<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Un cementerio viejo en San Jerónimo inspiró a Darío Gómez para componer “Nadie es eterno en el mundo”

La canción que le dio fama mundial surgió de una conversación sobre la vida y la muerte al son de unos aguardientes.

  • Darío Gómez escribió su canción más importante en 1989. FOTO: CORTESÍA FACEBOOL DARÍO GÓMEZ
    Darío Gómez escribió su canción más importante en 1989. FOTO: CORTESÍA FACEBOOL DARÍO GÓMEZ
EL COLOMBIANO | Publicado el 26 de julio de 2022

En 1989, Darío Gómez era ya una el Rey del Despecho, el máximo exponente de la música popular en Colombia y uno de los más importantes en el continente. Pero faltaba todavía regalarle al mundo su obra más emblemática: “Nadie es eterno en el mundo”.

Meses atrás de escribir su canción más exitosa, Darío había regresado a su San Jerónimo natal a recorrer sus calles y reencontrarse con viejos amigos. Se sorprendió al saber que el cementerio que había prestado sus servicios fúnebres durante medio siglo había cerrado y que en ese mismo lugar cientos de familias construirían sus hogares.

“El alcalde de ese entonces decidió entregarles el lote a las personas más humildes del municipio para que construyeran sus casitas. Tras conocer el asunto, me reuní con un amigo a tomar unas copas y nos pusimos a reflexionar cómo decenas de personas, de familias, iban construyendo sus casas y sus vidas a medida que iban haciendo a un lado a los muertos. Ahí hablamos y entendimos lo efímero y frágil de la vida y la ingratitud de los vivos hacia los muertos”, dijo Darío Gómez en 2020 recordando aquel momento.

Ese amigo se llamaba Luis Ernesto Gallego y en medio de las botellas vacías le aseguró a Darío que tras presenciar la insignificancia de la vida convertida en polvo y olvido podía escribir una canción memorable. “Sí, y se llamará Nadie es eterno en el mundo”, respondió el cantante a su amigo quien moriría cuatro meses después por problemas respiratorios.

“Nadie es eterno en el mundo” vendió más 60 millones de copias y lo catapultó a estrella internacional al cantar a dúo con Rocío Durcal y Vicente Fernández. Tito Rojas también la inmortalizó y en la cultura popular de América Latina es un himno infaltable sin importar las clases sociales.

Si quiere más información:


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección