<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Tambalean los reyes del cuidado íntimo femenino?

  • Así como las mujeres y sus hábitos de consumo han cambiado, los métodos para la protección de la menstruación han venido evolucionando a lo largo de los años. Foto Edwin Bustamante
    Así como las mujeres y sus hábitos de consumo han cambiado, los métodos para la protección de la menstruación han venido evolucionando a lo largo de los años. Foto Edwin Bustamante
Publicado el 28 de septiembre de 2020
Infografía
¿Tambalean los reyes del cuidado íntimo femenino?
63,3 %

es la participación de mercado de Grupo Familia en Colombia: Euromonitor.

Abandonar los dispositivos de un solo uso para proteger el medio ambiente y generar una mayor comodidad a las mujeres durante su periodo menstrual son las premisas para cambiar el modelo de protección sanitaria. O, por lo menos, para hacerlo repensar.

Es un asunto que quedó en evidencia con la entrada del mayor jugador del segmento del país, Nosotras, de Grupo Familia, en los panties absorbentes, después de tres años de estudiar la introducción de este nuevo producto en su portafolio, en un mercado dominado hasta ahora por emprendimientos como Somos Martina, Selem, Natural Intimate y Femmeie.

Así, pareciera que las toallas higiénicas y los tampones han encontrado en la copa menstrual y los panties absorbentes una competencia disruptiva e innovadora, desde la concepción de producto e, incluso, en su regulación al no requerir registro Invima.

¿Y cómo está el segmento?

“El sector de protección íntima viene en ascenso y este tipo de innovaciones obedecen a tendencias en las que los consumidores se están trasladando a bienes novedosos y eficientes; este es un claro ejemplo de cómo un producto trasciende de su categoría original”, afirmó el director de la Cámara de Cosméticos y Aseo de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), Juan Carlos Castro.

Sobre esta diversificación, la profesora de Eafit Laura Gallego aseguró que “es muy importante que desde el mercado se puedan encontrar más opciones para que las mujeres vivan cotidianamente con la menstruación, pero también es necesario poner una agenda de la salud sexual y reproductiva de la mujer, no crear tabúes alrededor de la salud femenina y de lo que implican la higiene y los medios para esta necesidad”.

La experta destacó que estas disrupciones deben invitar a la reflexión sobre quiénes acceden a estos productos: “Se ofrecen a las mujeres, que tienen menores ingresos en el país y a un porcentaje de ellas aún menor (con ingresos estables y altos); lo realmente revolucionario sería que estas soluciones pudieran llegar a más gente y tuvieran en cuenta el costo no solo de oportunidad, sino de comprar este tipo de alternativas, de manera más equitativa y asequible”.

Hasta ahora, los jugadores más importantes en la protección sanitaria en Colombia parten de una representación mayoritaria de Nosotras, de Grupo Familia, que pocos conocen como Essity AB, con 63,3 % del mercado.

A esta marca le siguen Johnson y Johnson, identificado como Stayfree, Carefree y O.P., con 17,2 %; y Kimberly Clark, compañía reconocida por sus productos Kotex, con 15,3 %, según datos de la firma de estudios de mercado Euromonitor (ver Gráfico).

Así, la actividad está valorada en 210,7 millones de dólares, y se prevé aumente a 240 millones en 2024; aunque todavía no se muestran los efectos del uso de estos nuevos productos, que ya se han popularizado, pero aún no están siendo medidos estadísticamente en el país.

Interiores absorbentes

El mercado estaba concentrado en emprendimientos. Somos Martina, por ejemplo, cumplió su primer año en marzo de 2020. Juliana Villegas Currea, quien lidera esta apuesta empersarial, contó que conoció esta alternativa hace por lo menos cuatro años en Estados Unidos, por una necesidad de uso personal al no ajustarse a la copa y tener una iniciativa más sostenible. Y así se decidió a fabricarlos en el país.

La empresa ya vende entre 700 y 900 calzones o unidades, una cifra potenciada por la cuarentena que le abrió el camino a la prueba de producto a mujeres que estaban temerosas de una posible mancha en la calle o la oficina. Esa cifra multiplica las de antes de la covid-19 por 6.

Este emprendimiento contempla modelos para flujo leve, medio y abundante. Individuales valen 65.000 pesos, los superabundantes son a 75.000, y hay un combo de tres por 180.000.

La mira ahora está en mujeres posparto que no pueden usar ni tampones ni copa y quienes duran un periodo importante posterior con sangrando; y en la incontinencia urinaria leve. En 2021 habrá unos desarrollos para niñas y el modelo tanga, para combinar con copa, o para flujo leve.

También está la invención de la mercadóloga y diseñadora de modas Lorena Mahecha, con Selem, Natural Intimate de febrero de 2019. Nació después de que Mahecha hiciera una investigación para su tesis de especialización en Desarrollo de Producto en la Universidad Nacional.

Su producto es 100 % colombiano, desde los tejidos hasta la confección. El producto no se concibió como una competencia con la copa, el tampón o las toallas, sino como una manera de “ampliar el portafolio de productos menstruales con uno que nos hiciera sentir más libres”, u ofrecer una alternativa a productos “que no se ajustan al cuerpo o que pueden llegar a generar alergias por la sensibilidad en la piel”, explicó.

Vende entre 80 y 100 unidades mensuales y entre sus modelos tiene productos para complemento (25.000 pesos), flujo leve y medio, desde 55.000 pesos; y tiene un combo de tres por 149.000 pesos.

Además está Femmeie, un emprendimiento de Isabela Jaller Ospina, que con 17 años puso su idea en ejecución desde junio de 2020, con ahorros provenientes de la venta de otros productos como cosméticos y jabones.

Una iniciativa cómoda y sostenible porque su duración es de 2 a 3 años según el cuidado. Sus precios van desde 45.000, a un combo por tres de 130.000 pesos. Los productos son importados desde Estados Unidos, pero la expectativa es iniciar su desarrollo para hacerlos localmente; en promedio mensual vende 50 unidades.

Sobre el ingreso del gigante a este mercado dice: “Es muy bueno que este tipo de producto pueda competir con una marca grande en relación calidad-costo, y es una oportunidad para seguir adelante y no dejarse menospreciar por no ser una marca tan reconocida. Todos podemos aportar, más que un negocio es una forma de aportar a medio ambiente y la comodidad” (ver Claves).

Un “nuevo” viejo jugador

A este joven mercado entró Nosotras. Víctor Hugo Sarmiento, gerente del negocio Cuidado de la Mujer, de Grupo Familia, aseguró que el paso se dio después de tres años de estudiar el segmento.

La prenda llega a cubrir una parte del mercado que representa el 35 % de las ventas en América Latina y el Caribe (excluyendo Brasil) del Grupo Familia, que fue avaluado en unos 300 millones de dólares el año pasado.

La perspectiva de la compañía es lograr ventas entre 2.000 millones de pesos y 4.000 millones en el primer año de puesta en Colombia, teniendo como clave que el propósito es “entregar esa promesa de seguridad, tranquilidad y confianza a las consumidoras”.

La promesa se suma a una mayor sostenibilidad, pues se prevé que disminuye en 82% el impacto al medio ambiente y genera un 90% menos de desperdicio comparado con el uso de 100 toallas higiénicas de Nosotras. El producto es importado y se comercializa por 92.000 pesos inicialmente solo por el canal digital propio de la marca, para después llegar a otros comercios electrónicos y una etapa final en tiendas físicas.

Si bien, el mercado de la ropa interior absorbente es joven en Colombia ya hay varias marcas que están dedicadas a ofrecer precio, comodidad y calidad en varias presentaciones que compiten por el voz a voz, el consumo y la cobertura de esta necesidad biológica femenina.

Contexto de la Noticia

CLAVES Del uso de panties absorbentes

5
Debido a que son soluciones que trascienden un solo uso, disminuyen los deshechos.
4
La solución presenta ahorro de largo plazo, pues dura hasta 3 años, según el cuidado y uso.
3
Los diseños usan varias capas y las promesas pasan por absorción, antibacteriales y antifluidos.
2
Pueden exigir lavado con jabón suave; otros resisten tratamiento con vinagre y bicarbonato.
1
El éxito depende de cada cuerpo. Sirve como complemento, para flujo leve, medio o abundante.
Natalia Cubillos Murcia

Editora de Economía de El Colombiano. Amante de las buenas y nutridas conversaciones, la música y los viajes.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección