<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Una cámara de cine que muestra los sueños

  • El actor mexicano José Carlos Ruiz protagoniza Tormentero, coproducción colombiana de Contravía Films. FOTO cortesía
    El actor mexicano José Carlos Ruiz protagoniza Tormentero, coproducción colombiana de Contravía Films. FOTO cortesía
Publicado el 17 de julio de 2019

El día que Rudesindo Cantarell Jiménez descubrió un yacimiento de petróleo, el más grande de México, su vida le cambió para siempre. Su hallazgo hizo que llegaran compañías petroleras que terminaron con la tradición pesquera de la comunidad. De eso trata Tormentero, reciente coproducción colombiana.

El infortunio del personaje, un chamán que invoca tormentas, comenzó desde 1961 durante una peregrinación de la Virgen del Carmen, el mismo día que vio una mancha brotar del mar.

La nostalgia y amargura de este Rudesindo es narrada con la mirada del director de cine mexicano Rubén Imaz Castro, quien estuvo de paso por Medellín contando su particular estilo “onírico y místico” para encontrar al humano.

Surgimiento
El realizador sintió un sentimiento de tristeza cuando estaba ante la tumba verdadera del protagonista de su historia, antes de escribir el guion.

Con ayuda de lo que le contaron vecinos del pueblo, el cineasta pensó en “convertirse” en una especie de nigromante o brujo, que extrajera con su película el espíritu del cuerpo del protagonista. “No me interesaba hacer una biopic. No quería contar su historia sino captar la vibración de este hombre que cuenta su tragedia”, dice el director.

La forma

Tormentero no sigue una forma comercial, añade, que por lo general tiene un esquema lineal (inicio, nudo, desenlace). En su lugar, él busca ambientes para situar al espectador.

“Quiero usar la cámara como una herramienta que pudiera hacer tiempos y espacios fantásticos, completamente distintos”.

La película se mete en la cabeza del personaje, explora el silencio, los sonidos ambientales, la lluvia, “un universo animista donde se comparte lo vivo y lo muerto, lo pasado y el presente”.

Coproducción

Para lograr su financiación, participó la compañía colombiana Contravía Films, bajo la producción de Óscar Ruiz Navia director de El vuelco del Cangrejo (2009) y Los Hongos (2014)–, con la asistencia de William Vega La Sirga (2012) y Sal (2018)– y Gerylee Polanco, como productora.

“Un poco a manera jocosa dijimos que era una coproducción tropical”, recuerda Óscar Ruiz Navia, debido a que fue financiada en Latinoamérica.

A Imaz le gusta ver su largo como un sueño, similar a El espejo del ruso Andrei Tarkovsky. La cámara se mueve en todo momento, baila, como una borrosa coreografía.

Contexto de la Noticia

PROTAGONISTAS La mirada joven del cine azteca

Rubén Imaz Castro
Director mexicano
Nació en Ciudad de México en 1979. Con su primer largometraje Familia Tortuga (2006) ganó el Coup de Coeur y el galardón principal a mejor película en el Festival de Cine de Toulouse. Su segunda producción fue Cefalópodo (2010) y la tercera Epitafio (2015), Tormentero (2017) sería su cuarta producción cinematográfica.
Ronal Castañeda

Periodista. Estudiante de maestría en Estudios y Creación Audiovisual.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección