<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Nadal se despidió de Australia
  • AP Rafael Nadal fue eliminado del Abierto de Australia contra todos los pronósticos.
    AP Rafael Nadal fue eliminado del Abierto de Australia contra todos los pronósticos.
  • AP Pese a su experiencia, Nadal no descifró el juego de Jo-Wilfried Tsonga.
    AP Pese a su experiencia, Nadal no descifró el juego de Jo-Wilfried Tsonga.
  • AP Nadal no pudo esconder su sorpresa por la derrota.
    AP Nadal no pudo esconder su sorpresa por la derrota.
  • AP La rusa María Sharapova se clasificó a la final.
    AP La rusa María Sharapova se clasificó a la final.

Nadal se despidió de AustraliaMelbourne, AustraliaEl segundo preclasificado Rafael Nadal fue dominado este jueves por el sorpresivo francés Jo-Wilfried Tsonga, quien se coló a la final masculina del Abierto de Tenis con una victoria de 6-2, 6-3, 6-2.

Nadal, de España y número dos del mundo, jugó bien ante Tsonga, quien ocupa el sitio 38 del escalafón mundial y no había superado la cuarta ronda en sus cuatro torneos anteriores de Grand Slam. Pero el francés estuvo virtualmente insuperable, al disparar 17 servicios as contra sólo uno de uno de los mejores especialistas en regresar servicios.

Tsonga, sin preclasificación, enfrentará al ganador de la semifinal del viernes entre el número uno del mundo, el suizo Roger Federer, y el número tres, el serbio Novak Djokovic.

"Es increíble, simplemente asombroso", exclamó Tsonga. "Nada puede detenerme ahora. Es como un sueño. Cada día es como un sueño. No puedo creer que sea verdad".

No se lo esperaba
"Estuvo imparable, jugando a este nivel imposible", dijo Rafael Nadal sobre su verdugo en las semifinales de Australia, el francés Jo-Wilfried Tsonga, del que no esperaba esa gran actuación.

"No esperaba este nivel ni de Federer", dijo Nadal, quien admitió haberse sentido impresionado por la potencia de su rival. "Es rápido, explosivo, no es real que cada bola que tocaba fuera a mi revés con esa potencia y con una fuerza no habitual. Algunas de sus voleas de su revés fueron increíbles, jugando a ese nivel es difícil pararle y mejor que hoy será difícil que juegue. No puede jugar así siempre".

Nadal dijo que no estaba frustrado y que tampoco sintió impotencia, pero que apenas pudo hacer cambios. "No he podido entrar en el partido, no me daba tiempo, era todo un pim-pam-pum. Ante eso, uno puede sacar mejor, tirar más fuerte de derecha, pero esto es como una balanza  y cuando un jugador está así, el otro baja. En estos casos lo único que se puede hacer es sacar mejor para que el partido se iguale más".

"Entré con las cosas muy claras pero el partido comenzó mal para mi con aquella rotura inicial. Luego ha sido un cúmulo de circunstancias y no ha sido por falta ni de mi lucha, ni de ideas mías", prosiguió.

"Hay que saber perder y ganar con humildad, así que lo mejor que pude hacer es felicitarle y seguir adelante, guardar las raquetas y trabajar aún más", dijo Nadal.

"No es cuestión de suerte que esté en la final después de haber vencido a jugadores como Murray, o Youznhy", comentó Rafa Nadal al serle preguntado si todo había sido fortuna de Tsonga, "pero creo que va a sentir la presión de su primera final de un Grand Slam", añadió sobre el partido que tendrá, bien con el serbio Novak Djokovic o contra el suizo Roger Federer.

Un abella en la final
En tanto, la rusa Maria Sharapova y la serbia Ana Ivanovic disputarán la final femenina del Abierto de Australia luego de salir adelante de sus compromisos del jueves.

Sharapova, quinta preclasificada, superó en las semifinales a una serbia y enfrentará a otra en la final.

La jugadora rusa derrotó en los cuartos de final a la número del mundo, la belga Justine Henin, y mantuvo el ímpetu en las semifinales con una victoria de 6-3, 6-1 sobre la tercera preclasificada Jelena Jankovic.

Ivanovic, cuarta preclasificada, logró la presencia serbia en la final aunque debió entregarse a fondo pues perdió los primeros ocho games ante la eslovaca Daniela Hantuchova, novena favorita. Finalmente se sobrepuso con el marcador de 0-6, 6-3, 6-4 al cabo de dos horas y 10 minutos, cuando Hantuchova dejó la pelota en la red.

Sharapova fue más convincente. Rompió el servicio de Jankovic al abrir el segundo parcial, en el que la jugadora serbia fue tratada de un posible dolor en la espalda. Cuando perdía 3-0, Jankovic recibió otro tratamiento similar. Se tendió sobre una toalla y un masajista le frotó la espalda baja.

"Quería abandonar el partido, pero era una semifinal", dijo Jankovic.

Sharapova llega a su segunda final consecutiva en Australia en su tercer título de Grand Slam. El año pasado fue humillada 6-1, 6-2 por la estadounidense Serena Williams en la final australiana.

Ivanovic jugará su segunda final de Grand Slam después de caer ante Henin en el Abierto de Francia.

En la competencia de sencillos en juveniles, el mexicano César Ramírez fue eliminado en los cuartos de final por el australiano Bernaard Tomic con una derrota de 6-4, 6-3.

Ramírez recibió un premio de consolación cuando avanzó a la final de los dobles juveniles al vencer en compañía del canadiense Vasek Pospisil a los chinos Wu Di y Zhang Ze por 6-4, 6-4.