Chocó; Comandante de la Séptima Brigada, en Villavicencio – Meta; Oficial Enlace de Colombia ante el Comando Sur de los Estados Unidos en la Florida, EE.UU., subdirector del Comando de Personal y Subdirector de la Escuela Militar de Cadetes.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección