<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Murió el doctor Fabio Restrepo Ángel creador de la Fundación Sanar

  • Familiares, amigos y pacientes lamentan el fallecimiento del doctor Fabio Restrepo Ángel creador de la Fundación Sanar. FOTO Cortesía
    Familiares, amigos y pacientes lamentan el fallecimiento del doctor Fabio Restrepo Ángel creador de la Fundación Sanar. FOTO Cortesía
Luz Élida Molina Marín | Publicado el 04 de febrero de 2021

El médico y oncohematólogo pediatra Fabio Restrepo Ángel, cofundador de la Fundación Sanar, será recordado como un profesional bondadoso, amable y comprometido no solo con su labor como oncólogo sino con el servicio social que siempre prestó a los niños diagnosticados con cáncer. Además trabajó en el Hospital San Ignacio, la Fundación Santa Fe y fue profesor de la facultad de Medicina de la Universidad Nacional.

Con más de 50 años de labor en pro de los menores de escasos recursos, Restrepo Ángel deja un legado en el país. Así lo reconoce su amigo y cofundador de Sanar, Luis Guillermo Ángel, quien recuerda que el doctor Restrepo estudió y trabajó en Francia, y desde que regresó al país siempre tuvo en mente ayudar a los niños que padecían esa enfermedad y su lucha siempre fue por el diagnóstico temprano para poder salvar vidas.

“Era el oncólogo y radiólogo más importante del país, desde que se radicó en Bogotá siempre trabajó en el hospital Lorencita Villegas de Santos y en La Misericordia, en su labor como pediatra siempre fue destacado no solo por profesionalismo sino porque siempre ayudaba a los niños de escasos recursos que, antes de la Ley 100, llegaban a esos centros hospitalarios por caridad, él los atendía sin cobrarles y siempre le pedía a sus pacientes que tenían recursos, dar una parte de su pago en medicamentos para estos menores, así fue como nació Sanar, con la intención de ayudar a esa población”, recuerda.

Ángel también describe al médico como “una persona especial, maravillosa, que tenía siempre en mente el problema de las personas que trataba, no solo en lo relacionado con la parte médica sino con la humana, y con el acompañamiento afectivo a los pacientes y sus familias”.

“En su cumpleaños”, rememora Ángel, “siempre se hacía una fiesta para los menores de la Fundación, para él lo más importante era la felicidad de aquellos que luchaban para vencer la enfermedad, por eso en diciembre siempre teníamos la fiesta por su vida, pero dedicada a los niños”.

Una de sus pacientes, Claudia Gaitán de Caballero, a quien el doctor Restrepo trató hace 44 años, también exalta la calidad humana del especialista. “Era un sabio, y un ser profesional magnífico que tenía un trato humano con sus pacientes increíble, cuando regresé de Estados Unidos para tratarme, estaba con mi madre en el aeropuerto y gracias a sus conocimientos y tratamiento pude superar la enfermedad, era un aventajado y estudioso”.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección