<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Él es Mikhail Krasnov, el ruso que quiere ser alcalde de Tunja

El docente universitario, que tiene el aval del partido de Roy Barreras, es uno de los siete candidatos inscritos que buscan llegar a la Alcaldía de la capital de Boyacá, ¿cómo es que un ruso quiere ser alcalde en Colombia? Esto contó.

  • El ruso Mikhail Krasnov lleva 15 años viviendo en Colombia. FOTO: TOMADA DE FACEBOOK RUSO ALCALDE
    El ruso Mikhail Krasnov lleva 15 años viviendo en Colombia. FOTO: TOMADA DE FACEBOOK RUSO ALCALDE
09 de agosto de 2023
bookmark

Al ruso Mikhail Krasnov lo une una curiosa coincidencia con Tunja, la ciudad en la que vive hace 15 años. Él y la capital boyacense celebran su cumpleaños el mismo día: el 6 de agosto y lo cuenta con orgullo porque, pese a haber nacido a miles de kilómetros de distancia, esta ciudad colombiana se convirtió en su hogar.

Krasnov nació hace 45 años en Sarátov, Rusia, y desde 2008, por un intercambio que hizo en Alemania, llegó a Tunja, ciudad de la que ya no quiere irse. Es tanto su amor por ella que, hace unos días, anunció oficialmente su candidatura a la Alcaldía de Tunja y, de hecho, hasta aval de un partido político tiene para aspirar al máximo cargo de elección popular de la capital de Boyacá.

Su hoja de vida es envidiable: habla seis idiomas (ruso, español, alemán, inglés, polaco y serbo-croata) y tiene cuatro maestrías en Economía, Sociología, Relaciones Internacionales e Idiomas, que le han permitido tener una larga trayectoria en la academia, desempeñándose como decente en la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia. Fue precisamente en las aulas en las que, tras conversar con sus estudiantes, colegas y por su puesto, por sus propias vivencias, le surgió la idea de ser candidato a la alcaldía en las próximas elecciones del 29 de octubre.

El docente se puso en la tarea de recoger firmas en las calles de la ciudad y qué sorpresa la que se llevó, pues recolectó más de las que requería: 32.000, superando el umbral de las 27.000 que necesitaba.

Ya con ellas en sus manos, corrió a registrar su campaña y fue tal la sorpresa que hasta un partido le dio su aval: La Fuerza de la Paz, creado hace poco por el expresidente del Senado y ahora embajador Roy Barreras.

Con firmas y hasta aval, Krasnov se convirtió en uno de los siete candidatos a la Alcaldía de Tunja y su bandera para llegar al Palacio Municipal es la lucha contra la corrupción.

“Mi estrategia es que todos aquellos que consideren que tengo la preparación académica y valores para dirigir esta ciudad le cuenten al vecino, al amigo, a la familia, al que va en el bus... que hay una opción real de hacer las cosas bien, de llegar sin robar, sin burocracia, donde la única maquinaria sea sumercé, sea la ciudadanía trabajadora y decente, esa que hoy está dispuesta a llenar de dignidad esta ciudad”, es uno de los mensajes con los que anunció su campaña en redes sociales.

¿Y cómo va a financiar la campaña? “El ruso”, como cariñosamente le dicen sus cercanos, espera contar con el voluntariado de los estudiantes que lo motivaron a lanzarse a la política, y las donaciones quienes se sientan identificados con su campaña.

“Apuesto a que sale más barato ganar la alcaldía de Berlín que la Alcaldía de Tunja porque acá la política es un negocio. Invertir en la campaña es más costoso que lo que te permite ganar la alcaldía en cuatro años, por eso hacen contratos”, le dijo “El ruso” a El Tiempo.

El docente pujará por la Alcaldía con Jonathan Bosigas, quien cuenta con el aval del Pacto Histórico; Apuleyo Sanabria Vergara, del Partido Demócrata Colombiano; John Carrero, exconcejal de Tunja; César López, quien llegó por firmas; y July Paola Rincón, exsecretaria del Gobierno de Boyacá.

¿Cómo llegó un ruso a Tunja?

Mikhail Krasnov, nació hace 45 años en plena Unión Soviética y es hijo de padre ruso y madre ucraniana. La primera carrera que hizo fue Economía y la cursó en su país natal. A los 20 años, con la caída del muro de Berlín y la apertura de Rusia al mundo, se fue a Alemania a hacer sus prácticas y allí se quedó hasta que un intercambio lo trajo hasta Tunja.

“La primera experiencia de salir de la ciudad me gustó. Luego fui a Alemania a estudiar. Estudié economía y también español. Yo quería investigar, explorar y conocer otra cultura. En 2008 vine a Colombia por un intercambio, porque yo estudiaba español y quería perfeccionar el idioma”, le contó Krasnov al medio bogotano.

Tras varios ires y venires, “El ruso” se quedó en Colombia, país del que ya es ciudadano y razón por la cual puede lanzarse a un cargo de elección popular. A su campaña, por ahora, además de su tiempo y energía, le ha dedicado sus ahorros a la espera de quienes quieran sumarse a su proyecto, que aunque muchos ven con recelo, otros ven como una alternativa a la política local.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*