<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Antioquia se convirtió en la esquina más cotizada

Décadas de atraso en infraestructura vial le restaron al departamento competitividad. Hoy tiene la mejor y más moderna malla vial del país.

  • Antioquia se convirtió en la esquina más cotizada
Antioquia se convirtió en la esquina más cotizada
Por isolda maría vélez h. | Publicado el 17 de julio de 2022

Los abismos a lado y lado de la vía eran una verdadera tortura en el camino hacia Santa Fe de Antioquia hace unos años atrás. Las largas horas en la carretera para transitar apenas los 58 kilómetros que separan a Medellín de esta localidad en el Occidente antioqueño eran el resultado de camiones atascados en las estrechas curvas y tramos en los que apenas sí cabía un solo vehículo. Era todo un tedio soportar la subida al Alto de Boquerón, aquel en el que se erigía la famosa cajetilla de cigarrillos, que para muchos era como la meta volante que poco a poco se iba alcanzando.

Y ni qué decir del tránsito por el temido Cañón de Llorona, entre Mutatá y Dabeiba, un tramo de 10 kilómetros que era el terror de los conductores. Allí, muchas veces obligados por el mal estado de la vía e intentando esquivar los huecos se arrimaban tanto al borde de la carretera que la calzada cedía y los vehículos caían al abismo. Miles de muertos en aparatosos accidentes de tránsito se lloraron en ese punto de la geografía antioqueña, que también estuvo bajo el terror de los grupos armados ilegales.

El salto a la revolución

Los trazos para superar todo ese atraso en carreteras, que marginaban a Antioquia de la competitividad, comenzaron a pintarse en la década de los 90, pero el álgido conflicto armado que golpeaba al país, y específicamente al departamento, hacían lejana su viabilidad. Eran otras las prioridades, así el desarrollo de la infraestructura fuera una punta de lanza para el desarrollo.

Pero el empeño era tal y la necesidad de superar, por ejemplo, viajes de más de 18 horas para llegar a Urabá desde Medellín, impulsaron la génesis de las 4G que ya hoy son una realidad en Antioquia y que disminuirán los tiempos de viaje en casi todos los trayectos que se construyen entre un 40% y 60%.

Esta es la revolución en la infraestructura, como la denomina la ministra de Transporte Ángela Orozco, cada que se refiere a lo que ha significado dejar atrás carreteras de una calzada, con bajas especificaciones, en las que solo se podía transitar a 30 o 40 kilómetros, para dar paso a vías en doble calzada, viaductos y túneles modernos que atraviesan la compleja geografía montañosa y que permiten velocidades de hasta 80 kilómetros. Al gobierno de Iván Duque le correspondió destrabar buena parte de esos proyectos, que al inicio de su mandato estaban en un 26% de ejecución.

Nueva conectividad

Aunque en el país están en ejecución 29 megaobras 4G, el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura ANI, Manuel Felipe Gutiérrez, no duda en afirmar que lo que pasa hoy con los proyectos en Antioquia es quizás el salto más importante en infraestructura después de la construcción del ferrocarril. “De ese tamaño es el salto”, dice.

No solo se trata de que Antioquia quede con la mejor infraestructura del país, agrega Gutiérrez, si no de lo que eso representa en la forma en que se comunica el departamento con el resto del país. Queda con conexiones de alta calidad hacia la Costa Caribe, el Pacífico y el Eje Cafetero.

“Estos proyectos cambian la lógica de la conectividad en el departamento. Por ejemplo, el valle del río Cauca, entre La Pintada y Bolombolo, se va a convertir en ese primer piso de conectividad; el Valle del Aburrá será el segundo piso y el de San Nicolás (Oriente antioqueño) el tercero”.

Al detallar las ventajas de algunos de estos proyectos, Gutiérrez explica que Vías del Nus cambia la conectividad que existía entre Cisneros y la extensión a Puerto Berrío, con la puesta en funcionamiento del puente sobre el Magdalena de casi 2.000 metros de longitud, que mejora la conexión de Medellín hacia el valle del río Magdalena y de ahí con los santanderes o la Costa Caribe.

“Por otro lado, cuando entre en servicio Mar 2, bajaremos el recorrido de 12 a 7 horas al Urabá antioqueño y como consecuencia de eso esta región queda conectada con el centro del país”.

Saliendo de Medellín, Pacífico 1, cuya fase constructiva se estará terminando en unas semanas, reduce el tránsito hacia Bolombolo, pasando de dos horas a 40 minutos, y ahí empalma con Pacífico 2, y luego a Pacífico 3. “Estamos hablando que cuando entre en operación, el recorrido entre Medellín y Pereira será la mitad del tiempo”.

En el centro de todo

Estas vías proyectadas en el plano nacional ponen a Antioquia en el corazón de ese engranaje competitivo. Por aquí pasará gran parte de la carga del país, que se moverá en esas súper autopistas entre los puertos de Buenaventura, Barranquilla y Cartagena y Puerto Antioquia, una vez entre en operación.

En palabras de Juan Pablo López Cortés, gobernador (e) de Antioquia, “estas autopistas lo que hacen es tejer un nuevo mapa de conexión entre los grandes polos de desarrollo, origen y destino del departamento. El transporte, que viene del centro del país, del Pacífico, del Eje Cafetero, puede transitar por todo el cañón del Cauca, llegar a La Pintada y ya no tener que subir hasta Medellín, sino que puede conectar con Bolombolo, a Santa Fe de Antioquia y de ahí conectarse con el Túnel Guillermo Gaviria Echeverri (que se construye en el Toyo) para buscar el Urabá antioqueño, donde vamos a tener infraestructura portuaria”.

Por el lado de la competitividad que representa para el departamento, López Cortés añade que se van a disminuir en gran medida los costos en términos de fletes y de operación de los vehículos. “Por ejemplo, los vehículos que vienen a Medellín de los Santanderes, de Boyacá, o que van a ir hacia Urabá, van a evitar tramos tan complejos como el del Alto de la Quiebra después de pasar por Cisneros, en el que si dos tractomulas se encontraban podíamos pasar horas o incluso el día entero tratando de volver a dar vía”.

Aquí se destaca el hecho de que Antioquia quedará en su red vial con el túnel más largo carretero, el Guillermo Gaviria Echeverri, con 9,74 kilómetros, que acercará al Occidente y al Urabá.

Pero además, esta obra representa el sueño colectivo de la región de más de 50 años para conectar el Pacífico con el Atlántico y poner a Antioquia en el corazón de la movilidad del país.

Infográfico
es el tiempo estimado de recorrido de Medellín hasta los futuros puertos de Urabá.
L
4,5 h

Si quiere más información:

Isolda María Vélez Holguín

Macroeditora Local. Periodista de la U. de A., con especialización en Periodismo Urbano de la UPB. Mi vocación está en lo público. Por eso elegí ser periodista, para darles voz y rostros a las historias que merecen ser contadas.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS