<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Luis Lacalle, de la derecha, sería el nuevo presidente de Uruguay

  • Luis Lacalle Pou es hijo del expresidente Luis Alberto Lacalle. En 2014 intentó llegar a la presidencia, pero perdió en segunda vuelta contra el saliente mandatario Tabaré Vázquez. FOTO AFP
    Luis Lacalle Pou es hijo del expresidente Luis Alberto Lacalle. En 2014 intentó llegar a la presidencia, pero perdió en segunda vuelta contra el saliente mandatario Tabaré Vázquez. FOTO AFP
Por Juliana gil gutiérrez | Publicado el 26 de noviembre de 2019

Podría estar a horas de seguir el ejemplo de su padre y convertirse en presidente de Uruguay. Esa es la historia de Luis Lacalle Pou, el candidato de la coalición de derecha al Ejecutivo de ese país quien sería el tercer hijo de un exmandatario en convertirse en presidente.

A Lacalle, un hombre de 46 años, alineado con la derecha moderada, abogado y exsenador, le restan tres días, hasta el jueves, cuando la Corte Electoral termine el escrutinio y defina quién se quedó con la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del domingo.

Hasta ahora, es el virtual ganador. El conteo de votos arrojó una diferencia de 28.666 sufragios, el 1,2 % del total, entre Lacalle y Daniel Martínez, candidato del Frente Amplio, quien representa la apuesta de la izquierda por sumar un cuarto mandato.

Por ese estrecho margen, solo el escrutinio determinará quién llevará las riendas de Uruguay durante los próximos cinco años, desde el primero de marzo de 2020. Martínez se niega a reconocer la derrota, mientras Lacalle el domingo detuvo, por un momento, la celebración del triunfo en su sede.

Rostros de la contienda

Solo dos expresidentes de Uruguay heredaron de su familia el poder y la vena política. Para hacer el recuento hay que remontarse a 1903, cuando José Batlle y Ordóñez, hijo del general Lorenzo Battle, llegó al Ejecutivo. El segundo es más reciente, es Jorge Batlle, mandatario entre el 2000 y 2005 e hijo de Luis Batlle (1947 a 1951).

Lacalle, por su parte, intentó llegar a la presidencia dos veces y la segunda podría ser la vencida.

En 2014 logró ir al balotaje contra el saliente mandatario Tabaré Vázquez, quien padece cáncer y lucha contra el tiempo para cumplir su meta de entregar el poder. Ese año 270.364 sufragios lo separaron de Vázquez, quien tuvo una victoria holgada marcada por la sombra de Pepe Mujica, mandatario entre 2010 y 2015.

Como lo relata el periódico El Observador, Lacalle fue un estratega desde sus tiempos de precandidato: creó equipos de trabajo, hacía simulaciones de sucesos que podrían presentarse en la presidencia y, tras la primera vuelta, sumó las fuerzas de derecha.

Cinco años después y en una contienda sin precedentes en este siglo, la balanza se inclina a su favor, mientras su oponente Daniel Martínez necesitaría un cambio de tendencia en las estadísticas.

Un estrecho margen

El inconveniente, dice el profesor de relaciones internacionales de la Universidad Javeriana, Egoitz Gago, es que Uruguay pasa por un empate técnico a pesar de que los sondeos arrojaban una amplia ventaja de Lacalle. Y es que, si bien Martínez tuvo la mayoría en la primera vuelta (39,17 % contra el 28,59 % de Lacalle) este último tenía más posibilidades de ampliar sus electores, creando una coalición.

Encuestadoras como Cifra o Equipos Consultores daban una diferencia de 6 u 8 puntos a Lacalle sobre Martínez: todo por los votos que podría haber sumado con alianzas políticas. Al final, este martes y a la espera del escrutinio, esta resta es de solo 1,2 %.

A diferencia de otros países de la región como Bolivia, que también tuvo una definición estrecha semanas atrás, la calma impera en Uruguay. La explicación, afirma el profesor de política comparada de la Universidad Católica de Argentina, Fernando Domínguez, está en la robustez de sus instituciones.

“El sistema se ampara en la confianza de los votantes. A nadie le sorprende que para la definición electoral falten hasta cuatro días. No hay desórdenes fuertes o un colapso económico. Es un país que se ha dado históricamente a la negociación, una rareza en Latinoamérica”, afirma.

Si la tendencia se mantiene, el resultado del jueves confirmaría la salida de la izquierda del poder con un Frente Amplio que sumó tres mandatos consecutivos y ve una pausa en su hegemonía en el país ante una centroderecha creciente.

Contexto de la Noticia

radiografía las apretadas elecciones

En la segunda vuelta de los comicios presidenciales de 1994, Julio M. Sanguinetti, del Partido Colorado, ganó contra Alberto Volonté, del Partido Nacional, con una diferencia de solo 23.044 votos, según el escrutinio de la Corte Electoral. Sanguinetti fue el encargado de suceder en la presidencia a Luis Alberto Lacalle, padre de Luis Lacalle, quien este martes se perfila como el más opcionado a quedarse con la presidencia de Uruguay para el periodo 2020 - 2025.

Juliana Gil Gutiérrez

Periodista internacional, amante de los perros y orgullosa egresada de la facultad de Comunicación Social - Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección