<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

“Megateo” murió junto a cuatro escoltas y otro quedó herido

  • El líder del Epl Víctor Ramón Navarro Serrano, mejor conocido como “Megateo”, murió en operativos en El Catatumbo. FOTO CORTESÍA
    El líder del Epl Víctor Ramón Navarro Serrano, mejor conocido como “Megateo”, murió en operativos en El Catatumbo. FOTO CORTESÍA
  • El líder del Epl Víctor Ramón Navarro Serrano, mejor conocido como “Megateo”, murió en operativos en El Catatumbo. FOTO CORTESÍA
    El líder del Epl Víctor Ramón Navarro Serrano, mejor conocido como “Megateo”, murió en operativos en El Catatumbo. FOTO CORTESÍA
  • El líder del Epl Víctor Ramón Navarro Serrano, mejor conocido como “Megateo”, murió en operativos en El Catatumbo. FOTO CORTESÍA
    El líder del Epl Víctor Ramón Navarro Serrano, mejor conocido como “Megateo”, murió en operativos en El Catatumbo. FOTO CORTESÍA
Redacción elcolombiano.com | Publicado el 02 de octubre de 2015

En un fuerte operativo desplegado desde el pasado jueves en San José del Tarra, en Hacarí, Norte de Santander, murió el líder del Epl Víctor Ramón Navarro Serrano, mejor conocido como “Megateo”, confirmó el presidente Juan Manuel Santos.

“Quiero felicitar a nuestros hombres que adelantaron esa labor (...) Esa va a ser la prioridad de nuestra Fuerza Púbica, ir en contra de estos delincuentes. Éste individuo (Megateo), se hacía pasar por guerrillero, pero era un delincuente común, un criminal, cabeza de una bacrim que hace mucho tiempo estaba delinquiendo”, precisó Santos.

El ministro de Defensa Luis Carlos Villegas, también se refirió a la caída de este capo del Catatumbo. “Este es uno de los hechos anticriminales más importantes que han llevado nuestras Fuerzas en este año 2015, y tal vez más allá”, afirmó.

El miembro y líder del Epl y capo narcotraficante, tal vez el más importante en Colombia, y dueño de una carrera criminal de varias décadas, con muertos, heridos, corrupción, tortura, presión indebida a poblaciones campesinas y tentáculos en la vecina Venezuela fue dado de baja en un operativo ayer (jueves) entre la Policía Nacional, el Ejército Nacional y la Fuerza Aérea Colombiana”, dijo Villegas.

Según confirma la Policía Nacional, en el lugar fueron halladas cinco personas muertas y una herida, entre los que está el cabecilla y cuatro de sus escoltas. Otra persona que hace parte de su anillo de seguridad fue trasladado a un centro asistencial en Ocaña. La Policía además aseguró que la operación continúa pues podría haber un número mayor de miembros del Epl muertos.

Alias “Megateo” fue ubicado en una finca junto a su anillo de seguridad. La finca era usada, según la Policía, para reuniones de los cabecillas y para el almacenamiento de artefactos explosivos y armas.

En la noche, grupos operativos del Ejército y la Policía llegaron hasta este lugar, con apoyo de la Fuerza Aérea. En medio de una fuerte explosión que se presentó en el lugar, inició un combate con integrantes de la organización de alias “Megateo”, cuatro fueron abatidos, uno quedó herido y otros abandonaron al cuerpo sin vida del hombre más buscado por las autoridades colombianas.

“Megateo” habría estado operando un artefacto explosivo para lanzarlo a un helicóptero de la Fuerza Pública, cuando le explotó y destrozó parte de su cuerpo.

En el operativo las unidades encontraron fusiles, munición, dispositivos electrónicos y documentos para la investigación. También rastros de explosivos que permanecían almacenados en forma rústica.

Cabe recordar que en el pasado mes de agosto en otro operativo también se confirmó la muerte de “Megateo”, pero el general Rodolfo Palomino, director de la Policía Nacional, tuvo que aclarar que “Megateo” estaba vivo y herido.

En contra de alias “Megateo” pesaban 12 órdenes de captura por los delitos de secuestro extorsivo y agravado, concierto para delinquir con fines de secuestro extorsivo, rebelión y homicidio. De igual forma obran en su contra dos sentencias condenatorias, cada una equivalente a 40 años de prisión.

Según la Policía nueve operaciones se hicieron contra alias “Megateo” en los últimos cuatro años hasta dar este viernes con su muerte.

El perfil del capo del Catatumbo

Víctor Ramón Navarro Serrano era uno de los criminales más buscados en el país, por el que ofrecían una recompensa de 5 millones de dólares, el mismo precio que ponen por la cabeza del narcotraficante ‘El Chapo’ Guzmán.

Megateo nació en San Calixto, Norte de Santander, y era considerado como uno de los mayores traficantes de armas y de droga en Colombia, por lo que encabezaba la lista de los más buscados en el país además de estar pedido en extradición por Estados Unidos desde mayo de 2014, por los delitos de lavado de activos y narcotráfico.

Como rasgos físicos particulares se destacan sus 1,70 metros de estatura, ojos verdes, cabello castaño oscuro con entradas pronunciadas, barriga abultada, un dedo mutilado y una cicatriz producto de un tiro recibido en la pierna derecha.

De su familia se sabe poco. Uno de los detalles conocidos es que su padre reside en una vereda de Convención y tendría cuatro hermanos, tres hombres y una mujer. De los tres hombres, hay uno que fue capturado en 2008 por porte ilegal de armas, fuga de presos y falsedad en documento público. Ella, y otro hermano, son docentes.

Su infancia, según algunas personas que lo conocieron, transcurrió de manera normal. No era un alumno aplicado y a duras penas aprendió a leer y a escribir. Sin embargo, en su familia había un tío, integrante de la guerrilla, que lo llevó a unirse a la lucha insurgente desde muy joven.

Abandonados los estudios y la vida de labriego, optó por las armas, el poder, la coca y el oro, pues si hay algo que le fascinó a Megateo por sobre todo lo demás, es ese metal precioso, del que hizo ostentación con gruesas cadenas, relojes, manillas y dijes extravagantes, como el de una pistola 9 milímetros.

El primer hecho delictivo en el que aparece su nombre data de noviembre de 2001, cuando ordenó el secuestro del grupo musical del cantante Alfredo Gutiérrez. Desde entonces, participó en decenas de acciones contra la Fuerza Pública.

En el año 1969, fue creado el Ejercito Popular Liberal (Epl), haciendo presencia en los departamentos de Antioquia, Cesar, Córdoba, Santander, Risaralda, Norte de Santander y Putumayo con aproximadamente 4.000 integrantes. Este grupo inició diálogos para su desmovilización el 26 de febrero de 1991, pero algunos de sus integrantes no aceptaron las negociaciones y siguieron delinquiendo. Entre estos se encontraba “Megateo”, quien para esa fecha tenía 15 años de edad y ya había colaborado labores logísticas de la organización.

La presión de la Fuerza Pública redujo a esta organización a una pequeña disidencia con 100 hombres que se replegaron a zonas rurales de Hacarí, San Calixto y El Tarra, en la región del Catatumbo, donde se dedicaron a promover la siembra de hectáreas de cultivos de coca.

Megateo” se dedicó solo al negocio del narcotráfico, dejando la confrontación armada con las autoridades a un grupo de hombres que se presentan como miembros del frente Libardo Mora Toro, del Ejército Popular de Liberación, Epl.

Su vida como narco

En su faceta como narco, Megateo fue el único que logró sentar en una misma mesa a narcotraficantes puros que operan en la región desde hace muchos años, comandantes de las bandas criminales “los Rastrojos” y “los Urabeños” que ocuparon los espacios dejados por los paramilitares luego de su desmovilización en el 2004 y miembros de la guerrilla de las Farc y el Eln que tienen como zona de incidencia los municipios del Catatumbo.

Megateo gozaba además de gran aprecio entre la comunidad de los municipios de La Playa de Belén, El Tarra, Hacarí y San Calixto, por donde se movía con facilidad. Además de que tendría ‘amigos’ en las fuerzas armadas que le filtraban información sobre las operaciones en su contra.

Las autoridades han señalado en otras oportunidades que su captura de Navarro fue siempre muy difícil porque no tenía residencia fija, no permanecía con escuadras armadas ni tenía campamentos en la selva, lo que impidió operacines aéreas.

Por esta razón, Megateo se movilizaba solo con 4 escoltas, portando consigo una pistola con tres proveedores, dos granadas de mano, un celular y un radio. Casi siempre se movía en motos de alto cilindraje, aunque también le gustaban las camionetas de alta gama.

Algunos desmovilizados han dicho que bebe mucho, es mujeriego y organiza fiestas con regularidad, a las que invita prostitutas que manda a buscar con sus escoltas.

Megateo sufrió uno de los golpes más duros el pasado mes de junio, cuando fue capturada su compañera sentimental, identificada como Yanith del Socorro Sepúlveda Quintero.

“David León”, el nuevo objetivo

Luego de la muerte de “Megateo”, el fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre Lynett, anunció que de ahora en adelante los esfuerzos del ente investigador se enfocarán en alias “David León”.

Según el jefe del ente acusador, “David León” es el segundo al mando de la estructura criminal que dirigía el capo del narcotráfico muerto en las últimas horas en el marco de la operación ‘Solemne’.

De acuerdo con las autoridades, ‘Megateo’ no era el número uno del EPL, él era sólo la imagen más representativa de ese grupo delincuencial. El número uno de la organización que se ha dedicado al tráfico de drogas y al control del narcotráfico desde el Catatumbo, es ‘David León’.

El Ejército también indicó que hay otros hombres que podrían sucederlo como alias “Caracho”, de la comisión de inteligencia; alias “Grillo”, de la seguridad de Megateo; alias Darío, de la comisión de finanzas y político; alias Jeison o Eduardo, de la comisión norte de El Tarra y Mauricio o Pácora, de la comisión de orden público.

Contexto de la Noticia

Para saber más Los hechos más notorios de su actuar criminal

Agosto 14 de 2005: Ataque a una patrulla de la Policía de Ábrego en la vereda Pávez, que dejó como resultado 4 uniformados muertos, el vehículo incinerado y cuatro fusiles Galil calibre 7.62 y un revólver Smith&Wesson calibre 38 hurtados.

Abril 20 de 2006: Ordenó el asesinato de 10 detectives del desaparecido DAS, 6 soldados y un informante que iban en su búsqueda. Los hechos se registraron en zona rural de Hacarí, en un punto entre Mesarrica y Astilleros. Por este crimen, Megateo le entregó dos puchos de cocaína, un reloj de oro y $2 millones, al detective del DAS Carlos Alberto Suárez Reyes, quien filtró la información de la operación en su contra al guerrillero.

Julio de 2008: Dos hombres pertenecientes al círculo más íntimo de su seguridad lograron drogarlo junto a uno de sus escoltas. Pretendían entregárselo al DAS a cambio de la recompensa que las autoridades colombianas ofrecían por su captura. La entrega de Megateo y su escolta se dio a las afueras de Ocaña, donde dos detectives de esa institución los montaron en el platón de una camioneta con el fin de traerlos a Cúcuta. Sin embargo, y dentro de lo que todavía se considera como un misterio, Megateo desapareció en algún punto de la vía que de Ocaña conduce a Cúcuta. Los detectives encargados de su custodia manifestaron en ese entonces que, al intentar recapturarlo, sus armas se habían encasquillado y no habían podido detenerlo cuando este se internó en la maleza.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección