<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Huracán Ian, ya de categoría cuatro y “extremadamente peligroso”, dejó a los cubanos sin luz

El huracán llegará este miércoles al estado de la Florida en los Estados Unidos y se prevén “inundaciones catastróficas por marejadas.

  • Los vientos del huracán alcanzaron velocidades de los 200 kilómetros por hora. FOTO EFE
    Los vientos del huracán alcanzaron velocidades de los 200 kilómetros por hora. FOTO EFE
AFP | Publicado el 28 de septiembre de 2022

El huracán Ian se fortaleció y alcanzó la categoría cuatro, en una escala de cinco, en su rumbo hacia Florida (Estados Unidos) este miércoles, donde los pronósticos auguran vientos “devastadores” después de que a su paso por Cuba la tormenta dejara dos muertos y millones de personas sin electricidad.

Se esperan inundaciones catastróficas por marejadas ciclónicas hoy a medida que Ian desembarca en el suroeste de la península de Florida”, señaló el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC) en la mañana de este miércoles en su cuenta de Twitter.

A las 05H00 a.m. (09H00 GMT) se emitió una orden de evacuación para una docena de condados de la costa de Florida, con una recomendación de evacuación voluntaria para varias otras localidades, según los servicios de emergencia.

Casi de forma simultánea el NHC informó que “Ian se ha fortalecido para alcanzar la extremadamente peligrosa categoría cuatro”.

Según los datos más recientes, del avión Hurracan Hunter de la fuerza aérea, los vientos máximos sostenidos han aumentado hasta alcanzar los 220 kilómetros por hora.

Lea más: Huracán Ian tocó tierra en Cuba y tiene a Florida en alerta

Está pronosticado que la tormenta toque tierra el miércoles y que avance por Florida para volver al mar por la costa del oeste de este estado del sur de Estados Unidos a finales de jueves.

El NHC había advertido que se esperan “una marejada ciclónica que suponga un peligro para la vida en la costa occidental de Florida y en los Cayos bajos de Florida”, con vientos “devastadores” en el centro del huracán. “Se esperan inundaciones catastróficas en varias zonas del centro de Florida”, añadió.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, declaró el lunes estado de emergencia en decenas de condados y en la noche del martes advirtió a quienes están en las zonas que se proyectan como las más afectadas que el “tiempo de evacuar se está agotando”.

“Es necesario evacuar ahora. Van a comenzar a sentirse impactos importantes de la tormenta relativamente pronto”, dijo.

Entérese: ¿Por qué el Caribe colombiano está en riesgo por el ciclón tropical Two?

La administradora de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias estadounidense (FEMA), Deanne Criswell, se expresó en el mismo sentido: “Si las autoridades locales le dicen a la gente que evacué, por favor escúchenlos. La decisión que tomen puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte”, agregó.

Para Chelsea Thompson, de 30 años, la ansiedad aumentaba mientras ayudaba a sus padres a parapetar su hogar, situado en la zona obligatoria de evacuación.

“A medida que se acerca, obviamente como lo que es desconocido, la ansiedad sube”, contó.

El Pentágono movilizó a 3.200 guardias nacionales y hay otros 1.800 efectivos en camino.

Las autoridades de varios municipios distribuían bolsas de arena para ayudar a los habitantes a proteger sus viviendas.

Cuba a oscuras

En su paso por Cuba el huracán alcanzó categoría 3 y dejó a la isla sumida en la oscuridad tras provocar un apagón generalizado y dos muertos en la provincia de Pinar del Rio.

“No hay servicio eléctrico en ninguna zona del país en estos momentos”, dijo el martes por la noche Lázaro Guerra, director técnico de la estatal Unión Eléctrica.

El huracán tocó tierra en la madrugada en la provincia de Pinar del Río, oeste de Cuba. Allí los medios estatales reportaron dos muertos.

En camino a San Juan y Martínez, a 190 km de La Habana, uno de los lugares más golpeados y zona de plantaciones de tabaco en Pinar del Río, se veían cultivos anegados, árboles arrancados y cables tirados por todos lados, constataron periodistas de AFP.

En la población Consolación del Sur, Caridad Fernández, un ama de casa de 65 años, contemplaba el desastre en el umbral de su hogar inundado, con colchones mojados. Las tejas francesas se fueron con el huracán.

“Todo lo tenemos dañado, pero lo que hay es fe en mantener la vida, y eso lo tenemos. De todo se sale, menos de la muerte”, dijo la mujer con ojeras tras una larga noche.

El tabaquero Yuslán Rodríguez, de 37 años, recorrió nueve casas de tabaco casi destruidas, incluida la suya.

“No sé qué vamos a hacer este año con la campaña (siembra )”, dijo desconsolado. “No es esta casa de tabaco, son todas las casas de tabaco de Consolación del Sur”.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección