<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Ministro Prada, a detener salidas en falso del Gobierno

El presidente Petro se cansó de los errores en comunicaciones de su gabinete y eligió al MinInterior para apagar el incendio. Habrá ‘retiro’ conjunto.

  • El presidente Gustavo Petro reconoció que hay desconexión en las declaraciones de altos mandos de la Casa de Nariño, por lo que pidió una reestructuración de las comunicaciones. FOTO CORTESÍA
    El presidente Gustavo Petro reconoció que hay desconexión en las declaraciones de altos mandos de la Casa de Nariño, por lo que pidió una reestructuración de las comunicaciones. FOTO CORTESÍA
03 de noviembre de 2022
bookmark

Después de sortear durante 86 días con una serie de polémicas por las declaraciones de varios de sus ministros, el presidente Gustavo Petro por fin reconoció que su Gobierno atraviesa por una crisis interna en el manejo de las comunicaciones. Y, para darle solución a esta problemática, decidió poner en marcha un plan con el que le delegará al ministro del Interior, Alfonso Prada, la responsabilidad de ponerle orden a la Casa de Nariño.

Esta decisión se tomó después del fallido intento por definir los mecanismos de comunicación en el retiro espiritual que Petro lideró en la hacienda Hato Grande el pasado 30 de septiembre. Si bien allí se asumieron compromisos de parte de los jefes de carteras y otros altos funcionarios de Bogotá, el Presidente no vio los resultados esperados, por lo que optó por ordenar un nuevo giro orientado hacia una figura del sistema político estadounidense: el portavoz.

Le puede interesar: Gabinete Petro: ¿la inexperiencia de algunos ministros está pasando factura?

El Jefe de Estado se reunió el pasado martes con un grupo de jefes de diferentes medios de comunicación para hacer oficial este anuncio. Este diario conoció que se trató de una cita que duró más de dos horas y en ella el Mandatario –además de anunciar la nueva función de Prada– reveló que su Gobierno tendrá posturas más laxas frente a temas como a la exploración y explotación de hidrocarburos.

Reto de organizar la casa

La reunión del Presidente con representantes de los medios se centró en una mecánica de diálogo y en la cita las 25 personas presentes conocieron las preocupaciones y salidas a la crisis que el Mandatario tiene en mente para silenciar el cruce de versiones opuestas entre ministros como Irene Vélez (de Minas) y José Antonio Ocampo (de Hacienda), quienes se contradijeron sobre la continuación de la exploración petrolera.

Partiendo de ese contexto de descoordinación interna, el Gobierno aceptó que no sirvió el retiro espiritual realizado a finales de septiembre, por lo que pondrá en marcha una nueva estrategia para ‘desradicalizar’ las opiniones de algunos altos funcionarios de la Casa de Nariño y concentrar los pronunciamientos de temas importantes a ruedas de prensa –semanales o quincenales– que liderará Prada en la Casa de Nariño y en la que habrá rondas de preguntas para los periodistas, similar a lo que hace la Casa Blanca.

Con esto, se busca darle manejo en Palacio a los comentarios disonantes de altos funcionarios y a escándalos como el de la compra de televisores de 27 millones de pesos que se destapó a comienzos de octubre en Palacio.

Además, según los asistentes a la reunión, esta estrategia de contención de las comunicaciones también se puso en marcha por la preocupación que han generado las recientes encuestas que muestran que la imagen positiva del Presidente cayó en menos de tres meses en el poder. Por ejemplo, en la encuesta Invamer de octubre Petro registró una desaprobación del 40%, el doble de agosto cuando la medición se ubicó en 20%.

Paz total, un capítulo aparte

Después de anunciar las nuevas posturas más matizadas, desde Casa de Nariño se señaló que la postura que será inamovible, sin importar los golpes de opinión, será la de la ‘paz total’, uno de los pilares del Gobierno Petro. Al respecto, en la reunión el Mandatario dejó claro que se diseñará un mecanismo jurídico para que grupos ilegales como los de Buenaventura dejen las armas lo antes posible.

Además, aceptó que apoya –desde que fue senador– la versión de entrampamiento de la justicia contra disidentes de las Farc que volvieron a las armas como “Iván Márquez”, con lo que dejó las puertas abiertas a un nuevo diálogo; a esta versión se ha opuesto el exfiscal general Néstor Humberto Martínez, quien insiste que el investigado, incluso por los Estados Unidos, por delinquir era “Jesús Santrich”.

Tras el primer retiro espiritual fallido, está previsto que el Presidente lidere un segundo de estos ejercicios, para darle la nueva línea a los altos mandos del Gobierno.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*