<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

Murió Teto Ocampo, el guitarrista de Clásicos de la Provincia

Ayer circuló la noticia, que fue desmentida por la familia del músico. Sin embargo, hoy se corroboró el fallecimiento.

  • Teto Ocampo fue el productor y guitarrista de los discos Los clásicos de la Provincia y La Tierra del Olvido, entre otros. También trabajó en la conducción de un programa de Señal Colombia. Foto: cortesía
    Teto Ocampo fue el productor y guitarrista de los discos Los clásicos de la Provincia y La Tierra del Olvido, entre otros. También trabajó en la conducción de un programa de Señal Colombia. Foto: cortesía
27 de septiembre de 2023
bookmark

Falleció Ernesto ‘Teto’ Ocampo, uno de los más destacados artistas de la música colombiana, con una trayectoria superior a los treinta años y que en los años noventa fue el guitarrista principal de la agrupación La Provincia de Carlos Vives.

Según las primeras informaciones, el músico oriundo de Río Oro en el departamento del Cesar, fue diagnosticado de cáncer hace algunos meses, tras una vida dedicado a la música y las distintas raíces de los sonidos folclóricos de la región norte del país.

Considerado como uno de los grandes guitarristas y arreglistas de Colombia, fue director, compositor y músico en ‘Mucho Indio’, un proyecto en el que trabajó por más de diez años, en búsquedas que lo llevaron por las músicas indígenas, un retornar a la raíz.

Era diplomado del Musicians Institute of Technology en los Ángeles California, pero su quehacer como músico, investigador y compositor los hizo a través del territorio.

Le puede interesar: “Nos da la sensación de que Medellín es un lugar en donde se nos quiere mucho”: Vetusta Morla

Todo esto con una base de guitarra clásica junto a maestros como Daniel Baquero, Chepe Beltrán y Ramiro Isaza.

Fue uno de los productores y guitarristas de los discos Clásicos de la provincia (1993) y La Tierra del Olvido (1995) de Carlos Vives y La Provincia.

También hizo parte de la banda Bloque de Búsqueda, con quien hizo un álbum que fue considerado uno de los mejores de los años noventa, además de realizar el proyecto Manguala.

Trabajó en proyectos como Teto-Guana (2005), Victoria Sur (2006), Colectivo Alejandro Martínez (2008), Mucho Indio (2012), Paz, María Vanedi (2014). Wapapura, Hombre de Barro (2014).

Durante 30 años como sesionista, ha colaborado con artistas como Sidestepper, Maria Mulata, Victoria Sur, Antonio Arnedo, Juan Sebastián Monsalve, Michael Hornstein, Pacho Dávila, Toro Quinteto, Río Son, Iván y Lucía, Banda Dispersa de la Madre Selva y La Barahunda.

Le puede interesar: En Itagüí celebran la otra faceta de Leonardo Favio: la de director de cine

Fue presentador de la serie etno-musical para televisión, Expedición Sonora de Señal Colombia, emitida también en México y Argentina, además de productor musical en las series de televisión cultural El Orígen de los Tiempos y de Pura Cepa, para el canal Capital y Canal 13 respectivamente.

Su exploración como compositor y productor musical de series televisión fue interesante, en realizaciones como Ciudad X, Culturama, Dachi Drua Nuestro Territorio, En Busca del Plato Perdido, A Viva Voz, El Orígen de los Tiempos, entre otras.

Exploró el mundo del teatro, tanto como compositor como guitarrista en nuevas adaptaciones de obras como Esperando a Godot de Samuel Becket para el teatro de la Candelaria (1998), Muerte accidental de un anarquista de Darío Fo, para la Casa del Teatro (2002), Divino pastor Góngora de Jaime Chabaud con Blas Jaramillo-Mapa teatro (2006), El Mundo en nueve guitarras para Mapa teatro (2008), La Casa, adaptación de Cien años de soledad por Esteban García (2009), La Vida es Sueño, de Calderón de la Barca, adaptación de Pedro Salazar (2010), Pillow man de Martin McDonagh para el Teatro Libre (2011), Arimbato de Varasanta (2015).

Fueron más de 25 años de experiencia como docente en la enseñanza de técnica de guitarra, teoría musical, armonía, jazz, historia de la música colombiana e investigaciones sobre músicas indígenas en lo cual tenía una larga experiencia, trabajando para la Universidad Incca de Colombia, Instituto Distrital de Cultura y Turismo ‐Programa Tejedores de Sociedad y Escuela de música Fernando Sor.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*