<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Michael Jordan entró a la lista Forbes de las 400 personas más ricas de EE. UU.

El exjugador de baloncesto se convirtió en el primer deportista profesional entre las 400 personas más ricas de Estados Unidos.

  • Michael Jordan sonríe con sus ganancias. FOTO @TheDunkCentral
    Michael Jordan sonríe con sus ganancias. FOTO @TheDunkCentral
02 de octubre de 2023
bookmark

Un amplio informe de la revista Forbes indica que gracias a la venta de los Charlotte Hornets, la leyenda de la NBA se encuentra en un momento excepcional y se ha convertido en el primer deportista profesional que figura entre las 400 personas más ricas de Estados Unidos.

Según Forbes, desde que Michael Jordan pisó por primera vez una cancha de la NBA en 1984, empezó a ganar un salario más que alto. “A lo largo de sus 16 años de carrera en la NBA ganó US$94 millones y fue el jugador mejor pagado de la liga en 1997 y 1998. Pero fue fuera de la cancha donde Jordan se distanció de cualquier otro deportista del planeta, ganando unos US$2.400 millones (antes de impuestos) a lo largo de su carrera con marcas como McDonald’s, Gatorade, Hanes y, por supuesto, Nike, donde su último cheque anual por derechos de autor ascendía a unos US$260 millones”, dice la publicación.

Y explica que Jordan se anotó el mayor tanto en agosto, cuando vendió su participación mayoritaria en los Charlotte Hornets a un precio desorbitado de US$3.000 millones. “Incluso si hubiera vendido a la valoración más reciente de Forbes, estimada en US$1.700 millones en 2022, habría sido un golpe para el miembro del Salón de la Fama de 60 años. En cambio, la 27ª franquicia más valiosa de la NBA se vendió por el segundo precio de venta más alto de la historia de la liga y casi 17 veces su valor cuando Jordan se convirtió en propietario principal en 2010”, agrega Forbes.

Así mismo, indicó que tiene un patrimonio neto de US$3.000 millones, y de esa manera Jordan ha entrado en la lista Forbes 400, siendo la primera vez que un deportista profesional figura entre las personas más ricas de Estados Unidos.

Michael es una de las pocas personas que han tenido éxito tres veces”, dice Ted Leonsis, propietario de los Washington Wizards, Mystics y Capitals, que se ha asociado con Jordan en múltiples inversiones y en la propiedad de deportes en el pasado. “Muchos empresarios lo consiguen una vez. Consiguen una gran victoria, se llevan sus ganancias, se retiran y no volvemos a saber de ellos, o intentan algo por segunda vez y no funciona. Él ha tenido tres megaéxitos”, refiriéndose al impacto de Jordan como jugador, propietario, así como al crecimiento de la marca Air Jordan en Nike.

Para Forbes, la posibilidad de que un deportista profesional se convierta en multimillonario sigue siendo muy irregular; “solo tres individuos lo han logrado. Jordan fue el primero en lograr ese hito en 2014, y LeBron James y Tiger Woods le han seguido desde entonces, haciéndolo mientras sus carreras siguen activas. Con los salarios del deporte disparándose y las oportunidades fuera del campo creciendo, seguramente les seguirán más, como demuestra el hecho de que siete deportistas ya han alcanzado los mil millones de dólares de ganancias en su carrera antes de impuestos, gastos y honorarios de agentes”.

Forbes hizo un panorama sobre las ganancias de la superestrella y contó que cuando las primeras zapatillas Air Jordan salieron a la venta al final de su temporada de novato, en 1985, Nike esperaba vender US$3 millones. Dos meses después, la marca tenía US$70 millones en ventas y US$100 millones a finales de año, según un estudio de la Universidad de Temple. Jordan había firmado inicialmente por cinco años, ganando US$500.000 anuales más royalties. En su último informe anual, Nike declaró unos ingresos anuales de US$6.600 millones por la venta al por mayor de la marca Jordan, un 28,6% más que el año anterior.

Agrega la prestigiosa publicación que Nike no fue la única empresa que intentó sacar partido del talento y el carisma de Jordan. “Era una marca antes de que se hablara de seres humanos como marcas”, dice Marc Ganis, presidente de la consultora Sportscorp. “No era Michael Jordan promocionando Gatorade, era Gatorade diciendo: ’Bebe Gatorade para parecerte más a Michael’“.

También cuenta que poco después de su segunda retirada de la NBA, en 1998, Jordan empezó a alejarse de la vida como lanzador de celebridades. Según ESPN, hizo ofertas infructuosas para comprar los Hornets (que luego se convirtieron en los New Orleans Pelicans) y los Milwaukee Bucks. Finalmente, Jordan se unió a un grupo de propietarios liderado por Leonsis que compró los Washington Capitals de la NHL y el 44% de los Washington Wizards, y asumió el cargo de presidente de operaciones de baloncesto bajo el mando del entonces propietario mayoritario de estos últimos, Abe Pollin.

Jordan conservó una pequeña participación en los Hornets, que le mantendrá vinculado al baloncesto, mientras busca su próxima aventura empresarial. A lo largo de los años, Jordan ha incursionado en otros negocios, como concesionarios de coches, restaurantes y, más recientemente, inversiones de capital. Ha comprado empresas como CLEAR, Mythical Games y Dapper Labs, entre otras, así como DraftKings y Sportradar, ambas a través de Leonsis”, informó Forbes.

Por último, Forbes indica que el próximo reto de Jordan, Leonsis espera que la NASCAR ocupe un lugar más importante en su vida empresarial. En 2020, Jordan cofundó el equipo de la Cup Series 23XI Racing con el piloto de Joe Gibbs Racing Denny Hamlin. “Te apuesto a que va a terminar siendo un gran negocio para él también”, dice Leonsis. “Es su competitividad y su deseo de ganar”.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*