<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Homo Botanicus: un encuentro con la naturaleza en el cine

  • El documental, que ya se encuentra en salas de cine, fue grabado en bosques tropicales colombianos. Plantea la interacción entre hombre, ciencia y naturaleza. FOTO CORTESÍA.
    El documental, que ya se encuentra en salas de cine, fue grabado en bosques tropicales colombianos. Plantea la interacción entre hombre, ciencia y naturaleza. FOTO CORTESÍA.
Por CAROLINA TAMAYO PEMBERTHY | Publicado el 01 de julio de 2019
en definitiva

Homo Botanicus refleja la riqueza natural de Colombia y la relación entre maestro y alumno. Muestra la belleza mientras cuenta cómo la labor de recolección ayuda a la conservación.

Escuchar el caudal de un arroyo mientras al tiempo cantan algunos pájaros. El viento también se hace presente y golpea las copas de los árboles, sus hojas caen y pareciera como si la naturaleza tuviera su propia orquesta.

A través de la gran pantalla, el público puede sumergirse en un bosque andino para descubrir junto al docente Julio Betancur (quien también es curador del Herbario Nacional Colombiano) y su alumno Cristian Castro cómo se realiza una expedición botánica en Colombia.

“Es una experiencia dignificante, las imágenes, el sonido y la historia permiten al espectador tener sensaciones cercanas”, cuenta Cristian.

Homo Botanicus es el nombre que lleva la película que desde el pasado 20 de junio se encuentra en algunas carteleras del país. El nombre se debe a una revelación que sintió su director, Guillermo Quintero, de incluir dos de esas especies que en la cinta convivían en el ambiente: los hombres y las plantas. La idea surgió mientras observaba a los protagonistas apasionados por la inmensidad del monte.

Él considera que más que dar a conocer ese proceso investigativo desde lo racional e intelectual, pretendía conectar a la gente con el entorno natural, el amor por el aprendizaje y el propio ser.

Por otro lado, quería sensibilizar a los espectadores sobre la importancia de conservar las plantas en el territorio y respetar la gran diversidad de flora.

Un proceso largo

Quintero, en el 2001 había sido estudiante de Betancur, pero en últimas, su camino se fijo en otro rumbo y decidió viajar a Francia para realizar estudios en Filosofía.

Lejos de su hogar, comenzó a sentir nostalgia por aquellos momentos que vivió entre plantas. Se empapó también del mundo audiovisual y fue entonces cuando decidió armar maletas y regresar para emprender un nuevo proyecto cinematográfico. El director dice que “la botánica no está alejada de los filósofos”, detalla que a la disciplina incluso se le conocía antes como “Filosofía de la Naturaleza”.

Cuando llegó a Colombia buscó a su maestro. Se embarcó de nuevo en una de sus expediciones y decidió que el relato que quería contar sería desde los ojos de dos personajes reales: Julio y Cristian, quienes representaban esa herencia y pasión que se transmite. Ellos, ni siquiera meditaron el sí, porque era como hacer parte de una tarea muy común y familiar para ellos.

Durante tres años y medio, la lluvia, los moscos y el cansancio no fueron impedimento para que se detuvieran. Eso sí, la cámara no siempre estuvo rodando y hay momentos que ellos hubieran querido mostrarle al público. Sucedió con el encuentro que tuvieron con una planta prehistórica a la que el profesor llama dinosaurio por su antigüedad en el planeta. Se le conoce en el mundo científico como zamia.

“Nos emocionamos al verla, pero la cámara para nuestra desgracia no estaba grabando. Intentamos repetir el momento, pero actuar no era nuestro fuerte”, recuerda Betancur.

El filme ya se ha mostrado en festivales como el FICCI en Cartagena y el Dok Leipzig en Alemania. Ganó, además, el premio a la Mejor Película Internacional en el Torino Film Festival de Italia. La cinta contó con el apoyo de Casa Tarántula (creadores de la cinta Amazona), Señal Colombia, Stank y la agencia Doc:co.

Quintero espera que el filme sea una ventana para que el público se sorprenda con la perfección de cada planta y conozca los científicos que hacen de su labor una aventura.

Contexto de la Noticia

ANTECEDENTES El hombre de las plantas

La película narra elementos de la vida académica y la contribución investigativa del botánico Julio Betancur. En el país, ha recolectado cerca de 20.000 plantas y es considerado como una eminencia en el área. Ha trabado durante 30 años en el Herbario Nacional Colombiano, ha sido docente en la Universidad Nacional en Bogotá y Homo Botanicus es un testimonio de su conocimiento. En Medellín la película se encuentra en las carteleras de cine del Museo de Arte Moderno (Mamm) y del Colombo Americano.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección