language COL arrow_drop_down

Caída récord del empleo desde 2001

En abril, la tasa de desempleo fue de 19,8 %. Para expertos, el comercio es clave para la reactivación.

  • La tasa de desempleo llegó a máximo histórico en abril. FOTO: Robinson Sáenz
    La tasa de desempleo llegó a máximo histórico en abril. FOTO: Robinson Sáenz

Histórica. Así se define la caída del empleo que se vio en el mercado laboral colombiano durante abril, mes en el que 5,37 millones de personas dejaron de estar ocupadas, pues se reportaron 16,5 millones de activos, que están por debajo de los 21,8 millones que se registraban para el mismo lapso de 2019.

Esto según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), que dio a conocer los datos a través de su Gran Encuesta Integrada de Hogares, en la que nunca había observado tal caída desde que empezó a realizar la medición en el 2001.

De hecho, hablando estrictamente de desempleo, la tasa se ubicó en 19,8 %, siendo la más alta de la que se tenga registro. Mientras en abril del año pasado la población desocupada totalizaba 2,5 millones de personas, en el mismo período de este año ascendía a 4 millones.

Siguiendo la tendencia nacional, para Medellín y el área metropolitana también hubo un considerable aumento en la tasa de desempleo, pues en el trimestre móvil febrero-abril esta se ubicó en 17,3 %, reportando 335.000 desocupados, en tanto que en esos mismos tres meses del año pasado el promedio había sido de 12,7 % con 261.000 personas sin trabajo (ver Gráfico).

No obstante, a diferencia del país en general, el resultado del Aburrá no es el más alto del que se tenga registro. De hecho, hay 11 trimestres que tuvieron una tasa de desempleo mayor y ese listado lo encabeza el período enero-marzo de 2001 cuando esta se ubicó en 20,6 % con 298.000 paisas sin empleo.

Panorama

Estos datos desataron todo tipo de reacciones, pues, aunque se esperaba un fuerte impacto al mercado laboral en abril debido a que hubo un confinamiento total, para algunos fue sorpresivo.

Por ejemplo, Luis Fernando Mejía, director del centro de investigaciones económicas Fedesarrollo, aseguró: “Las cifras publicadas por el Dane a nivel de empleo dan cuenta de una catástrofe. Se perdieron (casi) 5,4 millones, equivalentes al 25 % de las vacantes totales en el país”.

De acuerdo con Mejía, si esas personas que salieron del mercado laboral, muchas de ellas obligadas por el confinamiento, hubieran continuado buscando empleo, la tasa de desempleo no hubiera sido del 19,8 %, sino del 32,9 % (ver Para Saber Más).

Pero, ¿por qué?, según explicó el director del Dane, Juan Daniel Oviedo, durante la presentación de los resultados del mercado laboral, para que en la medición se considere a una persona como desempleada, esta tiene que cumplir con tres requisitos: no estar ocupada en la semana que es consultada, haber hecho diligencias para buscar empleo en las últimas cuatro semanas o en los últimos doce meses, o dado el caso, estar disponible para empezar a trabajar si recibía una oferta.

Y más allá de esto, una vez conocido este reporte Mauricio Santamaría, presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), apuntó que esta destrucción del mercado laboral le significa al país que cerca de 6 billones de pesos en ingresos de los hogares se hayan “esfumado”.

“Es una situación trágica. En dos meses borramos 20 años. Necesitamos seguir reabriendo la economía. Este golpe muestra que la coyuntura sí es grave, incluso más de lo pensado. Nos vamos a quedar en el peor de los mundos: con la economía destruida y el pico de la enfermedad tarde”, añadió Santamaría.

En ese sentido, Mauricio López González, coordinador del grupo de Macroeconomía Aplicada de la Universidad de Antioquia, apunta que no va a ser nada fácil recuperar el mercado laboral ni que quienes salieron de este vuelvan a encontrar empleo. “Ni en dos, ni en tres meses el trabajo va a volver a ser como hace un año. Muchas veces quienes pierden el trabajo son los que viven en condición de vulnerabilidad, y esto podría hacer que se retroceda en años de progreso en reducción de pobreza”, considera López.

Las posibles soluciones

Andrés García, profesor de la Escuela de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad EIA, dice que lo más riesgoso es que hubo duras caídas en la población ocupada en el sector comercio (-12,2 %) y manufacturas (-18,3 %), siendo que estos son dos de los motores de generación de vacantes laborales en Medellín y en todo el país.

Y a pesar de que esto representa un momento difícil, para los expertos consultados por EL COLOMBIANO la ‘cura’ puede estar por la misma vía en la que está la enfermedad.

Por ejemplo, Luis Fernando Ramírez, investigador económico de la Universidad Sergio Arboleda, apunta que para la reactivación hay que ponerle las fichas al comercio “sin ninguna duda”, porque es el que más mueve personal en Colombia.

Esto lo corrobora el Dane, pues en las cifras de población ocupada según ramas de actividad entre febrero y abril, el comercio lidera con 3,6 millones de personas, seguido por agricultura con 3,2 millones, atención de la salud humana con 2,2 e industrias manufactureras con 2,1.

En esta misma línea, García (de la Universidad EIA), dice que es clave una rápida apertura del sector comercio para que este retome su ritmo, y añade que los servicios unipersonales como las peluquerías también podrían ser pilares para la reactivación.

Y justamente, quien lidera el gremio de los comerciantes, Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, advirtió que la actual tasa de desempleo es un “campanazo de alerta” para que la preocupación de los alcaldes no sea solo la salud física, sino también la economía y las empresas.

En línea con este planteamiento, el equipo de investigaciones económicas de Bancolombia asegura que “en este contexto adverso del mercado laboral, la reactivación económica será la clave que evite una mayor profundización del impacto de la contingencia en los ingresos y el bienestar de los hogares”.

Partiendo de que esta recuperación de la dinámica económica se dé gradualmente, el Banco de la República, en su más reciente Informe de Política Monetaria, prevé que en el tercer trimestre (julio-setiembre) el mercado laboral tendrá un leve repunte. Por ahora, la desocupación apremia en la agenda nacional.

Infográfico
Diego Andrés Vargas Riaño

En mis bolsillos hay una grabadora y unos audífonos; en mi mente, amor por el periodismo.

Te puede interesar